Cómo funciona el sistema de comunicación entre Yo Superiores

electricity.0

A lo largo de todos estos meses y artículos, en más de una ocasión hemos mencionado que la información que vamos publicando viene “consensuada” por todos los YS que poseen una encarnación activa en el planeta, que ha recibido la aprobación de las diferentes fuerzas “planetarias” y que el propio Kumar da por “válido” para que sea transmitido, especialmente en lo referente a lo que concierne a su sistema de vida, gestión y fuerzas que le asisten.

Ahora bien, ¿cómo consensúan y comparten nuestros Yo Superiores la información? ¿Hablan entre ellos? ¿Se comunican telepáticamente? Es un poco de todo lo anterior pero a un nivel más complejo. Inicialmente diremos que cada Yo Superior se encuentra en una ubicación espacial diferente, y en un nivel frecuencial y atemporal que difiere o puede diferir del resto.

Esto significa que no están todos “confinados” en una región del espacio-tiempo en el entramado de planos de la Tierra, y, de hecho, muchos están incluso fuera del sistema solar, ya que no importa la ubicación “espacial” ni la banda energética en la que te encuentras para que puedas establecer comunicación con otros seres o YS con los que compartes encarnación y formas parte de un sistema de vida en una especie consciente como la humana.

¿Cómo funciona entonces? Se hace a través de una conexión que todos los YS poseen con nuestro “logos galáctico” que recibe el nombre de Eur en Irdim, como alguna vez hemos comentado. Puesto que todo YS posee una parte de energía del mismo logos galáctico, aunque haya sido creado por otros niveles jerárquicos o por otros logos en otros rincones del universo, si tus encarnaciones activas se encuentran dentro de los “dominios” de una galaxia, entonces todos se “sintonizan” y conectan con el logos de esa galaxia para establecer los parámetros y recibir las instrucciones del sistema de vida en el que vas a gestionar encarnaciones “físicas” o “energéticas”, durante el periplo que dure tu conexión con esa raza o especie (por ejemplo, si la raza humana en algún momento abandonara la Vía Láctea y se estableciera en Andrómeda, por decir algo, todos nuestros YS tendrían que establecer comunicación y sistemas de trabajo y cooperación a través del logos galáctico de Andrómeda, desconectándose entonces de Eur para ello).

Así, a través de Eur, en una zona “especial” dentro de las diferentes bandas energéticas que existen en la galaxia (unas 350 en total desde la más densa a la menos), hay espacios reservados para este tipo de sistemas de cooperación y comunicación. Por lo tanto, todos los YS o seres que encarnan en la Tierra poseen un “campo común de información” en uno de los niveles superiores de la estructura de la Vía Láctea donde “vuelcan” todo el conocimiento que reciben desde sus personalidades y almas, que son las que están dentro del planeta y experimentando la vida física directamente.

Toda la información que cada ser humano “envía” a su YS sobre lo que percibe, siente, ve, oye, capta o aprende a lo largo de su vida, su YS lo traspasa al campo común de datos donde todo otro YS puede estar al tanto de cualquier cosa que pase en cualquier lugar de la Tierra donde haya un ser humano que haya vivido, visto, oído o percibido algo.

Este tipo de comunicación y sistema para compartir la información no viola el libre albedrío de nadie, pues no se añaden detalles de la personalidad que los vivió sino solo aquello que fue captado o aprendido, por esa razón, ningún YS sabe nada de la vida de ningún otro ser humano que no sea su propia encarnación, y, por esa razón, solo con permisos especiales y con una conexión “punto a punto” desde un Yo Superior a otro se pueden obtener datos de otra persona, que es lo que hacemos con la Sanación Akáshica, por ejemplo, porque para que yo, como terapeuta, pueda saber que problemas energéticos, emocionales, álmicos, físicos, etc. tienen mis hijos o un amigo que me pide una sanación, tengo que tener el permiso de la persona para entonces poder pedirle a mi Yo Superior que conecte con el YS de esa persona y así obtener los datos concretos de aquello que queremos trabajar o sanar.

Este mecanismo de comunicación sirve a todos los YS para consensuar las acciones contra asimoss y amoss y demás, porque recopilan toda la información que se tiene en el planeta sobre ellos, sobre sus movimientos, sus actividades y planes, etc., y cuando no hay ningún ser humano que pueda proporcionarla porque no lo sabemos o no estamos en ningún sitio donde podamos tener acceso a ello, entonces se le pide la información a las “fuerzas de la naturaleza”, al propio Kumar, etc.

De esta forma, se vuelcan en este repositorio de información y campo de comunicación todos los datos disponibles sobre algo, se analiza, y se toman las decisiones oportunas, se crean las estrategias de trabajo y luego, como ningún Yo Superior puede violar el libre albedrío de su parte encarnada, se nos comunica en forma de plan de acción con una petición para que la ejecutemos libremente si así lo deseamos, porque, de lo contrario, nuestros YS no pueden tomar la iniciativa para hacer algo aunque lo hayan decidido ellos mismos, ya que no son quienes “están al mando”, por decirlo así, de la situación en el planeta, sino que son los propios seres humanos a nivel de alma y de personalidad, los responsables de lo que sucede en el mismo.

Esto hace que muchos YS no puedan ejecutar las peticiones que publicamos aunque desearían hacerlo, porque no reciben el permiso y la solicitud desde sus personalidades, pues, evidentemente, de toda la población humana, solo una ínfima parte llegáis a leer alguno de los artículos que publicamos y llegáis a hacer la petición de los mismos. Aun así, es impresionante que siendo solo unos pocos miles de personas los que estáis haciendo este trabajo, se consiga la energía y consciencia necesaria para que la petición “global” que hacemos en conjunto con cada artículo llegue con la fuerza necesaria para que pueda ser puesta en marcha y, en consecuencia, estemos avanzando en muy buena dirección con los procesos  que visteis en el checklist actualizado de hace unos días. Imaginaros que potencia tendría la humanidad si todos nosotros hiciéramos las peticiones y asumiéramos el control de nuestra propia realidad, una vez hemos tomado consciencia de lo que sucede, tenemos un plan de acción creado por nuestros YS y trabajamos a través de ellos para llevarlos a cabo.

Finalmente, ¿cómo se pueden ejecutar cambios en el planeta, en su estructura, en los planos energéticos, etc., si nuestros YS no están “aquí”? ¿Cómo pueden interactuar con la estructura mental para desmontar un egregor o eliminar un bloqueo en mi sistema energético si no existe un canal o conexión directa? La respuesta es que si que existe, todo YS está conectado al avatar o avatares que están activos en ese momento a través del llamado cordón dorado o línea de Hara, que puede extenderse millones de km, descrito en “distancia lineal”, hasta la posición del YS, pero además todo YS tiene sus propios “hilos energéticos” conectados desde si mismo a la estructura de la Tierra, desde donde puede interactuar con ella y, por lo tanto, puede mover energías, manipular, cambiar, sanar, eliminar, bloquear, asistir, etc., al planeta y a todas las fuerzas de la naturaleza a mantener la Tierra en el mejor estado posible. Por eso, y recordando lo que me decían mis guías: “es importante tener a cuantos más Yo Superiores activos y ayudándonos mejor, porque es un recurso que no podemos desaprovechar”.

yosuperiormente

Claro, para ello, es necesario que haya muchas personalidades “conscientes” y “despiertas” del trabajo que se tiene que hacer, porque solo la consciencia altera la energía y solo la energía puede hacer cambios en la materia, de ahí la necesidad de despertar tanta consciencia en las personas para que comprendan cómo se puede cambiar todo solo entendiendo lo que hay que cambiar, tomando consciencia de ello, ejecutando los protocolos de cambio energético (a través del YS) y luego viendo como poco a poco cambia la realidad “física” que, como ya sabéis, no es más que un reflejo de la realidad “energética”.

También te podría gustar...