Cómo comprobar toda la información de los artículos del blog- Parte I

tierra

Puesto que a lo largo de estos últimos meses se han ido incorporando muchos lectores nuevos que posiblemente encontraron algún artículo suelto en Google y directamente se han suscrito a la comunidad que formáis todos los que seguís el blog, mucha de la información nueva que se va publicando será o sonará a completa ficción, elucubraciones imposibles o desvaríos sin sentido. A lo largo de estos años, hemos ido recalcando la importancia de tener una base teórica completa y asentada para entender los nuevos artículos, que son complejos, y ser capaz de comprender que hay detrás de los conceptos de paso evolutivo, líneas temporales, la “nueva Tierra”, las razas en control, etc., etc. También hemos dado algunas pautas sobre cómo comprobar la información que se nos va entregando, y aquellos que me asisten me recomiendan que volvamos a dar estas indicaciones para que cualquier cosa que vayamos a publicar o que hayamos publicado, pueda ser comprobada por cualquiera de vosotros a través de diferentes métodos de trabajo. Recordad que todo aquello que termina publicado en un artículo me viene a través de mi Yo Superior.

El concepto del Yo Superior está muy detallado en los libros de Dinámicas de lo Invisible, pero como llevo tantos años hablando de esta parte de nosotros mismos asumo que todos tenéis claro a que nos referimos y que nivel del ser humano es “el Yo Superior”. Tenéis un esquema aquí en este enlace con los diferentes bloques que nos forman para comprender cómo estamos “construidos”, en el mejor sentido del término, pero posiblemente todavía hay quien no comprende esos otros niveles superiores que poseemos y desde los cuales se tiene acceso directo, y comprensión, de la información que luego termino poniendo en palabras.

Grosso modo, y antes de daros las explicaciones de cómo comprobar la información, pensad que todo ser vivo en el universo, en cualquier universo, todo ser consciente, posee lo que se puede visualizar como un “orbe” de pura consciencia conectado a su avatar, pero fuera del mismo. Como si hubiera un enorme globo de pura energía consciente conectado a tu cabeza. Esa analogía es algo así como la estructura de conexión que el concepto del Yo Superior representa.

El Yo Superior de cualquier ser vivo (plantas y animales no poseen Yo Superior individual sino “alma colectiva” o “campos conscientes colectivos” que son quienes rigen la evolución de cada especie) es un orbe que procede de cada “logos galáctico” en el que ese ser vivo o avatar se encuentra, o bien procede de otras jerarquías o seres muy avanzados que hacen de intermediario entre el avatar y el concepto de la “Fuente”, que es erróneo en muchos casos por que la vida en cada galaxia depende siempre de su “logos”, muchos niveles por debajo de lo que podríamos llamar la “fuente” primaria de cada “anillo o nivel de la Creación”, un tema que ya tocaremos en algún otro momento.

En todo caso, como norma, cada avatar posee un YS, aunque hemos hablado que hay avatares que comparten un YS planetario o genérico porque, en nuestro planeta, con la situación de paso evolutivo que se está produciendo, no se asignan nuevos YS (orbes de consciencia) a los nuevos avatares que nacen, así que el propio “logos planetario” toma las funciones que haría un YS individual para esa persona. Lo habíamos explicado en la pregunta 163 que tenéis aquí.

El YS enlaza con la esfera de consciencia de la persona, que se encuentra ubicada en su cuerpo mental, en la parte alta, así como conectada a la mente, que está formada por seis esferas, y contiene todo el “software” que nos permite gestionar la realidad y el avatar que poseemos, a través de las conexiones con el cerebro que viene a representar la CPU o el procesador “físico”, siendo la mente los programas de gestión y el cuerpo mental el disco duro o el repositorio de datos y la esfera de consciencia la “inteligencia artificial” del ser humano. Todo el conjunto nos permite tener una personalidad, un comportamiento, y nos permite crear, decodificar y analizar una realidad que es holocuántica, un holograma, pues es proyectada desde la glándula pineal por todos y cada uno de nosotros dando lugar a una macro realidad común que todos vemos como “el mundo de ahí fuera”.

Pero ni la personalidad, ni la esfera de consciencia, ni la mente con sus diferentes niveles, ni el contenido del cuerpo mental, ni siquiera el alma en muchos casos, tiene acceso a esta información que estáis leyendo y siguiendo desde hace muchos años algunos de vosotros. Esto viene todo desde un nivel mucho mayor, el nivel del Yo Superior que es quién “explica” y traspasa al alma y a la personalidad la información en forma de conceptos que luego ponemos por escrito en cada artículo.

El Yo Superior al no estar ni siquiera dentro de las estructuras del planeta, pues posee su propia “dimensión”, frecuencia y vibración fuera de todo lo conocido por nosotros, está libre de todo filtro, bloqueo, ataque o intento de distorsión de aquello que sabe o, por naturaleza, puede saber, comunicar o explicar a su “contrapartida” terrenal, el avatar con la personalidad que este posee. De manera que la información que nos llega es siempre la información que desde esos niveles se tiene sobre la visión de lo que está sucediendo en nuestro planeta y que, además, es consensuada, como hemos explicado anteriormente, entre todos los Yo Superiores.

Esto quiere decir que si publico algo es porque todos los YS de todos los seres humanos están de acuerdo en ello. Para que esto sea posible, existe un mecanismo de consenso explicado en este otro artículo, ya que ningún YS puede violar el libre albedrío de ningún otro ser humano y mi YS solo tiene acceso a información que me concierne a mi o a cualquiera de mis otras vidas simultáneas o paralelas, pero no puede “saber” nada de la vida del vecino de al lado sin consultar con el YS de esa persona. Esto hace que, para poder saber que pasa en cualquier parte del planeta, todos los YS compartan en un enorme y macro campo de consciencia unificado toda la información de todo lo que les sucede a todas sus encarnaciones, sin detalles que las identifiquen para respetar la regla de no violar el libre albedrío, pero sí para que todos sepan que en tal sitio se está iniciando un conflicto porque tal nivel del sistema de control está ejecutando tal plan, o que en tal parte del plano mental se está gestando tal escenario que luego se va a consolidar a nivel etérico y luego a nivel físico en cierto tiempo, o que la línea temporal va por ese lado o por el otro, etc. Es decir, tenemos acceso a todo lo que todos los YS comparten y a mí me toca hacer, por elección, el papel de recibir “el resumen” de todo ello por parte de mi YS y ponerlo por escrito para que nos sirva a los “avatares”, nosotros la parte “humana”, para entender que está pasando en nuestro planeta.

Además, nuestros YS comparten la información y solicitan la misma si hace falta a todas las jerarquías y grupos que asisten al planeta en este trabajo de mantenerlo de una pieza, por lo que, cuando se publica que se “ha decidido hacer esto o lo otro”, es porque incluso ha sido aprobado, si era necesario, por el propio Kumar, como se autodenomina el logos planetario a si mismo (nada que ver con los arquetipos de Sanat Kumara, esto pertenece a la distorsión del sistema de control).

Con esta introducción para refrescar conceptos después de tanto tiempo, en el siguiente artículo daremos las pautas y nuevos métodos para comprobar todo lo que está por ser publicado y todo lo publicado ya, y os animo a revisar de nuevo los artículos de los últimos años que están en pdf (ya está lista también la recopilación del año 2019) desde la página de descargas del blog para refrescar conocimientos o poneros al día los que acabáis de iniciar vuestra andadura con los artículos y el material presentado.

También te podría gustar...