El bucle temporal de la línea 33

bucle

Habíamos dejado para el último tema de esta miniserie sobre las líneas temporales la explicación de porqué la línea temporal #33 es una línea cerrada y en bucle, que no permite el paso de nivel evolutivo, algo que habíamos dicho o mencionado varias veces a lo largo de los últimos meses, pero nunca habíamos explicado porqué es así o que es lo que ha llevado a que esta situación sea así.

De igual manera que en el artículo anterior hemos comentado y explicado porqué se escogió la posición 42 de la estructura del plano mental como anclaje para la línea temporal de sucesos y dinámicas que permiten elevar la frecuencia hasta los 15,6Hz requeridos para iniciar el proceso de paso a la “nueva Tierra”, en este caso vamos a ver qué sucede con la línea temporal que nace de la posición 33, y que no permite en ningún caso este cambio.

Para entender esta situación, hemos de remontarnos muchos siglos atrás, primero, y, luego, unas pocas décadas. Inicialmente, hace muchos siglos, existían, como en todo sistema planetario, múltiples líneas temporales que marcaban múltiples posibles destinos para la humanidad, de manera que había diversos “caminos” que permitían materializar uno u otro “futuro” de acuerdo a los designios, cambios, escenarios o eventos que la propia humanidad y su sistema de control llegaran a “materializar” desde el plano mental hasta el plano físico. Con el paso del tiempo y las reestructuraciones necesarias en la Tierra para poder construir y prepararse para el “salto evolutivo”, se hizo necesario reducir, como ya hemos mencionado, el “espacio mental” disponible, y, las líneas temporales, fueron compactándose y aglutinándose, así que hace unas cuantas décadas, en la época de los años 40, ya prácticamente quedaban solo dos o tres macro líneas temporales, y ahí es cuando empieza ya la historia de lo sucedido con la línea temporal 33.


El experimento Filadelfia

Es posible que muchos de vosotros hayáis oído hablar del experimento Filadelfia, tenéis mucha literatura en la red y no es mi intención entrar en detalles sobre el mismo. Vamos a explicar, sin embargo, que nuestras “élites” y las diferentes razas que las dirigen y que ya conocemos de sobra, estaban al tanto del proceso de creación de la nueva realidad, del proceso de paso de nivel evolutivo, de que la humanidad iba subiendo poco a poco su nivel de consciencia, etc. Por lo tanto, había que ejecutar algún tipo de maniobra para que no se pudiera tener, o no tuviéramos disponible, ningún carril temporal que nos llevara hacia ese salto de consciencia. Como la mayoría de la humanidad en esa época, en los años 40 del siglo pasado, estaban conectados a la línea temporal 33, en el 99% de los casos, esa fue la línea que había que alterar, cambiar y bloquear para que nadie pudiera salirse, o mejor dicho, para que la línea que llevaba las corrientes energéticas de todos los eventos de todos los seres humanos, nunca tuviera un desenlace que llevara a una subida frecuencial hacia la “nueva Tierra” que ya estaba bien en proceso de ser construida.

Por lo tanto, se decidió actuar tecnológicamente en esa línea, y usando muchos experimentos, conocimientos y tecnología tanto humana (se usó una parte del trabajo y conocimiento desarrollado por Nikola Tesla) y otra parte de la tecnología asimoss, que ahora por ejemplo es la que ha permitido la creación del colisionador de Hadrones del CERN (y sistemas parecidos), para crear un bucle temporal que hiciera, literalmente, que la línea temporal 33 se “plegara” sobre sí misma y, a nivel energético, nunca avanzara, sino que se retroalimentara y volviera a conectar en “círculo” una y otra vez consigo misma.

Un bucle cerrado

Aunque esto puede resultar difícil de visualizar, imaginad que la línea temporal 33 fueran las vías del tren por donde discurre el ferrocarril que lleva a todos los seres humanos hacia un destino determinado, dependiendo de la dirección que tomara el tren por la suma combinada de las decisiones y líneas temporales individuales de cada pasajero, así que, para evitar que el destino de la humanidad en su conjunto fuera el paso de nivel evolutivo y no se pudiera hacer nada para pararlo, lo que hicieron fue, para entendernos, coger la vía del tren, “doblarla” sobre sí misma, crear un “bucle” y volver a conectarla con su “inicio”, a la manera en la que un “loop” en una montaña rusa pudiera estar “enrollado” sobre sí, pero con la diferencia de que no hay “salida” hacia adelante sino que se repite continuamente.

loop

Esto, de alguna manera, es la base para películas tipo “El día de la marmota” donde los personajes repiten una y otra vez el mismo día, volviendo al inicio del mismo cada vez que termina o algo los “echa para atrás de nuevo”, solo que, en este caso, no es un lapso de un día, sino de aproximadamente 40 años entre el inicio del “loop” y el final del “loop” desde donde se vuelve al “inicio” del bucle.

El proyecto Montauk

El Proyecto Montauk es una teoría de conspiración que se basa en un supuesto proyecto secreto del gobierno de Estados Unidos llevado a cabo en Camp Hero o Estación de la Fuerza Aérea de Montauk, en Long Island, con el fin de desarrollar técnicas de guerra psicológica e investigaciones exóticas, incluyendo viajes en el tiempo. Jacques Vallée​ describe al Proyecto Montauk como una consecuencia del Experimento Filadelfia. Wikipedia .

En la literatura y libros sobre “proyectos secretos y conspiranoicos” tenéis dos puntos importantes que son bastante conocidos por la mayoría de personas a los que les gustan estos temas, uno es el proyecto Filadelfia de 1943 y otro es el proyecto Montauk de 1983. Aunque fueron proyectos que duraron más años, en esos dos puntos se crearon dos “conexiones espacio-temporales” que conectaron ambos años, de manera que, y hecho a propósito, en 1943 se creó el inicio del “bucle” con las tecnologías mencionadas, y en 1983 se creó el “final del bucle” con las mismas tecnologías. El porqué de la duración de 40 años entre el punto inicial y el punto final tiene que ver con el tiempo que hacía falta, linealmente, para “doblar” la línea temporal sobre sí misma. Es decir, si coges un alambre, y le creas un doblez sobre sí mismo, el radio del círculo que traza el alambre es proporcional a la rigidez, diámetro y grosor del alambre, de manera que es muy difícil hacer una doblez sobre sí mismo muy pequeña si el alambre es muy gordo o muy largo. De igual manera, si imaginamos la línea temporal como las vías del tren, el tiempo “lineal” que era necesario para poder doblarla, no podía ser inferior a estos 40 años, ya que de lo contrario, no había bastante “línea” para producir un bucle cerrado completo. Espero que se entienda.

Ejemplo de bucle temporal con salida hacia adelante

tiempo_2
Así, todos los equipos científicos y tecnológicos que participaron, algunos engañados con mentiras y excusas falsas sobre investigación para ganar la segunda guerra mundial, otros con promesas de descubrimientos avanzados y otros por la fuerza, consiguieron ejecutar este “pliegue” temporal y unir, literalmente, con un punto o bucle, el año 1943 con el año 1983. A partir de aquí, el proceso evolutivo es como sigue.


Reviviendo “la historia”, a nivel energético

Imaginemos que nos encontramos en el año 1943, la humanidad tiene y posee un cierto nivel evolutivo, un cierto nivel frecuencial, sigue por un camino determinado que le marca un destino, y va avanzando, se suceden eventos, situaciones, el mundo pasa por cambios físicos, políticos, económicos, geopolíticos, etc. Sigue la inercia y llegamos al año 1944, nos entramos en medio de la segunda guerra mundial, la contienda marca el estado energético de la humanidad, etc. Seguimos avanzando, llega la década de los años 50, de los años 60, etc., el mundo cambia, la humanidad avanza, la consciencia de la gente se va despertando con diferentes movimientos sociales y culturales, etc. Llegamos a la década de los años 70 y seguimos avanzando, llegamos a la década de los años 80 y seguimos, hasta que iniciamos o nos topamos con el bucle en el año 1983, que empieza entonces a “volvernos para atrás”, energéticamente hablando. Así, 1984 equivale, posee y manifiesta las mismas dinámicas energéticas que en el año anterior, 1983, no a nivel de eventos, modas o sucesos, sino a nivel evolutivo, marcando una vuelta atrás por conexión espacio temporal con el punto de inicio. Es decir, cada año desde 1984 hacia atrás es idéntico al año que le toca en el bucle lineal por abajo, así que, inicialmente, es como una cuenta atrás hasta volver a enlazar con la “dinámica evolutiva” de 1943.  De esta manera, a medida que pasan los años, las dinámicas de la línea temporal 33 vuelve a manifestar la energía del año que le corresponde dentro del bucle, de manera que en 1993, tenemos la misma “dinámica evolutiva” que teníamos en 1973, y en el año 2003, teníamos la misma dinámica energética que teníamos en 1963, en el año 2013 la misma dinámica energética del año 1953 y para el año 2023, en la línea temporal 33, tendremos la misma dinámica energética que en el inicio del experimento Filadelfia en el año 1943.

Luego, el año 2024 tendrá la misma carga y dinámica energética que el año 1944, y el año 2025 igual a 1945 y así sucesivamente, hasta completar otro bucle de 40 años y volver hacia atrás de nuevo. A pesar de lo complejo que esto pueda parecer, esto es una parte de la explicación de porqué “la historia se repite”, al menos en las últimas décadas y solo para la línea temporal 33, pues evidentemente, quien esté o haya estado ya sintonizado con la línea temporal 42 va a “lomos” de otras corrientes energéticas que siguen avanzando hacia adelante con el destino final de la “nueva Tierra”.

Sin posibilidad de paso evolutivo

Esto es, pues la explicación de porqué ninguno de los seres humanos en la línea temporal 33 podrá nunca pasar de un cierto nivel frecuencial y evolutivo, pues se corta abruptamente aproximadamente a los 11Hz (algo menos), que es el punto evolutivo y frecuencial “medio” que teníamos principalmente a nivel energético en el planeta en 1983, cuando se realizó el proyecto Montauk para dar lugar a la “rotura espacio temporal” que permitiría “doblar” la línea temporal de vuelta a 1943.

Quizás sea algo complicado de mapear las fechas año a año para ver qué año cuadra con qué año, pero si visualizáis este bucle con el punto de inicio en 1943 y con el punto final en 1983 y de ahí hacia atrás y vuelta a empezar, ya creo que se entenderá el concepto de porqué la línea temporal 33 no permite el paso de nivel evolutivo y no permite subir más allá de unos 11Hz la frecuencia de vibración de ninguna de las personas conectadas a ella.


Una jugada que les salió mal

Esto, por otro lado, fue una “jugada maestra” que les salió completamente mal a asimoss, amoss y las élites del sistema de control, por la siguiente razón. Una vez el bucle quedó cerrado, ellos también estaban atrapados, no podían salir de este “carril evolutivo” porque no tenían capacidad para sintonizar frecuencias superiores. Con el tiempo, asimoss y amoss y compañía desarrollaron tecnología para poder saltar “tecnológicamente” a la línea temporal 42, lo que llevó a que, después de haber puesto la barrera entre la LT33 y LT42 en enero de este año 2019, ellos la rompieran para colarse en la LT42 por medios tecnológicos, no naturales, y, a partir de ahí, creo que los que habéis seguido el blog desde entones ya sabéis que ha ido pasando. Al romper todas las reglas del juego, el propio Kumar dio por terminado la “manga ancha” que ha tenido siempre y la permisividad con asimoss y compañía como parte de los “jugadores” que usaban la Tierra como base evolutiva, y, desde ese momento, como habréis visto, se iniciaron todos los protocolos para expulsarlos y sacarlos de la Tierra, que es lo que hemos venido intentando hacer desde ya hace más de 9 meses y que aún no hemos conseguido.

Así que esta es la historia de porqué hemos llegado a esta situación, cómo se ha manipulado la estructura temporal de la humanidad, quién lo ha hecho, cuándo y porqué aquellos en la línea temporal 33, a nivel energético y evolutivo, se encuentran en un “carril” que cada 40 años inicia un retroceso evolutivo, vuelve al nivel “energético” del punto de partida, vuelve a avanzar, vuelve a llegar al tope y vuelve a retroceder, así ya para siempre, porque este bucle ya no se puede deshacer, por las implicaciones evolutivas que tiene sobre toda la humanidad, y, la única salida posible, es moverse hacia la línea temporal 42, salir del bucle, y entonces continuar el camino evolutivo personal individualmente preparándonos para que, cuando se pueda, dar el “salto” hacia la “nueva realidad 15,6Hz”.

También te podría gustar...