Desprogramación de los códigos de “peligrosidad” y “exceso” de nivel evolutivo

images

Mientras seguimos ejecutando el proceso de desprogramación de las rutinas de auto sabotaje explicadas en el último artículo, añadamos a esta desprogramación una subrutina más que nos va a ayudar a completar la limpieza de una de las partes de la mente del ser humano que utilizan contra nosotros mismos, pues, como ya habéis intuido, y en general, se prefiere usar para bloquearnos, “atacarnos” y limitarnos todos los sistemas que ya tenemos en nosotros y que poseemos por defecto, y por programación, en la mente o estructuras energéticas, más que instalar cosas nuevas que, aunque se hace muchas veces, requiere más trabajo por parte de asimoss, amoss y resto de razas el llevarlo a cabo.

Estado de la situación

En todo caso, antes de ir a la explicación de hoy, veamos cual es la situación de los protocolos de limpieza “planetaria” que están en marcha. Actualmente, un 30% de todos los asimoss, amoss y miembros del resto de razas están fuera del planeta, o bien expulsados o bien huidos. Poseen la capacidad de salir de la Tierra porque tienen tecnología o bien de “salto” hacia la Luna o Marte, aunque nos parezca “ficción”, o bien de transporte “convencional” en diferentes vehículos “espaciales” que su tecnología y conocimiento les ha permitido desarrollar desde hace milenios. Por lo tanto, los que no están siendo extraídos, están “preparando las maletas” y las fuerzas, grupos, y seres que asisten a Kumar están encargándose de que no hagan ningún destrozo ni ejecuten ninguna acción que pudiera causar problemas en los puntos de la Tierra en los que sus bases logísticas se encuentran. La situación es seria, pero es muy esperanzadora.

Se cree que quieren “huir” para volver con refuerzos, siendo una conclusión a la que se ha llegado al notar nuestros Yo Superiores que no se iniciaba ninguna contraofensiva por parte de asimoss, algo “extraño” conociendo el “carácter” de esta raza y de aliados como los amoss, “conquistadores por naturaleza” y guerreros “fieros”, por decirlo de forma “poética”. Como siempre, comprobad todo con vuestro YS para seguir recibiendo las certezas que necesitéis para vuestra confianza en el proceso.

Por lo tanto, si no están preparando “algo” en el planeta y hacen preparativos para salir de aquí, es posible que se intenten agrupar en algún otro lugar y luego volver. El logos planetario parece que contempla esta posibilidad y se están dando órdenes para que no escape nadie. Veremos que hacen aquellas fuerzas que nos asisten para encargarse de ello, porque, a la visión de la personalidad humana, es normal que este tipo de situación nos parezca más bien sacada de una película de Star Wars y, por lo tanto, induzca directamente a incredulidad y a la activación de programas asociados. Es por eso que, posiblemente, los detalles de cualquier tipo de intervención solo nos serán explicados, si se produce, cuando se haya terminado, para evitar que nuestras fantasías y pensamientos distorsionados creen escenarios en el plano mental que puedan causar movimientos energéticos no deseados que interfieran en completar estas octavas de limpieza planetaria con éxito.

Por otro lado, muchos quizás habréis visto que mi página de Facebook y mi cuenta de Twitter ya no funcionan, han sido desactivadas. Tuvo que ser hecho como medida “defensiva” y de precaución, pues el egregor de ambas cuentas en ambas redes sociales estaban siendo utilizados contra mi campo energético, siendo además como una “baliza” para localizarme, y poder “llegar” hasta mi, pues así es como nos buscan y localizan en general, por nuestra “firma electromagnética”, no por la dirección postal física, por lo tanto, hubo que deshacer rápidamente ambos egregores y disipar toda su energía para poder “desaparecer” del radar hasta que veamos que sucede. El blog está protegido y “escondido”, tanto a nivel etérico como mental y su egregor también desde hace ya tiempo, pero el resto de cuentas y sistemas tecnológicos que uso no. La difusión de los artículos la seguís teniendo disponer a través del blog directamente, de telegram o de email, que no han generado egregor lo bastante importantes aún como para que sea un problema su utilización.

Bien, con estas explicaciones en mente, vayamos con la desprogramación de la rutina que nos falta añadir al proceso que pusimos en marcha tras el último artículo.

Rutinas de “alarma” por expandir la consciencia

Todos nosotros, al nacer, iniciamos desde las esferas mentales un protocolo de conexión al inconsciente colectivo que rige la zona geográfica en la que naces por defecto, no solo el IC global de la línea temporal 33 o 42, sino también a los IC locales, regionales, nacionales, etc. Este protocolo lo que hace es ir activando automáticamente programas que van monitorizando como se encuentra, energéticamente hablando, la persona, “midiendo” la expansión de su esfera de consciencia, que es lo que marca el nivel evolutivo que ha alcanzado ese ser humano.

Como ya hemos hablado otras veces, y como habéis visto en la conferencia sobre la desprogramación de la mente, la esfera de conciencia es un torus pentadimensional que forma parte del cuerpo mental del ser humano y en el que está ubicada no solo nuestra personalidad, y nuestra consciencia “artificial”, sino además la conexión con la consciencia de nuestro Yo Superior.

La manera de monitorizar a aquellas personas que expanden demasiado su esfera, más allá de lo que se estipula como “normal” para un humano “medio”, es instalar de serie al nacer un “código” o programa que “salta” cuando la esfera de consciencia alcanza un tamaño más allá de lo “estipulado” para lo que se espera o desea que tengamos. Al hacer saltar este “chivato” energético, “alguien” (perteneciente al sistema de control) manda a algún ente a “ver” quién es y que hace ese ser humano que expande su consciencia más allá de lo “habitual” y, una vez comprobado, se le incrementa el código de peligrosidad que todos solemos llevar instalados en el cuerpo etérico y mental, y que nos clasifica de cara a las razas en control y a los millones de entes que de ellas dependen y que seguimos expulsando.

Por lo tanto, vamos a quitar ambas cosas, los códigos que nos marcan y los programas que avisan de cuando hemos superado un nivel de expansión de consciencia determinado, y, además, solicitaremos que esta petición se comparta con todos los Yo Superiores del planeta, para que estos, aunque la personalidad de su contrapartida humana jamás llegue a leer estas líneas, pueda recibir la desprogramación si así lo decide el alma y el Yo Superior en conjunto, pues, recordad, que al haber cambiado las reglas del juego, ahora el YS tiene los mismos grados de libre albedrío que tiene el alma, y entonces pueden ejecutar para el conjunto de la persona aquello que esté a favor de su bien mayor, aunque su personalidad no sea consciente de ello. Esto es posible porque la personalidad es artificial, se crea artificialmente y se gestiona artificialmente por el programa ego, por lo tanto, no tiene “jerarquía” (en cierto sentido), estando supeditada al alma, al espíritu si está presente y al YS, pero, como hasta ahora el YS no tenia libre albedrío para actuar si la personalidad no lo pedía, no podíamos iniciar este tipo de acciones que ahora si que podemos.

De esta manera, pediremos a nuestro YS, los que queráis, que se nos eliminen los códigos que hacen saltar la alarma al llegar a un nivel de consciencia determinado, eliminaremos también los códigos que nos identifican con un grado de “peligrosidad” determinado, y pediremos a nuestros YS que les expliquen al resto de YS lo que se está haciendo, y que ellos decidan libremente si desean ejecutar lo mismo comunicándoselo directamente al alma. Si el alma lo acepta, entonces no será necesario que la personalidad lo pida para poder hacer esta desprogramación en todos los seres humanos del planeta simultáneamente.

Esto no es garantía de éxito, recordad que hace unos cuantos artículos hicimos una prueba de este mecanismo y solo unos 10 millones de almas hicieron caso a lo que su Yo Superior les pedía, mientras que, el resto, por miedo, programación y por la confusión causada por los paquetes de datos que venían del inconsciente colectivo decidieron no solicitar la ayuda que se proponía. Para evitar que esto ocurra de nuevo, pediremos al YS que bloquee cualquier paquete de datos que baje desde el IC al alma con el mensaje de “lo que te está llegando de tu YS no es correcto, no hagas caso”. Lo mismo que se envió la última vez, y veremos a ver si esta vez tenemos mayor éxito.

La petición, pues, varias veces, hasta que tengáis la confirmación de que se ha completado al 100% y uniéndola a la petición de la semana pasada, es la siguiente:

Solicito a mi Yo Superior que elimine todos los códigos y paquetes energéticos que me marcan e identifican con un cierto nivel de “peligrosidad” e “incomodidad” en el sistema de gestión de la humanidad en la Tierra, borrando por completo cualquier identificador presente en mi que pueda ser usado para monitorizar mi estado evolutivo, energético y “peligrosidad” acorde a la visión de las razas en control, entes que colaboran con ellas y el sistema de gestión de la humanidad.

Solicito que se eliminen de la esfera de consciencia los programas, dispositivos y elementos que marcan y avisan cuando esta ha alcanzado un nivel de expansión mayor que el permitido y registrado por asimoss y resto de razas como el nivel máximo acordado a los seres humanos, y que inicia los protocolos de rastreo, seguimiento y bloqueo de las personas que han llegado a este nivel de consciencia.

Solicito que se borren todos los paquetes de datos, programas y mecanismos que están relacionados y trabajando en paralelo con estos sistemas de alarma para que no puedan enviar ningún tipo de aviso hacia los inconscientes colectivos a los que estoy conectado de que he realizado avances evolutivos o he borrado mis códigos de identificación energéticos.

Solicito que esta petición sea comunicada a todas las almas y Yo Superiores del planeta, para que actúen libremente y decidan si desean ejecutarla, aun cuando su personalidad no esté al tanto y no haya accedido a este conocimiento o petición, bastando la aprobación del alma o del Yo Superior para proceder con la misma. Solicito que se bloqueen por parte del Yo Superior los paquetes de datos que puedan ser enviados hacia el alma desde el inconsciente colectivo para tratar de confundirla y evitar que reciba correctamente esta información por el canal de comunicación habitual con su Yo Superior. Gracias.

Con esto, seguimos avanzando, y veamos en breve como continua la situación y la octava de limpieza planetaria que estoy seguro tendrá magníficos resultados y positivas consecuencias para todos.

También te podría gustar...