Cómo funciona el inconsciente colectivo para “leer” datos en él

Vamos a seguir cerrando diferentes puntos de las explicaciones que hemos dado anteriormente en el artículo resumen del estado de la situación con las líneas temporales para terminar de comprender de qué manera podemos acceder a toda esta información. Así, en el anterior artículo decíamos:

Cuando hemos podido desmontar algo como lo que se hizo hace algunas semanas y que explicamos en este otro artículo, era porque había un “miedo” tan alto a que algo gordo pasara, que muchas personas empezaron a pedir una solución. Cuando todo se calmó, muchas personas pensaron “bah, no era para tanto” y volvieron a sus niveles de consciencia anteriores en vez de aprovechar el “pasito” dado hacia adelante para tomar impulso y seguir despertando.

¿Cómo es posible obtener esta información desde nuestro inconsciente colectivo y cómo es posible que nuestros Yo Superiores la tengan? La segunda respuesta es sencilla, no requiere de demasiada explicación: cada Yo Superior es completamente consciente del estado frecuencial, energético y mental de cada parte de sí mismo a nivel “terrenal” o “físico”, así que cada YS percibe constantemente cualquier cosa que suceda a nivel físico, energético, emocional, mental y a nivel de alma de la persona. Luego, ese conocimiento es compartido sin ningún “tabú” o “restricción” entre los YS, de manera que, para que todos los que estamos aquí encarnando, a nivel de la parte más elevada de nosotros mismos podamos comunicarnos, poseemos ese campo común “cuántico” de información que está supervisado por una jerarquía superior que forma parte de las fuerzas y seres que cuidan del buen rumbo de la vida consciente en nuestro planeta.

Por lo tanto, todos los YS, volviendo a la pregunta, son conocedores en todo momento de lo que sucede a nivel de humanidad al compartir todos entre ellos la información de sus encarnaciones para propósitos de coordinación y trabajo conjunto por el bien mayor de la evolución de nuestra especie. En el momento en el que tienes plena consciencia y conexión con tu YS de forma limpia y clara, desprogramado de todos los filtros, topes, programas distorsionadores y demás componentes mentales que lo bloquean, tienes acceso a todo el conocimiento que tu YS tiene al respecto, de este y de cualquier otro tema.

Un acceso a casi la misma información desde el inconsciente colectivo

Por otro lado, ¿cómo hacen las razas en control para tener la misma información y saber qué hacer, qué no hacer, que desmontar, que crear, por donde manipular, por donde despistar, por donde programarnos, etc.? Lo hacen a través de nuestro inconsciente colectivo (IC), de manera que obtienen prácticamente los mismos datos que nuestros YS pero trabajando desde el plano mental de nuestro planeta, donde se sitúa este repositorio de información que todos compartimos.

Para entender cómo es posible esto, vamos a explicar un poco más en detalle el funcionamiento del IC de la especie humana, y cómo subimos y bajamos información al mismo a través de los diferentes mecanismos presentes en la mente.

La mente y la conexión con el IC

La mente es un campo cuántico, que tiene una estructura muy definida y que está formada por partículas pequeñas de energía. Simplemente, estas partículas ínfimas, mucho más pequeñas y constituyentes en ciertos niveles de las partículas sub-atómicas que conocemos gracias a la física cuántica, tienen la capacidad de absorber y guardar procesos mentales y energéticos en ellos, haciendo que actúen como repositorios y almacenadores de datos “cuánticos”, “bits” de información, que nos van a permitir insertar y grabar en nuestra mente todo tipo de programas, patrones, creencias, arquetipos, etc., algunos de los cuales hemos estado trabajando y desprogramando en los últimos meses.

La mente pues, tiene una estructura formada por seis esferas, que están ubicadas, energéticamente hablando, en diferentes partes de la cabeza y dentro del nivel que pertenece al cuerpo mental. Estas seis esferas mentales imbuyen y contienen diferente “software”, programas que van a servir para poder gestionar, procesar y trabajar con todos los componentes energéticos que permiten que el ser humano sea un ser pensante y pueda gestionar su realidad, a la vez que crearla y decodificarla, y nos da la oportunidad de crecer y evolucionar mediante la conexión de la mente con los estratos y niveles superiores que poseemos dentro de nuestra estructura multidimensional.

Cada esfera mental tiene asociada una función determinada por su posición y por las conexiones que tiene con el cuerpo mental y otras partes del sistema energético, y de ella depende el funcionamiento de una parte de nuestra psique. Estas esferas mentales se acoplan en nosotros en cada nueva encarnación cuando se inserta también el cuerpo mental de la persona, trayendo ya de serie y pre-programadas una serie de contenidos y funciones que nos dan, desde el primer aliento de vida, la capacidad de usar nuestra mente para poder entender el mundo que nos rodea y al cual venimos a experimentar en cada nueva vida.

La mente pre-consciente

Una de estas esferas es la llamada esfera pre-consciente, pues se ocupa de procesar y gestionar todos los sistemas mentales que están por debajo de la mente consciente, antes de que esta otra esfera mental reciba ningún tipo de información ni paquetes de datos. Así, esta esfera mental, es la que contiene toda la programación base que da lugar a la realidad del individuo, algo que vimos hace algunos meses cuando hablamos del paradigma, arquetipos y programas que la componen. Esto significa, que los cimientos de la realidad personal de cada uno, y por ende, la realidad común, están programados en esta esfera mental.

Para que la esfera mental preconsciente funcione correctamente, ha de obtener los datos que ha de procesar directamente del cerebro, a partir de una conexión energética presente en el cerebelo que conecta ambos componentes, la parte “hardware” que se encuentra en esta parte del cerebro, y la parte software que es el contenido de esta esfera. Esta conexión “energética” es la que une la esfera mental preconsciente con el cerebelo etérico, a través de una red de filamentos que conectan todos los cuerpos sutiles entre sí, en este caso, conectando solo el mental y el etérico y no teniendo conexión con el cuerpo emocional que se encuentra entre ambos. Luego, los impulsos registrados en el cerebelo físico por la actividad cerebral, son captados por la contrapartida etérica de esta misma parte del cuerpo para ser reenviadas a la mente y viceversa.

Primer análisis de datos provenientes de los sentidos

Cuando diferentes tipos de datos sensoriales llegan al cerebro proveniente de los sentidos, y a través del cerebelo estos datos se pasan a la mente, es esta esfera la primera que se pone en marcha para analizarlos, decide qué datos son irrelevantes y pueden ser desechados, y luego decide que datos y paquetes son traspasados a la esfera consciente o qué datos van a parar a las esferas superiores.

Esto hace que la capacidad de procesamiento de esta parte de la mente sea de las mayores de todas las esferas que la componen, pues al hacer de puerta de entrada de todo lo que captamos de la realidad exterior, es necesario que tenga los programas y rutinas adecuados para ello. Además, es la parte de la mente que nos conecta con el inconsciente colectivo de la humanidad, de forma que no solo procesa lo que entra por los sentidos físicos, sino que además procesa y hace de enlace con el campo de energía consciente que nos une a todos los seres humanos en el plano mental de la estructura de nuestro planeta.

Conexión y recepción de datos del inconsciente colectivo

Como hemos dicho, la conexión con el inconsciente colectivo de la raza humana se realiza energéticamente a través de esta esfera mental. Los programas que posee, una parte de ellos, se encargan de subir a esta balsa y repositorio que nos une a todos nosotros todo aquello que le llega, como si hiciera una copia de seguridad de los datos y estímulos que recibe. Esto permite que la humanidad guarde a nivel del plano mental, para cada una de las diferentes realidades del planeta, una copia de las burbujas y procesos mentales que los seres humanos generamos constantemente y hace que todo lo que pensamos, soñamos y generamos mentalmente, se almacene por completo en nuestro inconsciente colectivo. De esta manera, tanto nuestra “élites” como las razas en control, tienen acceso mediante la tecnología adecuada para ello, a todo el conocimiento y formas mentales generadas por todos los seres humanos y que se va acumulando como si de una enorme biblioteca de datos se tratase.

Por otro lado, en el sentido contrario funciona de igual manera, es decir, para bajar datos desde el IC a la mente de la persona, con la diferencia de que existe un filtro que limita lo que la mente preconsciente va a recoger del inconsciente colectivo, pues nosotros individualmente no tenemos la capacidad de almacenar todo el contenido del mismo, ni nos es necesario guardar las burbujas mentales generadas por otros miles de míllones de personas. Así, en el canal de “bajada” de datos, se filtra todo aquello que no está destinado al uso personal y que ya viene con una codificación distinta que indica que es lo que el filtro preconsciente debe dejar pasar o no para el interior de la esfera.

Datos codificados con diferentes códigos

Este proceso de codificación de la información del inconsciente colectivo se hace de forma automática por los mecanismos insertados por el sistema de control y las razas en poder y gestión del mismo, de manera que, a todos los datos que constantemente subimos los seres humanos de manera aleatoria y que no tienen una importancia concreta, se le asigna un tipo de código, mientras que, a todos los datos presentes en el IC que son de interés general, por ser parte de las estructuras comunes que sostienen la realidad en el planeta, o porque forman parte de la programación que se quiere insertar en la mente preconsciente de todos los seres humanos, se les asigna otro distinto que está codificado para ser aceptado por el filtro, idéntico, que todos tenemos en esta esfera como podéis ver en el diagrama siguiente:

Este proceso es automático, ya que está diseñado para poder mantenernos a todos los seres humanos actualizados con todos los demás seres humanos a nivel preconsciente, al menos esa era la intención inicialmente, cuando se creó el protocolo de actualización de la información mental del ser humano antes de las primeras manipulaciones genéticas.

Sin embargo, luego, aquellas razas y grupos que tomaron la iniciativa de manipular las primeras “versiones” del hoy homo sapiens, vieron la posibilidad, a través de este mecanismo, de insertar también en la psique todo tipo de conocimientos, ideas, programas de control y sistemas de creencias adecuados a sus necesidades y que les facilitara el control y gestión de la especie. Así, debido a que el mecanismo de “copia de seguridad” y “actualización” presente en la esfera preconsciente funciona de manera automática y constantemente, imbuyendo ciertos programas y cualquier tipo de información en el inconsciente colectivo, automáticamente asignaron códigos (por medios tecnológicos de manipulación de la energía del IC) a la información que se “bajaba” y que quedaba registrada y almacenada en el cuerpo mental de la persona una vez recogido y procesado por la esfera mental preconsciente.

Una forma de conocer el estado de la humanidad en su conjunto

Es de esta manera, y gracias a estos mecanismos, que es posible conocer cuando hay miedo, confusión, caos, o cualquier otro tipo de energía predominante en el IC, pues aparecen enormes balsas de formas mentales que se juntan por similitud vibracional y nos dan una idea de lo que las diferentes personas emiten, por eso dijimos también:

El problema principal de la línea 33 es que millones de personas no quieren, literal y conscientemente, no quieren “despertar”, no quieren darse cuenta de la realidad “real”, no quieren hacer cambios, no quieren tomar las riendas de sus vidas, no quieren tener la responsabilidad de crear el mundo en el que viven, etc.

Esta información es literal, eso es lo que está codificado y almacenado en enormes proporciones en el IC de la 33, y de ahí que nuestros YS usen esta información para determinar qué planes de acción tomar o no tomar respecto a la situación en esa línea.

El estado actual de los escenarios con más potencia en la 33

Así, actualmente hay tres macro escenarios en la línea 33 que pueden detonar que las cosas vayan a peor, pero no sabemos cuál explotará o se materializará primero, así que solo podemos describirlos como si fueran tres escenas de tres películas que destacan sobre las demás.

  • El primer escenario es un conflicto entre Israel e Irán, a raíz de las protestas palestinas, que escala y escala en potencial hasta convertirse en conflicto directo entre los dos países.
  • El segundo escenario es un atentando de bandera falsa en el encuentro, si se celebra finalmente, entre USA y Corea del Norte, atacando o bien a un presidente o bien a otro, echando la culpa al país del que no ha sido atacado, y provocando una respuesta militar, o bien de Corea hacia USA o bien de USA hacia Corea.
  • El tercer escenario pasa por provocar a Rusia con pequeñas maniobras militares en sus fronteras, buscando excusas para hacer intervenir a la OTAN, creando un micro conflicto y hacerlo luego escalar con el tiempo.

 

Tres “películas” con potencial, tres escenarios que buscan materializar, y mucho trabajo por hacer para evitarlos. Las razas y grupos que nos asisten están buscando algún tipo de solución para ello, pero antes, tiene que haber algún tipo de demostración de la humanidad de la línea 33 de que se toma la situación en serio, de que quieren evitar estos sucesos, de que quieren tomar las riendas de lo que les pase en su realidad. Y a partir de aquí, si se da esa respuesta, bueno, ya se verá cómo evoluciona la situación.

 

También te podría gustar...