“No se puede forzar a nadie a que crezca, despierte, evolucione o aprenda, sin violar su libre albedrío. Solo se pueden ofrecer herramientas, conocimientos y apoyo para que cada uno tome las riendas de su vida y decida qué hacer con su camino evolutivo” David Topí.

Ingeniero de profesión, actualmente es un polifacético escritor y formador. Trabaja especialmente en divulgar, enseñar y formar a personas en temas de desarrollo personal, metafísica, el funcionamiento del sistema energético del ser humano, la composición y programación de la psique y la mente, la expansión de la consciencia, etc., entendiendo estos temas por aquello que está más allá del mundo que percibimos con nuestros sentidos.

Ha creado la Escuela de Metafísica y Desarrollo Transpersonal (EMEDT) con la intención de proporcionar un marco organizado y coherente para impartir toda aquella información, técnicas, herramientas y conocimientos que sean necesarios para la potenciación del crecimiento personal y la transformación de la realidad personal del individuo, que modifiquen a su vez, paso a paso, la realidad global del planeta.

Buscador incansable, se ha formado e interesado por la metafísica, las terapias alternativas, desarrollo de nuestras habilidades “espirituales” innatas y por sistema de desarrollo personal que permitan al ser humano expresar su máximo potencial y alcanzar respuestas para preguntas escondidas, a veces, muy dentro de nosotros mismos.

Propósito del blog y mi historia personal

Un lector me hizo la siguiente pregunta:

¿Qué has tenido que hacer tu para llegar a este nivel de conexión con tu YS y tus guías o aquellos que te ayudan y que ahora parece que te pueden explicar “todo”? ¿Cómo llegamos ahí el resto de personas para poder comprobar y tener acceso a toda esta información por nosotros mismos? Gracias por todo este trabajo por cierto, me gustaría participar y colaborar pero no consigo esa limpieza o fluidez en la conexión con mi YS que busco desde hace tiempo.

Y lo que puedo responder al respecto es esto:

“Todo el mundo posee una misión o un propósito y, en mi caso, tiene que ver con esto que veis reflejado en el blog o en los cursos, libros o todo lo que hago. Este propósito es aceptado por el alma para cada encarnación y se plantea desde el Yo Superior hacia el cuerpo espíritu y este hacia el alma, o directamente del YS al alma si el anterior no está presente. Si el alma “acepta” y le parece “bien” esta propuesta de trabajo para cada vida, entonces el problema viene en hacer llegar a la personalidad esa idea, conocimiento y “función”, que “despierte” a ella y que inicie los pasos para poder llevarla a cabo. Hasta donde soy consciente, en todas mis encarnaciones estoy haciendo este tipo de labor “informativa” y de formación de una manera u otra y con las herramientas y conocimientos que existen en cada época histórica en las que poseo una encarnación activa y simultánea (con las que trabajo conscientemente desde esta encarnación como “David” para poder asistirme a mí mismo en este mismo trabajo en otras épocas de la humanidad).

Una vez el alma y el YS consiguen que la personalidad “descubra” ese propósito y lo acepte conscientemente, el alma y el YS procuran dotar a esta de las herramientas, oportunidades y recursos para llevarlo a cabo, dejando que la personalidad “lidere” el proceso, haga el esfuerzo, avance o retroceda en ello, cometa sus errores y aprenda de ellos, etc. En mi caso, se inició con el aprendizaje de técnicas de meditación que me llevaron a principios del 2003 a conectar con aquellos que me asisten, que llamamos “guías”, y de ahí a poder empezar a recibir pequeñas imágenes, frases o mensajes muy escuetos con contenido muy básico.

Desde el 2003, el uso diario de la meditación, el trabajo con el péndulo, sincronicidades, escritura “automática” y el aprendizaje de técnicas de auto sanación me llevó a poder “despejar” una parte de los bloqueos inherentes y presentes en el ser humano en la mente (las esferas mentales), mi esfera de consciencia y mi personalidad, el cordón dorado y mi estructura psíquica y energética. A partir del “empuje” del alma y del YS potenciando la energía de la voluntad y minimizando la activación de los arquetipos de no-evolución, esas pequeñas imágenes o mensajes simples fueron con los años siendo cada vez más precisos, claros y detallados. A más me desprogramaba y me sanaba, mayor claridad y precisión, sufriendo por otro lado enormes ataques psíquicos y manipulaciones y todo tipo de bloqueos por parte de REC y SC que buscan a cada minuto como impedir estas conexiones, pues están marcadas como “muy peligrosas” para ellos y, por ende, te asignan vigilancia 24h y, si pueden, intentar evitar que las hagas.

Para poder avanzar, entonces hay que potenciar más la voluntad, para no desistir cuando estas fatal y por los suelos, física, emocional y energéticamente hablando. Aprendí a ir a “piñón fijo”, que básicamente quiere decir que pasara lo que pasara había que seguir adelante (pero he tirado la toalla en varias ocasiones) y una vez iba consiguiendo mayor claridad en los paquetes de datos que recibía y comprobaba por varios métodos que eran correctos, entonces podía confiar más y aplicarme más a fondo para desbloquear aún más esta comunicación. Con el tiempo, casi 17 años después, más o menos el canal es estable, la comunicación muy fluida, el trabajo con mis guías y mi YS es un continuo 24h al día y las peleas con REC y SC para poder seguir tecleando otras 24h al día más. Por lo tanto, el proceso para todos los seres humanos es idéntico: eliminar bloqueos y programas que impiden por su naturaleza la conexión con el YS más allá de un nivel básico que se nos otorga para que mantengamos algo de la “ilusión” por estar conectados a lo “divino”, pero que no permite bajar más que un mínimo de información no “peligrosa”, ya que hay filtros en la mente que detectan qué te están explicando y comprueban automáticamente si puedes acceder a ello por comparación con el paradigma de la esfera mental preconsciente.

Al ir quitando y desprogramando, volviendo a quitar y sanar lo que te han vuelto a poner después de haberlo quitado, seguir insistiendo para aprender de tu YS formas de salir adelante, defenderte de REC y todo esto, y tener mucha voluntad de seguir aprendiendo, se puede llegar a un nivel de conexión y comunicación tan directo y fluido como si estuvieras hablando con un amigo a un metro tuyo. Por otro lado, el hecho de tener un perfil público incrementa la dificultad, pues aquellos que hacen su proceso en casa de forma más anónima, tienen muchas menos restricciones al no estar tan vigilados (o nada vigilados) y, por lo tanto, con una protección básica de su YS y sus guías pueden avanzar en su propósito o misión, la conexión con su YS desde su personalidad y la comunicación a través de los canales internos que todos traemos por defecto con menos trabas y más rápidamente. “