Actualización del estado de las líneas temporales y un poco más de tiempo para seguir trabajando

Estas semanas atrás, como ya habéis visto, han sido intensas. Se ha desmontado por completo el detonante que habíamos explicado en el artículo anterior, así como detonantes menores que podían ser usados como planes B, C o X para poner en marcha aquello que ya hemos explicado que estamos intentando retrasar. Ahora entraremos en una época, semanas, de relativa calma, ya que, para volver a iniciar todo el proceso de encontrar otra “chispa” (o revitalizar la misma) que detone otro proceso, que sea capaz de iniciar una confrontación o situación entre las mayores potencias mundiales, les hará falta un nuevo tiempo de preparación “mental”, y luego un tiempo de activación a nivel etérico, y luego finalmente una acción en el plano físico. Así que seguiremos observando y seguiremos monitorizando cual es el siguiente movimiento que se da por parte de aquellos en control y de las razas que los gobiernan.

Tiempo para seguir subiendo a sub-niveles superiores

Bien, con este tema aparcado una corta, aunque agradecida, temporada (si no pasa nada y si no traen refuerzos de otros lados que pudieran desequilibrar de nuevo la balanza), podemos ceñirnos a repasar el estado de la situación para aquellos que se encuentran en la línea 42, y que necesitan seguir subiendo de nivel como parte de su proceso de crecimiento y evolución, así como aquellos que se encuentran en la línea 33 y que, aunque ya no puedan pasar a la 42, pues la distancia energética-vibracional-frecuencial es enorme (es el equivalente a tener que saltar un foso de un kilómetro solo con el impulso de los pies), pueden seguir subiendo de subnivel dentro de la línea temporal en la que están, para minimizar la alineación con las corrientes, octavas y procesos energéticos más densos, caóticos y complejos de esa línea.

Como habíamos explicado en artículos anteriores (y para todos aquellos que os estáis incorporando al blog recientemente, es más que recomendable leerlos, al menos desde enero del 2017, que es cuando empezamos intensamente a seguir el cambio de los procesos de las líneas temporales), a partir del subnivel 5 de la línea temporal 42 uno puede considerarse ya plenamente dentro del “barco” que te lleva, o que nos llevará, en algún momento, hacia otros niveles evolutivos en un proceso que poco a poco se va acelerando. Nada que no sepáis ya si habéis seguido los procesos y explicaciones de la situación y destino de la línea temporal 42. Por lo tanto, en estos momentos, todos aquellos con un “pie” en cubierta, aunque solo sea uno de los cuerpos sutiles que poseemos, ya estáis sintonizados con la línea 42, y ya están activamente trabajando vuestros Yo Superiores para acelerar el paso hacia el traspaso de la barrera que hay, y que separa, los niveles 1-4 de la LT 42 de los niveles superiores de la misma línea. Con las explicaciones dadas anteriormente, ya sabéis cómo seguir moviendo los cuerpos sutiles uno a uno hacia esos niveles, sea en una línea o sea en otra.

Situación de las líneas temporales

Bien, con este tema también en proceso y a plena potencia, el siguiente punto a considerar y revisar es la situación de la separación entre líneas, que, como recordareis, hace unas semanas estuvieron bloqueadas por las “cadenas energéticas” que se habían instalado entre el IC 33 y el IC 42 usando la energía de la confusión. Todo eso también está fuera: “cadenas” cortadas, egregores de confusión transmutados (al menos los más grandes y macro planetarios) y todo vuelve a estar separado y protegido. Varios de los grupos de lo que llamamos “la coalición pro-humanidad”, o como queráis llamar al conjunto de grupos, razas y demás, que yo me he acostumbrado a llamar “aquellos que nos asisten”, se han puesto manos a la obra para monitorizar cualquier intento de unir ambos IC de nuevo y así evitar que se bloquee la separación de la LT 42.

Intentando que lleguen refuerzos

Finalmente, el último punto es el estado de las maniobras puestas en marcha por las razas en control para recuperar lo que hemos desmontando (lo que hicieron nuestros Yo Superiores trabajando todos a la vez la semana pasada), tratando de abrir nuevos portales y puertas de entrada para sus refuerzos y asistencia por parte de miembros de otras razas y de grupos afines a ellos, contrarios a nosotros. De nuevo, para evitar que reciban más ayuda de la que ya poseen, se están monitorizando los diferentes portales naturales y artificiales que hay repartidos por toda la estructura de la Tierra, especialmente aquellos creados por tecnología “humana”, como el colisionador de hadrones del CERN, y el sincrotrón Sesame de Jordania (si sois un poco avispados, entenderéis porque le pusieron a ese centro tecnológico el nombre de “Sesame”), así como los portales del golfo de Yemen y otros menores que hay por el planeta. Esperemos que las “puertas dimensionales” que estos lugares poseen queden cerradas y no pueda recibirse ayuda para aquellos en control a través de ellas.

De momento, así está la situación y, con el tiempo ganado con la destrucción y borrado de los detonantes y catalizadores de ese mal final que habíamos comentado, tenemos un margen para seguir subiendo de nivel frecuencial y poder ir sintonizando cada vez a más personas con niveles de realidad más elevados.

También te podría gustar...