Cómo se manipula la economía a nivel físico, etérico y mental – Parte 5 y final

Es posible que, con las explicaciones del artículo anterior, lo más probable es que muchos nos hayamos preguntado ¿quiere decir esto que estamos entre todos co-creando un mundo donde no hay bastante comida, recursos, dinero, vivienda o todos esos elementos que nos hacen vivir en el plano “sólido” con un mínimo de comodidad?

Sí, pero en parte. Es decir, para que algo en el plano sólido sea de una determinada manera, primero se ha de crear en el plano mental y luego en el plano etérico, ya lo hemos mencionado varias veces. Por lo tanto, en el plano mental tiene que existir siempre la idea, los elementos y los escenarios a nivel macro y globales de que “no hay bastante”, “no hay recursos”, “vivimos en la escasez”. Mientras todos los seres humanos en mayor o menor medida emitamos ese tipo de forma mental desde nuestra psique hacia el inconsciente colectivo, ya tenemos la primera parte del proceso completa, es decir, siempre tendremos en el IC las formas energéticas de “falta de” que luego sirven para crear la realidad. Estas formas mentales bajan al plano etérico a través de las octavas y de las líneas temporales que ya conocemos, y así, regularmente, de forma automática, la realidad global genérica es la de “no hay bastante para todos”.

El 1% que controla “todo”

Muy bien, pero hay muchas personas que tienen muchísimo dinero y recursos. Es correcto, de hecho, aproximadamente un 1% de la población posee aproximadamente el 90% de las riquezas del planeta. ¿No es esto un poco exagerado y desbalanceado?

Totalmente. ¿Cómo lo han hecho? Desprogramándose, eliminando el arquetipo de la escasez que ahora vamos a explicar y veremos cómo se hace.

¿Significa esto que todos los millonarios del mundo entienden cómo funciona la creación de la realidad y entienden cómo pueden manipular y limpiar su propia psique para ello?

No, ni de lejos, algunos han trabajado enormemente en sus sistemas mentales y a nivel de personalidad para enfocar su relación con los recursos financieros y monetarios sin tener ninguna perspectiva energética, ni espiritual ni de desprogramación, pero han conseguido hacer cambios en su psique, su mente, su personalidad y en su relación con el concepto y arquetipo del dinero y de la abundancia al cambiar los patrones de comportamiento mentales asociados a ellos. Y es que un programa se cambia con otro programa, una creencia se cambia con otra creencia y un patrón de comportamiento se puede cambiar con otro patrón de comportamiento.

Por lo tanto, hay muchas personas en el planeta que han amasado enormes fortunas sin tener ni idea de todo esto pero, cambiando su proyección, creencias y formas mentales asociadas al arquetipo de la abundancia. Es algo que os podéis encontrar en miles de libros sobre “cómo tener éxito económico”, con la diferencia de que, de los millones de personas que los leen (aquellos que vale la pena leer), solo un puñado llegan realmente a ver manifestados los cambios y a ejecutar y promover la transformación interior que se requiere para pasar de emitir y funcionar bajo el arquetipo de la escasez y de la falta de recursos a emitir y funcionar bajo el arquetipo de la abundancia.

De manera que damos crédito donde hay que darlo, hay personas que, por un duro trabajo interior, sabiendo o no lo que estaba sucediendo en su psique y patrones de emisión de la realidad, han conseguido una enorme cantidad de recursos porque han empezado a emitir otro “holograma cuántico” personal donde esos recursos formaban ya parte natural de aquello que estaba siendo emitido por su glándula pineal y por el contenido de su cuerpo mental.

Entonces, dejando a un lado este grupo de personas que ha tenido éxito por sí sola, ¿qué sucede con el resto?

Un alto porcentaje de los miembros de los círculos en control que hemos explicado, desde el tercer al décimo círculo de poder, comprenden, porque así se les enseña cuando entran en esos niveles, cómo funciona la realidad, por lo tanto, una gran parte de ese 1% de personas que tienen el 90% de los recursos son estos mismos integrantes de los diez primeros círculos de poder en el planeta, siendo todos ellos, o casi todos, miembros de algunas de las sociedades “secretas” iniciáticas que hemos comentado que existen en nuestra sociedad (pregunta 101).

Así que, entre otras cosas, si has aprendido a desprogramar tu mente para que no emita y no proyecte ningún tipo de situación asociada a la escasez, pero sigues manteniendo al ser humano “medio” proyectando la falta de recursos en su vida constantemente, ese 1% de la humanidad sigue acumulando recursos y riquezas, pues al final la mayoría de ellos son recursos “intangibles”, como los números de tu cuenta corriente en un banco, y ese 99% sigue acumulando “falta de lo mismo”, por las razones opuestas.

Además, si recordáis cuando hemos hablado de los niveles de realidad que existen en el planeta y de que una persona solo puede acceder a determinados niveles de realidad según su nivel evolutivo, nos encontramos además que, dentro del entramado energético común de la línea 33 donde se encuentra la mayor parte de la población humana, los estratos de realidad son tan bajos que los arquetipos de “escasez” y “falta de todo” son muy potentes, por lo tanto, a menor nivel vibracional tiene una persona, más difícil se le hace conectar con los arquetipos de abundancia que tienen una frecuencia más alta, y, por lo tanto, están sujetos a que la persona tenga un nivel mínimo frecuencial para poder sintonizar esa materia prima de “abundancia” en su cuerpo mental, y a partir de ahí empezar a emitir patrones de “tengo lo que necesito” en vez de “no llego nunca a final de mes”.

Todo funciona como emisoras de radio, todo son ondas holocuánticas, todo son patrones energéticos y el mundo de cada uno de nosotros solo depende de aquello que emitimos. Pero aquello que emitimos depende de la materia prima que usamos para emitir, por lo tanto, si estamos en un nivel bajo de vibración y realidad solo podemos aspirar a emitir ondas de baja vibración que proyectan escenarios asociados a todo tipo de situaciones más negativas, con lo cual, todo el concepto de “falta de recursos” y “falta de cualquier cosa” toma forma más rápidamente en zonas, lugares y sociedades “pobres” de por sí económicamente, pero pobres también energéticamente hablando, por la vibración del lugar donde residen.

Esto, desde luego, visto desde un punto de vista genérico, porque en toda zona por muy pobre que sea siempre hay alguien al que le va bien las cosas, y, por lo tanto, no es una regla que esté escrita en piedra, sino que funciona por acceso a campos de energía que están entrelazados entre sí, interconectados y superpuestos los unos con los otros, de manera que, en el lugar donde una mayoría de la población no alcanza a obtener los recursos que pueda necesitar para su día a día, otros pueden estar accediendo a niveles superiores de realidad dentro de esas mismas zonas y son aquellos que tienen de “todo” en un entorno donde “no hay de nada”.

Pero esas personas puede que no se hayan dado cuenta, que no sepan como lo han hecho, o que diferentes situaciones hayan llevado a cambiar su proyección de la realidad, su forma de entender el mundo en el que viven, o hayan recibido algún tipo de catalizador, detonante, ayuda o empuje externo para poder salir de un nivel de realidad más bajo y subir un par de grados el entramado energético desde el que emiten. Múltiples situaciones y explicaciones son posibles a nivel mental y etérico, teniendo en cuenta luego el esfuerzo, trabajo o lo que a nivel físico esas personas hayan puesto en marcha para salir de ese nivel de “escasez” y entrar en el nivel de “abundancia”.

Un medio de control del planeta

En todo caso, y en general, la escasez es usada como medio de control de la sociedad para hacer que la humanidad permanezca siempre preocupada por obtener los recursos que necesita para salir adelante, para que se esfuerce por salir adelante, de manera que la energía del esfuerzo ponga en marcha el motor del sistema económico y esto alimente la sociedad asimoss como hemos explicado anteriormente, y así se ha diseñado la sociedad y el sistema económico que poseemos desde los tiempos del lhumanu, pues ya se insertaron formas monetarias o de intercambio de bienes en nuestras primeras sociedades como manera de mantener el control de lo que el ser humano poseía o dejaba de poseer.

Así, al introducir el concepto de “dinero”, que es la manera en la que se inició este proceso, se sustituyó el arquetipo de abundancia, que es tener lo que necesites cuando lo necesites, por el de “acumulación de riquezas”, que pasa por obtener muchas “piezas” de eso que te va a servir para obtener lo que necesites cuando lo necesites.

No sé si se entiende la “jugada energética” que se puso en marcha por asimoss y amoss para que los lhumanus y sus primeras civilizaciones pudieran ser controladas a través de los recursos que poseían. En vez de dotarlos de las capacidades de vivir en un mundo ilimitado a nivel energético que podría proporcionarles por proyección holocuántica de la realidad aquello que les hiciera falta, se les hizo concentrarse en conseguir riquezas físicas, piezas de metal y papel, que luego iban a ser intercambiadas para conseguir eso mismo que necesitaban.

Como amoss y asimoss no pueden controlar la energía de la abundancia que es infinita, tenían que controlar el material que, desde ese momento, pasaba a sustituir a ese concepto, de manera que el dinero se introdujo para poder decidir quién tenía acceso a algo y quien no, que pueblo poseía más poder y que pueblo quedaba subyugado, que región se hacía prosperar y que región se hundía en la miseria si no cumplían las órdenes de asimoss y amoss a través de sus clanes y sistemas de control.

Al poder controlar así el flujo de piezas de metal que representa el valor que pueden tener las cosas según nuestra percepción subjetiva, podían entonces cortar el acceso mental al arquetipo y energía de la abundancia, y conseguir que toda la sociedad se mantuviera subyugada al sistema económico y financiero por un lado, a nivel material, y al sistema religioso, por otro, a nivel de creencias y espiritual.

Un sistema adaptado a cada época

Con estos dos arquetipos instalados en la psique del lhumanu, no hizo falta mucho esfuerzo para que la realidad planetaria ya hace miles de años fuera cambiando y adaptándose al concepto de sociedad que tenemos ahora, pues el sistema bancario mundial controla la economía de todos los países, regiones, ciudades y seres humanos y su sistema financiero es el que dice cuántos recursos en forma de números en el banco o papeles de colores con números impresos en ellos tenemos para pasar el mes según nuestra valía energética para el sistema de control, etc.

Es decir, tu nómina equivale en cierto sentido a la energía que pueden extraer de ti y a cuanto vales dentro del engranaje del sistema financiero y económico mundial, pues personas que están muy bien pagadas es porque tienen posiciones dentro de la maquinaria mundial donde pueden, a través de ellas, manipular otras estructuras y a muchas otras personas que tienen por debajo, por lo tanto, haciendo “honor” a leyes energéticas de causa-efecto, se tiene que insertar más recursos financieros en las vidas de los que sirven más al sistema cuando están dentro de su maquinaria que a aquellos que tienen un valor nominal casi cero y que pueden ser reemplazados con mucha más facilidad dentro de este mismo sistema.

Esta manera de entender el valor de una persona, que fue implementada por asimoss para premiar el servicio de las castas sacerdotales y de los primeros clanes que se pusieron en control del resto, se ha ido desarrollando de manera natural y progresiva en todas las épocas históricas de la humanidad, donde, ya dejados en piloto automático, los mismos seres humanos nos hemos encargado de regular los sistemas económicos y de recompensa que nos damos unos a otros por el trabajo o servicio que nos prestamos, ya bajo las reglas de que se paga más o menos a alguien según unos parámetros estipulados por la misma sociedad, que tienen su origen y su estructura etérica y mental en uno sistemas de control donde la escasez y los arquetipos de falta de recursos son los que mantienen el sistema económico mundial en marcha.

Por lo tanto, para poder desprogramar estos arquetipos de nuestra psique, y poder salir de los niveles más bajos de la estructura de la realidad donde no tengamos demasiadas opciones de empezar a emitir otras proyecciones asociadas a la abundancia, haremos la siguiente petición a nuestro Yo Superior, muchas veces, durante meses si es necesario, hasta que realmente la realidad física de tu día a día te demuestre que has empezando a co-crear otro “mundo” para ti y aquello que depende de ti. Mientras no cambie tu realidad externa, tu realidad interna aún no ha cambiado lo suficiente, y, por lo tanto, es necesario seguir ejecutando esta petición para poder limpiar, desprogramar y eliminar de nosotros aquello que nos está frenando y bloqueando aspectos de nuestra vida.

La petición es la siguiente:

Solicito a mi Yo Superior y doy permiso permanente para que elimine los arquetipos, programas, patrones y elementos de escasez, falta de recursos, carencia y falta de elementos en mi mundo “material” y los sustituya por arquetipos de abundancia y de poder obtener todo lo que necesito cuando lo necesito, en base a mi bien mayor, mi trama sagrada, mis procesos evolutivos, mi misión y propósito. Solicito y doy permiso permanente para que se eliminen los topes, inhibidores, distorsionadores y bloqueos presentes en mí que dificultan la emisión de una realidad acorde a una vibración mayor a la que ahora poseo, que dificultan que pueda subir a un estrato de mi línea temporal desde donde pueda emitir con una frecuencia más alta y que me dificultan que pueda acceder a niveles de realidad superiores para poder ver manifestado en mi realidad, tangible a mis sentidos físicos, la abundancia y total acceso a los recursos de la vida y del universo en todo momento y en todos los ámbitos de mi vida. Gracias.

Esto completa nuestra larga serie de artículos sobre el funcionamiento de la economía mundial, ahora tan en el foco de todos nosotros por la situación que está sufriendo nuestra sociedad. Es posible que se agrave la situación económica a nivel mundial si este tema del covid-19 sigue reforzándose, o si REC y SC insisten en bloquear toda la economía de nuestra sociedad para poder implementar los cambios a nivel económico que ya hemos explicado, y que nuestros YS están desmontando por la petición del artículo anterior, pero contra la cual están contratacando y volviendo a instalar todo lo que se intenta desmontar, con lo que no se avanza demasiado, al menos de momento. Van a ser unos meses complicados en general, y, por lo tanto, hay que salir de la zona más negativa y trabajar sin parar en todo lo que nos mueve hacia niveles de realidad más elevados y nos conecte con los flujos y arquetipos de abundancia (tener lo que necesito cuando lo necesito, diferente a tener lo que deseo cuando lo deseo) para poder desconectarnos todo lo posible de los arquetipos y programas que siempre han emitido todo lo contrario.


librosCurso online de desprogramación mental, sanación energética y estructura de la realidad – nivel 1

Este curso te adentra en la estructura y componentes que forman nuestra psique: las esferas mentales, la esfera de consciencia, el cuerpo mental, el patrón conductual, el programa ego, los centros de control, etc. Un curso para sanar, desprogramar y comprender el funcionamiento de los potenciales internos que posee el ser humano y el funcionamiento de nuestra realidad.