Eliminando andamios etéricos

sermaya

Habiendo comprendido el funcionamiento del punto de anclaje que hemos explicado en el artículo anterior, el segundo elemento importante del cuerpo etérico que marca el nivel de realidad al que nos sintonizamos es un entramado más complejo de “hilos” que hacen de conexión con la estructura etérica del planeta, consiguiendo que todos tengamos unos “apoyos” que no vemos y que no sentimos, pero que nos permiten mantener y llevar una vida “etéricamente” estable (pues se trata de conexiones desde el cuerpo etérico al plano etérico) para que, como habíamos dicho en un artículo anterior, la realidad no cambie “demasiado rápido” (aunque a veces lo hace cuando se fuerzan todos sus topes y limitadores) y tengamos una mínima sensación de seguridad y de estabilidad y de que, en general, el mundo y sus leyes físicas son bastante inmutables.

Una estructura muy antigua

De nuevo, volvemos a buscar el origen de porqué tenemos esta especie de cuerdas de seguridad (pues son hilos naturales que salen de todos nosotros y nos conectan con la estructura del planeta a nivel etérico) y, para ello nos remontamos a los primeros modelos de “lhulu”, qué, como habíamos comentado, surgieron de la manipulación del trodoon, convirtiéndolo en “manu” y luego manipulándolo sucesivas veces para convertirlo en algo así como un primate autoconsciente con genes reptoides y de otras razas, pero ya lo suficientemente independiente e inteligente para recibir y entender órdenes de aquellos que lo crearon.

la-red-cristica500-406x400Así, si el punto de anclaje ya le fue otorgado al trodoon al sacarlo del reino animal y dotarlo de autoconsciencia, y luego el manu (creación de la raza que llamamos Draco) ya lo poseía, cuando los Anunnakis convirtieron el manu en el lhulu (nombre sumerio para lo que surgió de las primeras manipulaciones genéticas) vieron que para poder sostener una población estable de la nueva especie que habían creado, y poder dotarles de un entramado en el que pudieran desarrollarse las actividades que planificaban para ellos (sobre todo extraer minerales), era necesario dotar al plano etérico del planeta de los andamios que ya habíamos comentado anteriormente, y luego, para que los lhulus pudieran conectarse a esos “andamios”, les dotaron de los enganches y “sostenes” necesarios para ello que hoy explicamos.

¿Por qué aquellos que crearon al lhulu no necesitaban ellos mismos la estructura de sujeción etérica? Porque al moverse en otro rango frecuencial y al poder modificar a voluntad la vibración de su estructura energética, el hecho de que la realidad “física” base cambiara o dejara de cambiar porque la estructura etérica del planeta lo hiciera con mayor o menor rapidez no les afectaba un ápice, pero si que lo hacia a sus nuevas creaciones, que no tenían la estabilidad mental suficiente para poder adaptarse a los cambios en su entorno que la Tierra estaba sufriendo constantemente, por lo tanto, había que afianzar y frenar la realidad “sólida” para que fuera muy difícil que cambiase (o que cambiase muy lentamente) en comparación con la velocidad de los cambios naturales que se producirían de no haber puesto “frenos etéricos” para que luego el plano “tangible” a los sentidos fuera lo más estable e inamovible posible.

Con esta manipulación de la estructura etérica del planeta, no solo se consiguió que el lhulu encontrara su mundo “estático” en el sentido de que las cosas más o menos siempre eran igual, sino que consiguieron que, si por la razón que sea, el propio lhulu aprendía, en algún momento, que era el mismo quien estaba parcialmente a cargo de la creación de realidad (pues los mecanismos para ello han existido siempre desde el trodoon), notara que no tenían ningún efecto. Es como decirle a alguien que tiene la fuerza para empujar un coche que lo haga, porque posee las capacidades innatas para ello, pero luego no le dices que las ruedas del coche tienen unos topes que frenan su movimiento y que el coche, y el mismo, están atados por cuerdas invisibles al entramado de la realidad que no ven sus ojos, para que, por mucho que empuje, mover el coche sea algo que cueste horrores, mucho esfuerzo, mucha constancia y aun así se mueva poco.

Un proceso de cambio lento en el plano físico

Es por eso que cambiar la realidad física es algo que requiere tanta energía, tanto potencial, tanto trabajo, y tanto tiempo. Cuando algo se borra del mental, y luego se borra del etérico, de no existir los “frenos”, topes y andamios en el etérico y en el físico veríamos los cambios en nuestro mundo “sólido” en pocas horas, y ya habéis visto, cuando hemos estado trabajando en desmontar escenarios de confrontación mundial hace varios meses, que pasaron muchas semanas desde que las octavas del plano mental y los escenarios que borramos tuvieron repercusión en el plano físico y tuvimos alguna sensación en nuestra realidad “del día a día” de que había funcionado.

Entonces, ¿qué haremos? Pues podemos quitar parte de esos cables y conexiones que nos atan a la red etérica para movernos con más libertad a la hora de conseguir que las cosas se muevan rápidamente en nuestra realidad.

Recapitulando

No se si os dais cuenta, pero si recapitulamos todo lo que hemos explicado estos últimos meses veréis que la estructura del planeta y del ser humano se preparó a consciencia para que no hubiera forma de escapar de este sistema de control. Recordad que hemos tenido que trabajar en el inconsciente colectivo para desconectarnos del mismo, hemos tenido que dejar de ser pilas para el sistema y bloquear el uso de nuestra energía para sus fines, hemos tenido que desprogramar unas cuantas rutinas de manipulación en nuestras esferas mentales, hemos movido los procesos de proyección de nuestra trama sagrada al plano causal para evitar la manipulación, hemos subido de realidad nuestros cuerpos sutiles para emitir desde niveles más elevados, hemos explicado los andamios que sostienen la realidad mental y etérica y hemos bloqueado que nos saquen tan fácilmente de niveles de vibración más elevados reconfigurado el punto de anclaje, y aun así, no hemos aun quitado ni una pequeña parte de todos los controles, mecanismos y sistemas que forman parte del entramado de vida en el planeta y que nos sigue manteniendo a todos bajo el mismo. En cierta forma, hace millones de años que los Anunnakis y compañía llegaron aquí por primera vez y desde entonces, cada vez trabajando a niveles más complicados de deshacer, han tenido bastante tiempo para ir montando el chiringuito a su gusto.

Eliminando hilos y conexiones no alineadas con nuestro bien mayor

¿Qué hacemos entonces? Eliminar más hilos, conexiones y anclajes que nos atan al ritmo “ralentizado” de cambio que existe para la manifestación de la realidad física, de manera que nuestras octavas proyectivas, las que emitimos inconsciente y subconscientemente, no tengan tantos topes que les bajen la velocidad cuando vayan a manifestarse, porque anteriormente ya hemos quitado los programas en nosotros mismos que ya disminuían esa velocidad per se. Por otro lado, esto que ahora es una solución a corto plazo, no es más que una explicación para otro de los pasos que habrá que dar antes del cambio de nivel evolutivo, pues si una de las primeras cosas que haremos será sintonizar el punto de anclaje con el plano etérico de la matrix 15,6Hz, otro de los pasos será cambiar los enganches etéricos desde la línea 42 actual hacia ese mismo plano etérico 15,6Hz. Para nuestra parte etérica, eso, al menos, nos asegura que nos podremos mover de una realidad a otra, y ya veremos más adelante los cambios en el cuerpo mental que también hemos de implementar.

Por lo tanto, la siguiente petición de nuevo a nuestro YS, comprobando el % como siempre hasta que se haya completado, para eliminar anclajes, hilos y cables que no sirven a ningún propósito ni bien mayor sino que solo limitan, frenan y ralentizan cualquier proceso que pongamos en marcha cuando llega el momento de ver su reflejo en la materia.

Solicito que se corten y eliminen todas las estructuras presentes en mi cuerpo etérico que hacen de sostén y conexión con la realidad etérica del planeta ralentizando los procesos de cambio en la misma, e impidiendo y bloqueando que vea los cambios más rápidamente en mi realidad física y tangible a mis sentidos. Solicito que se desconecte mi entramado etérico del entramado etérico de control del sistema de vida en la Tierra, permitiéndome mantener solo las estructuras naturales y necesarias para que mi cuerpo etérico pueda acoplarse y gestionar con naturalidad las octavas y procesos etéricos que forman parte de la estructura de mi realidad. Gracias.

Una vez más, esto nos sirve para ir conociendo todo lo que vamos a tener que ir completando a niveles cada vez más profundos (habrá que quitar otros andamios en el futuro) y a la vez, nos permite, con calma y con seguridad, desconectarnos un poco más de las estructuras de este sistema bajo el que vivimos, que, como ya habréis podido suponer, tiene su mayor concentración de elementos de gestión, supervisión y manipulación fuera del alcance de todos, en los planos no físicos, para que nos entretengamos luchando y tratando de cambiar las cosas en la realidad “sólida”, cuando, por los topes que tiene es muy difícil que sea cambiada y, luego, porque para cambiar algo en lo material, primero hay que desmontarlo de arriba abajo en lo mental y en lo etérico.

También te podría gustar...