Cambiando las reglas de manifestación de la realidad común

Ahora que hemos sentado las bases de los principales temas que vamos a ir tocando poco a poco en futuros artículos, empezaremos a entrar en detalle en algunos de ellos para ir dando pautas sobre los conceptos macro que tendríamos que tener más o menos asimilados, antes de entrar en conceptos menores, detalles técnicos o ejercicios para ir preparando la psique y el sistema energético para alinearnos con niveles cada vez más elevados de la línea 42.

Aún es pronto para hacer explicaciones detalladas o concretas sobre cómo se produce ese cambio de realidad, y como se percibe, pues estamos en un nivel de comprensión aún muy básico de los procesos que tenemos por delante. Para tener una forma de ir midiendo los avances que la masa de la humanidad en la línea 42 haga, usaremos el IC de la línea 42 como nuestro “medidor”, para saber que se puede o no se puede ir explicando, acorde a lo que el conjunto de YS que se encuentra en esa línea determine como los temas a tratar para poder ir avanzando en el proceso.

De esta manera, sabiendo que nuestros YS van a monitorizar el progreso que hacemos, tendremos vía libre en algunos momentos para ir publicando conceptos más avanzados, o tendremos que hacer pausa y revisar conceptos ya publicados pero quizás no entendidos, asimilados o integrados. Recordad que todo lo que recibimos por los sentidos es subido automáticamente al IC a través de los procesos automáticos de la esfera mental preconsciente que ya hemos explicado, así que es sencillo, para nuestros YS, saber qué conceptos han sido captados, integrados o, por el contrario se han “borrado” de la psique de las personas por los programas, filtros y sistemas de creencias que aún siguen en pie. No hay prisa,  el placer del viaje está en el camino, no tanto en llegar pronto al destino.

Las reglas de la nueva realidad

Así, hoy tocamos un primer tema asociado al punto 2 de ese currículum evolutivo que nos habíamos propuesto usar como guía para las explicaciones a dar, y ese tema está relacionado con las reglas del juego que forman la nueva realidad, la nueva “Tierra”, el nuevo nivel evolutivo.

Como todos sabéis, o como habéis leído en algún artículo anterior, la realidad exterior es una realidad acotada a la capacidad que tienen nuestros sentidos de percibir las ondas y captar las estructuras energéticas que vienen de la realidad “cuántica” o general, y que nosotros adaptamos según el contenido de nuestra mente y de nuestro cuerpo mental. Por lo tanto, si queremos cambiar nuestra realidad personal, es necesario cambiar todo ese contenido para proyectar otra “realidad”. Evidentemente esta realidad “personal” en la que cada uno existe, forma parte y está dentro de las estructuras de la realidad consensuada y común, por lo tanto, las calles por las que andamos siguen siendo las mismas calles para todos y los edificios son los mismos edificios. El autobús donde nos subimos es el mismo autobús para todos y, sin embargo, cada uno está viviendo una versión particular de ese autobús o de lo que sucede en esa calle.

Como hemos explicado, las estructuras macro dependen del llamado “paradigma”, insertado en nuestra esfera mental preconsciente, pero los detalles de esa realidad individual dependen del contenido explícito y concreto que cada uno tiene principalmente a nivel subconsciente, aunque estén asociados y archivados en carpetas generales, los arquetipos, que todos tenemos por igual con contenido parecido. Por lo tanto, cuando tú te subes a un autobús que comparten muchas personas, para ti, en tu viaje, la experiencia, las cosas que sucedan, como vaya o no vaya el viaje, depende solo de lo que estás proyectando en ese momento, mientras que para la persona de al lado, su experiencia y su realidad dentro del autobús, depende de lo que esa persona proyecte en su realidad particular.

Recordando que es el “paradigma”

Todo ordenador necesita un sistema operativo para poder instalar programas sobre el mismo, ya que los programas necesitan un conjunto de instrucciones base que al ser comunes para todos, no tienen por qué venir imbuidas en cada programa, sino que, usando el conjunto de las instrucciones del sistema operativo, ya pueden operar correctamente. Para la mente es idéntico, cada programa que tenemos no contiene toda la operativa necesaria para funcionar por sí solo sino que se apoya en un conjunto de instrucciones general y global insertado al nacer en cada ser humano en su esfera mental preconsciente y, luego, en un sustrato inferior de cada una de las otras esferas mentales, que contiene la programación base para cada ser humano.

Así, todos nosotros tenemos y nacemos con esta programación base ya instalada para cada encarnación, que depende de la época en la que nos encontramos y también del lugar espacial e histórico. Esto quiere decir que hay pequeñas variaciones en la programación base entre las diferentes regiones, culturas o sociedades del planeta, ya que se tiene que adaptar este sustrato a las mismas, para que puedan instalarse sobre ella los programas de gestión necesarios y adecuados para las personas de esos grupos, regiones y culturas diferentes.

El paradigma, así, es el conjunto de instrucciones base que tiene nuestra mente para decodificar y manifestar nuestra realidad, que nace de la realidad genérica y cuántica que es el mundo de las ondas y partículas, y que nuestra mente se encarga de darle forma y convertirla en la realidad que percibimos con nuestros sentidos. Estos programas que dictan y forman los pilares para la decodificación de la realidad, las “reglas” de cómo la realidad tiene que ser para todos nosotros, están insertadas en nuestra esfera mental preconsciente y son las que nos permiten poseer una realidad común y consensuada para todos.

Un cambio en la manera de proyectar la realidad

Esta regla o forma de proyectar la realidad que ahora está imbuida en nosotros es una manera de mantenernos controlados, pues aquellas razas en control pueden y saben insertar el contenido que desean en nuestra estructura energética para que proyectemos aquello que les interesa que todos manifestemos como marco común y macro para todos. En la nueva realidad, en el nuevo nivel evolutivo, esto no será así, ya que al poseer y haber llegado a crear, como llegaremos a hacerlo, un complejo de memoria social, un IC 42 controlado conscientemente por los seres humanos, no necesitaremos proyectar una realidad común de forma individual, sino que usaremos la proyección consciente que todos podremos usar trabajando a través del IC 42.

Esto significa que el paradigma, el conjunto de reglas que dictan cómo funciona la realidad común dejará de estar insertado en nuestra esfera mental preconsciente, liberándola de una programación enorme que nos permitirá usar las capacidades de esa esfera mental para otras cosas. De esta manera, el ser humano proyectará a través de los mismos mecanismos actuales que poseemos, vía el cuerpo mental y la glándula pineal, solo el contenido de nuestra realidad particular, sin necesidad de sostener las estructuras comunes a través de la esfera preconsciente, porque habremos podido, y podéis estar seguros de que podremos, generar esas estructuras mentales y etéricas para la realidad “física” en la que vayamos a estar de manera común, consensuada y “limpia” para todos nosotros a partir del manejo, conexión y trabajo con el IC 42.

Canales de manifestación directos desde el plano mental al físico

Por lo tanto, lo importante de este punto es comprender este primer cambio que se producirá en las reglas del juego de esa nueva matrix, donde las estructuras que den soporte a nuestras realidades individuales vendrán proyectadas directamente desde el IC, sin pasar por nuestra esfera mental preconsciente, a través de los canales energéticos que desde el IC 42 se abrirán, o están ya abiertos, en la nueva realidad, hacia el plano etérico, y desde ahí, hacia lo que será el plano físico que aún está en formación y solidificación.

Como analogía, imaginad una cascada de agua que cae en un lago, ahora, por muy raro que parezca, el lago se forma porque primero la cascada de agua cae en nuestra mente preconsciente, y a través de nuestra glándula pineal emitimos las ondas que forman en el mundo “real” y tangible a nuestros sentidos ese lago. Cuando nos quitemos del medio este paso, los procesos energéticos y octavas que forman o han de formar ese lago en el plano físico, vendrán directamente desde el plano mental y pasando por el etérico, darán lugar a la manifestación de la realidad que para nosotros será nuestro campo de juego y experiencia.

Soy consciente de que cuesta entender que lo que todos veis cada día en vuestra realidad es 100% dependiente de todos y cada uno de vosotros, y que si no hubiera vida consciente proyectando constantemente esos patrones no tendríamos una realidad común en la que movernos, sin embargo, así es, y así fuimos “construidos” a nivel físico y energético para que nuestra realidad fuera una ilusión, un holograma, y no pudiéramos “salir” de ella, convirtiéndose en un show de Truman debido a la imposibilidad de darnos cuenta que estamos dentro de un escenario creado por nosotros mismos, por todos nosotros, cada milisegundo de nuestras vidas, y cuyas reglas, las traemos todas codificadas de serie al nacer.

Cuando esto cambie, el escenario común y macro cambiará si así lo decide el conjunto de todos aquellos que se encuentren en el IC 42 y será tan maleable y sencillo como lo es ahora cambiar una imagen en un ordenador y modificar el holograma que el proyector asociado al ordenador emite en 3D para hacernos creer que es algo que siempre fue así, estuvo así y así se mantendrá.

 

También te podría gustar...