Desprogramando parte de los filtros que impiden integración de datos

Habíamos dejado las explicaciones sobre los temas preliminares que debemos integrar respecto a las reglas del nuevo nivel evolutivo explicando que habrá ciertos cambios en la manera en la que la nueva realidad “tangible” a los sentidos que percibiremos como nuestra “nueva realidad” funcionará. Esto no es un cambio a capricho o un cambio que vaya a dotarnos de menos control sobre la realidad, sino que es la manera en la que todas las razas que no han sido tan manipuladas como la nuestra funcionan.

En un entorno evolutivo “normal”, los miembros de cualquier especie comparten un IC de forma consciente, proyectando en el mismo aquello que desean que forme parte de su entorno, una vez su IC está con el contenido adecuado, los mecanismos de manifestación de la realidad proyectan desde el plano mental las formas energéticas y mentales que los miembros de esa especie han consensuado y proyectado, estos son codificados y manifestados en el plano etérico y luego, literalmente, forman la realidad física acorde al deseo y diseño del conjunto de la sociedad.

Así fue diseñado en sus parámetros originales la creación de las estructuras en cualquier planeta donde hubiera vida consciente, siendo los mismos miembros de esas razas o especies los responsables de crear conscientemente su propio entorno evolutivo.

¿Qué nos pasó a nosotros? Que si aquellos que modificaron nuestros cuerpos y sistemas energéticos hubieran dejado este mecanismo intacto en sus inicios no hubieran podido manejar ni controlar la realidad del ser humano ni esconderse de nosotros en aquellos límites frecuenciales que nuestros sentidos no captan, por lo tanto, tuvieron que manipular por completo los procesos de creación de la realidad planetaria y común en la Tierra imbuyendo los mecanismos en la psique y esferas mentales de cada ser humano, cambiando los canales de manifestación a través del IC hacia la esfera mental preconsciente, usando la glándula pineal como proyector de la realidad y consiguiendo así que, simplemente, insertando ellos en nuestro IC lo que querían que nosotros tuviéramos como “holograma” y viéramos como “real”, fuera “descargado” en nuestras mentes y proyectado en forma de ondas holocuánticas hacia el exterior. Básicamente, metieron el proyector de cine en cada espectador en vez de dejarlo fuera de ellos, y evitaron que la película que se proyectara hubiera sido decidida y creada por todos antes de entrar en la misma sala. Espero que con esto se entienda lo que expliqué en el último artículo y así se resuelvan algunas de las dudas que me habéis hecho llegar al respecto.

Revisando puntos pendientes

Bien, en otro orden de cosas, otro de los puntos que tenemos que volver a retomar pues no ha sido del todo integrado por aquellos en la línea temporal 42 (recordad que vamos monitorizando el estado del IC y de esta manera podemos saber qué conceptos han “cristalizado” y han sido integrados en nuestra psique y cuales hay que volver a tocar), es la idea de que nosotros tenemos el poder de crear aquello que vemos cómo el mundo sólido. Esto, en la mayoría, no ha pasado los filtros de la esfera mental preconsciente y literalmente no nos lo creemos. No pasa nada, como dije, vamos a tener que hacer miles de desprogramaciones y sanaciones hasta que sea algo tangible, real y que podáis comprobar por vosotros mismos, así que hoy ejecutaremos una de ellas para que sea más sencillo empezar a demostraros, por vosotros mismos, que sí que tenéis el poder de crear el mundo en el que vivís y que este NO es independiente de vosotros, sino que sois co-creadores del mismo y que, por lo tanto, lo que veis en vuestro día a día ha salido de vosotros, y de todos aquellos a vuestro alrededor.

Miles de filtros

Para facilitar que la programación que tenemos limitándonos pueda ir siendo reducida y poco a poco nuestro YS pueda ayudarnos a integrar estos nuevos conceptos, vamos a eliminar otra de las capas de programación que impiden que ciertos parámetros se almacenen en el cuerpo mental, lo cual supondría ya la integración del conocimiento, pues significaría que habrían pasado los diferentes filtros de las distintas esferas mentales y, entonces, habría sido “aceptado” por los sistemas de creencias que tenemos como datos e ideas “válidos”, que podemos incorporar a nuestra estructura cognitiva. Por lo tanto, lo que vamos a quitar hoy, quien quiera, son una serie de filtros que actúan en todo el proceso de reenvío de los paquetes de datos que van desde los sentidos físicos hacia el neocórtex, de ahí a través del cerebelo etérico hacia la esfera mental preconsciente, de ahí hacia la esfera mental consciente y de ahí hacia el repositorio de datos que es el cuerpo mental.

En estos pasos mencionados, cada estímulo, dato o información que entra por los sentidos es cortado, filtrado, diluido y adaptado a los modelos de creencias que tenemos programados, así que ya os podéis imaginar que os pueden dar un libro con los secretos mejor guardados del universo que, cuando entran esos estímulos visuales por los ojos tienen un tipo de información codificados, pero cuando llegan al cuerpo mental han sido tan diluidos que lo único que nos acordamos y aceptamos como válido es una línea de una página que es más o menos intrascendente y no choca con los sistemas de creencias que rigen al ser humano. Es por esta razón, que en general, no solemos aceptar nada que vaya en contra de lo que queremos aceptar, creemos que es válido y solemos dar por correcto, ya que hay varios miles de filtros desde la fuente de información hasta el almacenamiento de la misma que dificulta que realmente integremos aquello que nos llega (no significa que no lo comprendamos, significa que no queda almacenado como parte del conocimiento integrado y, después de unos días, se borra de nuestra memoria por los procesos naturales de “limpieza energética” que todos tenemos de aquellos paquetes de datos que son descartados por los procesos mentales). En este otro artículo además, dimos algunas pautas sobre cómo detectar que es verdad y que no lo es trabajando con el arquetipo de la “verdad” del plano causal y aquí sobre cómo desprogramar lo que nos impide reconocer lo correcto. 

Por lo tanto, para eliminar una parte de esos filtros y que podamos empezar a entender y aceptar aquello que nuestro YS nos intente hacer llegar, podemos usar esto:

Solicito que se eliminen todos los filtros de los niveles del 1 al 5 de mí sistema de creencias en la esfera mental preconsciente, la esfera mental consciente y el cuerpo mental. Solicito que se eliminen los filtros preliminares que diluyen el contenido de todo aquello que no está acorde a la programación imbuida en mí por el sistema de control a través del inconsciente colectivo al que estoy conectado. Solicito que se eliminen los bloqueos, implantes y sistemas imbuidos en mi a nivel cerebral, en mis sentidos y en los programas y procesos de envío de información desde los sentidos hacia la mente y hacia el cuerpo mental facilitando el paso de todos los paquetes de datos que mi YS da por válidos como parte de mí crecimiento personal, espiritual y camino evolutivo.

De nuevo, hay que hacer varias veces la petición, pues esta desprogramación funciona por capas, de manera que cada vez que hacemos esta petición nuestro YS elimina un poco de la misma. Tenéis que buscar la manera de comprobar qué % de la petición se ha completado con las diferentes herramientas que os he mencionado en artículos anteriores (revisadlos, están en los archivos del blog, para que no me volváis a preguntar por el tema) y en unos días, como mucho un par de semanas, una gran parte de estos filtros tendrían que estar fuera.

También te podría gustar...