Desprogramando al “guardia de seguridad” de la mente (para poder colar más datos “no permitidos” en la misma)

Con los arquetipos de no-evolución y los arquetipos de crecimiento cíclico en proceso de ser desprogramados y eliminados, el tercer y último componente que vamos a borrar de nuestras esferas mentales, para que la resistencia al cambio “positivo”, al progreso individual y a las oportunidades de ir avanzando con mayor rapidez de lo que SC y REC nos permiten se minimicen por completo, es el “arquetipo de control evolutivo.”

Frecuencia, concepto clave

Antes de ello, quizás también sea importante explicar qué entendemos por “ir avanzando”, “ir creciendo”, o “ir evolucionando”. Son términos y frases tan genéricas y en cierto modo abstractas que, para cada persona, pueden significar algo diferente y, por lo tanto, al leer los artículos y decodificarlos según la programación y sistema de creencias de cada uno, lo que retenemos y entendemos de lo que estamos tratando de transmitir puede variar enormemente en interpretación, desde lo más “genérico” y global (“iré aprendiendo cosas y creciendo como persona”), hasta lo más técnico (“expandiré un 5% mi esfera de consciencia y desmontaré 20 niveles de mi sistema de creencias en la capa preconsciente del cuerpo mental”). Ambos conceptos son correctos, pero pueden alejarse de los intentos de nuestros YS por hacernos llegar una serie de conceptos para que, más o menos, todos los apliquemos por igual.

Así, en el sentido que damos en el blog a los términos de avanzar, crecer, evolucionar y progresar, y todos los sinónimos que se os ocurran, el concepto clave es: frecuencia. ¿Por qué? Porque lo único que determina tu nivel de realidad es la frecuencia a la que se encuentra tu cuerpo mental. De ello depende que estés en la línea 33 o en la línea 42. De ello depende que tengas una vida más fluida y armoniosa o más densa y complicada. Pero, para que el cuerpo mental posea una frecuencia de vibración elevada, todo el resto de cuerpos debe acompañarlo en ese estado energético y estar en un nivel similar, pues un cuerpo mental “limpio” pero con un cuerpo emocional “denso” lastra a este primero, y un cuerpo físico o etérico en pésimas condiciones hacen lo mismo. Por lo tanto, cada arquetipo, bloqueo, programa o restricción que quitamos tiene por objetivo que avancemos en frecuencia, que subamos la vibración de cada partícula que nos forma, para que todo lo demás que depende de ello produzca por si solo otros cambios que van concatenados.

Procesos que se activan en cascada

Al elevar la frecuencia del cuerpo mental y todos sus componentes y contenido, la glándula pineal como proyectora de la realidad en forma de ondas holocuánticas puede generar, a partir de la información presente en este, otro tipo de “escenario” para nuestro día a día. Si el cuerpo mental y las esferas mentales generan otro tipo de contenido y tienen menos programas que nos distorsionan o limitan esa creación de nuestra propia realidad, la consciencia se expande, pues la esfera de consciencia (situada a un metro de nuestra cabeza física en la parte alta del cuerpo mental) usa la energía de mayor vibración de la mente para expandirse.

Si se expande la esfera de consciencia, la persona comprende más cosas, entiende y percibe mejor su entorno físico y no físico. Si la persona entiende y comprende mejor porque decodifica niveles de contenido e información más elevado, el YS puede activar y trabajar cada vez a niveles más altos de conexión a través del alma y puede imbuir más energía y “paquetes de datos” de mayor complejidad y contenido hacia la mente con menor distorsión. Y, así, en cadena, siempre repercutiendo en que todo el conjunto del ser humano se transforme en una versión más “avanzada” de sí mismo al irse sintonizando con las bandas frecuenciales más altas tanto de la LT33 como de la LT42.

Por lo tanto, al seguir quitando ciertos programas muy importantes de la mente y del cuerpo mental que controlan una gran parte de las funciones energéticas de todo el avatar, podemos elevar frecuencia y, con ello, poner en marcha otros muchos cambios de forma casi automática. Este arquetipo de control evolutivo (ACE) es uno de los “prohibidos” por el sistema. Esto quiere decir que es uno de los que no se quiere que se “toquen” de ninguna de las maneras, junto con el arquetipo religioso o el científico, por ejemplo, que son otros de los arquetipos que marcan fuertemente cómo creemos que son las cosas y cómo decodificamos la realidad del mundo “de ahí fuera”.

Revisando los arquetipos

Recordemos que un arquetipo es un programa insertado por defecto (al nacer) en la mente y en el cuerpo mental que hace varias funciones, por ejemplo, archivar y gestionar todos los datos y conocimientos de un tema en concreto, pero también decidir qué datos quedan registrados en nosotros y nos hacemos conscientes de ellos, pues tienen la propiedad de bloquear el contenido de los paquetes visuales, auditivos o energéticos que podamos estar recibiendo con información externa o desde nuestro YS, si este contenido no está acorde a lo que se nos permite “archivar”.

Por ponerlo con un ejemplo, si nos dieran un libro con todos los secretos del universo, alguien nos los explicara o nuestro YS nos los dictara, este arquetipo automáticamente analiza todo lo que entra por los sentidos físicos o extra físicos (pues los datos pasan de los sentidos al cerebro, del cerebro pasan a la mente preconsciente, de ahí se filtran y comparan con el paradigma, y de ahí se vuelven a filtrar y comparar con el arquetipo correspondiente al tema del contenido de ese paquete de datos).

Después, el arquetipo bloquea aquello que no está acorde a la información permitida, y literalmente, aunque hayamos escuchado o leído algo o recibido algo, en pocos minutos se ha olvidado, no se ha comprendido, o simplemente esos paquetes o bien se borran de la mente, o bien se diluyen tanto que la comprensión y decodificación final de la persona es tan inocua que ya no representa ningún peligro para REC o SC que “eso” se haya recibido. Es algo que, quizás, a muchos, nos pasa leyendo estos artículos, pues los programas de la psique solo dejan pasar una parte del contenido de los mismos para su comprensión, según la desprogramación que cada uno haya conseguido hacer, y de ahí se producen las diferentes interpretaciones para cada persona según el contenido del sistema de creencias a través del cual se “tamizan” estos paquetes de información que publicamos en el blog o recibís de cualquier otra fuente de información.

Algunos arquetipos importantes

El arquetipo religioso, por ejemplo, gestiona y define los sistemas de creencias que la persona ha adquirido a lo largo de su vida sobre religión o temas afines (no creer en ninguna religión o ideología también es un subprograma del arquetipo religioso) y tiene los componentes que inducen a “buscar respuestas fuera” y “pedir todo fuera” para recibir ayuda, ocultando la realidad de que todo funciona al revés, es decir, la ayuda se pide “hacia dentro”, hacia el Yo Superior, que es una parte de nosotros mismos, y es quien siempre busca la manera de asistir a la personalidad en el avatar.

De igual manera, el arquetipo científico decide, bloquea e impide que aprendamos más sobre la base científica y tecnológica de las leyes y fuerzas que marcan la realidad del planeta, el espacio-tiempo, las fuerzas universales, etc., ya que bloquea la entrada de datos no autorizados por asimoss (por programación estándar para todos los seres humanos) sobre lo que se desea que conozcamos o dejemos de conocer a nivel científico-técnico.

Es una de las razones, por ejemplo, por las cuales cuesta tanto avanzar en temas como la reconciliación entre las diferentes fuerzas gravitatoria, electromagnética, las fuerzas nuclear fuerte y débil, la relatividad general, los puntos de unión que existen entre la mecánica cuántica de lo infinitamente pequeño y las leyes de Newton sobre el movimiento de lo infinitamente grande, etc. La búsqueda de la “teoría unificada del todo” nos elude porque no se permite que accedamos, aún, a ese conocimiento, siendo unas fórmulas que existen y están presentes en el “saber” de todas las otras razas que gestionan el sistema de vida en la Tierra y, por supuesto, nuestros propios YS.

Un guardián mental para impedir la entrada de datos

Estos arquetipos, junto con otros muchos más, están marcados como “arquetipos de nivel 3”. Esto quiere decir que hay varios niveles de programación de las esferas mentales y algunos de los más importantes se colocan en niveles inferiores tapados con muchos otros programas y protecciones encima, para que no puedan ser accedidos ni desprogramados fácilmente por las técnicas psicológicas o energéticas que conocemos o usamos, de manera que, solo conociendo que existen y en qué nivel están (porque obtengamos de nuestro Yo Superior esa información), podemos solicitar que se eliminen desde la propia conexión del YS con las esferas mentales y el cuerpo mental a través del cordón dorado, el centro espiritual inferior y el centro espiritual superior (los arquetipos de nivel 3 están relacionados con la realidad base, cuántica y general, los de nivel 2 con la realidad limitada y relativa que percibimos y los arquetipos de nivel 1 con la realidad subjetiva que es la que decodificamos para darle sentido al mundo (podéis verlo en la conferencia sobre estructura de la psique en la página de descargas del blog)).

Por lo tanto, este arquetipo de control evolutivo lo que hace es frenar la incorporación de datos no autorizados incluso antes de que lleguen a los arquetipos individuales del tema en cuestión que los ha de manejar, impidiendo, literalmente, que ni siquiera entren a ser procesados por los programas mentales de decodificación e interpretación de la psique. Para haceros una analogía, es el guardia de seguridad a la puerta de la discoteca que decide que entra o que no entra en el interior de la misma. Y este guardián tiene una programación realmente férrea para que nada que no esté permitido por las leyes y límites instalados por asimoss en la psique humana pueda colarse en la fiesta.

Casi todos los datos son inocuos

Como podréis intuir, el 99% de los datos pasan sin problemas al interior de las esferas mentales, pues en el día a día de toda la humanidad, lo que vemos, oímos, captamos y percibimos del entorno, los medios de comunicación, los canales por los cuales recibimos información del exterior, no contienen absolutamente nada que sea contrario a REC o SC o ponga en peligro ni un ápice el sistema de gestión de la humanidad. Así que este arquetipo ACE no tiene, en general, mayores problemas para hacer su trabajo (es un programa, así que no “piensa”, igual que el Windows hace lo que hace porque está programado para hacerlo así y no de otra forma).

Pero, si de vez en cuando llega algún paquete de datos “contrario” a REC o SC, en general, este ACE se encarga de bloquearlo, limitarlo, borrarlo o hacer que no se pueda decodificar correctamente, se distorsione su significado, se elimine de la mente al poco tiempo, etc. Con lo cual, cualquier cosa que se nos quiera hacer llegar y que se mantenga como conocimiento “permanente” que nos permita avanzar y comprender mejor no tiene demasiadas oportunidades de que así sea, en general, para la mayoría de nosotros.

Por lo tanto, lo que vamos a hacer es eliminar este programa en su totalidad, como siempre, a través de nuestro YS, con la siguiente petición, varias veces hasta que tengáis confirmación de que ha sido desprogramado al 100%.

Solicito a mi Yo Superior y le doy permiso permanente para que elimine el llamado arquetipo de control evolutivo presente en mis esferas mentales, en mi cuerpo mental y en el resto de componentes de mi psique y estructura energética. Solicito que se borren, desprogramen y eliminen todas las protecciones que impiden el acceso a este arquetipo y a sus programas y datos de funcionamiento, limpiando el canal de traspaso de información desde los sentidos y el cerebro hacia la mente y los procesos de decodificación mental sin que puedan ser bloqueados, alterados, frenados o limitados por los procesos de “guardia mental” que este arquetipo y sus programas realizan para impedir la entrada de conocimiento “no autorizado” por la programación estándar impuesta en el ser humano a través del sistema de control. Solicito y doy permiso permanente para que todos los datos y partículas, formas mentales e información que este arquetipo usa para su funcionamiento sean borradas, eliminadas y desprogramadas también en su totalidad. Gracias.”

Con estos tres últimos artículos, pues, habremos eliminado ya, una vez completos los procesos de desprogramación, tres bloqueos importantes que lastran el crecimiento del ser humano, y podremos ir empezando a entregar material de mayor complejidad y “peligrosidad” que, esperemos, no sea rechazado ni bloqueado ya por ninguna parte de nuestra psique, y puedan ser retenidos, por mucho que REC y SC sigan intentando impedirlo, como parte del conocimiento de cómo funciona el sistema de vida en nuestro planeta y muchos temas que nos eluden aún al respecto.


librosCurso online de desprogramación mental, sanación energética y estructura de la realidad – nivel 1

Este curso te adentra en la estructura y componentes que forman nuestra psique: las esferas mentales, la esfera de consciencia, el cuerpo mental, el patrón conductual, el programa ego, los centros de control, etc. Un curso para sanar, desprogramar y comprender el funcionamiento de los potenciales internos que posee el ser humano y el funcionamiento de nuestra realidad.