Confusión y anclaje de los inconscientes colectivos

La confusión es uno de los parámetros más complicados de desprogramar en el ser humano, pues es uno de los más usados para mantenernos completamente ofuscados. Ya hemos explicado en artículos anteriores cómo eliminar patrones y programas de ofuscación y otros parecidos y relacionados, que tenéis en los archivos del blog de los últimos meses, y hoy vamos a intentar eliminar la confusión, que es uno de los programas que más activos están en estos momentos en el inconsciente colectivo de la humanidad, tanto en la línea 33 como en la línea 42.

Dos inconscientes colectivos superpuestos

Antes de pasar a desprogramar, vamos a explicar la situación de ambas líneas temporales, pues como ya sabéis, se completó la separación de las realidades mentales y se inició hace unas semanas la separación etérica de las mismas. Esto ha llevado a crear dos inconscientes colectivos, uno para las personas conectadas a la línea 33 y otro para aquellos conectados en la 42, pero están aún muy juntos y solapados debido, precisamente, a los enormes egregores de confusión existentes en el planeta. Aprovechando la energía de la confusión que existe ahora mismo en todos nosotros, ambos IC han sido conectados entre sí por “cadenas energéticas” que impedían que el IC 42 pudiera despegarse del IC 33, para hacer que aquellos en la 42 empezaran a separarse, acorde al ritmo que la separación etérica de ambas líneas pudiera llegar a manifestar, a nivel físico. Hace unos días, por intervención de diferentes grupos y jerarquías superiores, se empezaron a cortar todas esas cadenas y anclajes, para permitir que el IC 42 siguiera con su camino natural, pero, de nuevo, las razas en control vuelven a usar la  misma energía de la confusión que reina en el mundo para volver a crear más “lazos” y anclajes, que vuelven a atar ambos IC, impidiendo la separación de las realidades una y otra vez.

Desde niveles superiores ya se está trabajando en ello y, para nosotros, que al fin y al cabo somos los que sufrimos y estamos siendo programados e imbuidos por esa “confusión” constantemente, lo que nos toca es eliminar aquello que permite en nuestra mente que ese programa se active, e incluso que se pueda descargar regularmente del IC colectivo al que estemos conectados.

Explicando el programa “confusión”

Como ya hemos dicho muchas veces, cuando se gestó la psique del ser humano y se manipuló para que pudiéramos actuar acorde a los designios de aquellos que nos crearon, diferentes programas de control se introdujeron en las esferas mentales de manera que, si era necesario, se pudieran activar para prevenir algún tipo de “despertar” masivo, algún tipo de reversión del control que se ejerce sobre nosotros, y cosas así. Cuando los poderes en control empiezan a perder este mismo control, aunque sea en pequeñas dosis, se activan esos programas que les permiten recuperarlo, o al menos intentarlo. Para ello, se activa en el IC principalmente este programa que estamos tratando de erradicar hoy, y se activa simultáneamente en las esferas mentales de la persona la versión “local” del mismo.

El programa de confusión funciona cruzando datos de diferentes esferas mentales, de diferentes partes del cuerpo mental y asignándolos a diferentes Yos y personalidades en nuestra consciencia artificial de forma ligeramente caótica para que estemos constantemente “confundidos” respecto a cualquier cosa que predomine en nuestra realidad. Es decir, si para una persona lo más importante es el trabajo, por ejemplo, sus programas recuperadores de datos presentes en las esferas mentales empezarán a mezclar diferentes paquetes de información interna y externa, que serán entregados a través del programa ego hacia uno o varios Yos de la personalidad y, entonces, en el área laboral, todo será un poco caótico y confuso en nuestra forma de entenderlo, debido a la mezcla y mala “decodificación” de la realidad externa, no porque la situación laboral “física” tenga que serlo.

Para entendernos, es una manipulación mental para poner patas arriba la percepción de la realidad de la persona, haciéndole dudar de algo que tenía claro, creando pensamientos negativos sobre temas en los que no los tenía, etc. Esto sucede a pequeña escala de forma regular cuando se nos quiere manipular mentalmente, para que no hagamos algo que pudiera ir en contra del sistema, pero ahora mismo está sucediendo, y ha sucedido también en otras ocasiones, a nivel macro, a nivel de toda la humanidad, para que no sepamos qué camino coger, para que no entendamos nada de lo que pasa a nivel planetario, para que veamos todo como un caos, en muchos niveles, ya que es simplemente nuestra decodificación caótica y enredada de lo que recibimos por los sentidos lo que evita y dificulta que podamos tener las cosas estructuradas y una percepción real y clara de lo que sucede. Es una manera de hacer que la gente vea la realidad y la perciba de forma confusa y distorsionada respecto a los procesos externos que están detrás de la creación de los eventos de esa misma realidad.

¿Esto por qué está sucediendo en estos momentos?

Por que los planes para ejecutar un posible conflicto entre potencias mundiales, como ya hemos insinuado en los últimos meses, requieren de un caos mental y una confusión a gran escala para ello, y aunque esos planes ya cristalizaron en el plano mental,  y ya están en el plano etérico, aún no han sucedido en el plano físico, de manera que se nos sigue preparando para que nuestra propia energía de confusión, de caos y de “revoltura” sirvan para las últimas fases del proceso que se quiere llevar a cabo. Estos planes son para la línea 33, principalmente, pero el hecho de que se hayan “atado” ambos IC hacen que desde la línea 42 también se vayan a percibir y vivir si no limpiamos estos IC, los dos, y a nosotros mismos.

Así que, de nuevo, aquellos que lo deseen, pueden trabajar en su desprogramación de estos temas con su Yo Superior, a partir de lo siguiente:

Solicito que se elimine y desprograme de mís esferas mentales, de mí patrón conductual, de mí esfera de consciencia, de mí cuerpo mental, de mí centro egóico y de todos los componentes donde se encuentra programada la energía y programas de confusión. Solicito que se bloquee por mi YS la instalación de nuevos programas de confusión desde el inconsciente colectivo en mis esferas mentales, y solicito que se borre completamente y se transmute en la Fuente la energía de confusión que yo haya generado en mí, que haya sido absorbida en el IC al que pertenezco, y que esté siendo usada para ofuscar, crear caos y sembrar distorsión en la realidad común de la humanidad. Gracias.

Con esto, simplemente cada uno se hace cargo de limpiar su “trocito” de confusión que, generado en nosotros mismos, ha sido llevado al IC en el que estemos y, una vez desprogramado en nosotros, intentará que no nos vuelvan a sembrar con ese programa e intentará que no volvamos a generar más confusión que sirva para materializar unos planes que están completamente en contra de nuestro bien mayor como especie, mientras nosotros seguimos ganando tiempo para retrasarlos.

También te podría gustar...