Eliminando de la psique los “arquetipos de no-evolución” instalados para bloquear el crecimiento personal

La estructura del trabajo y planes de acción que se han puesto en marcha para corregir el rumbo de esta línea temporal 33 van a tener implicaciones a muchos niveles de la sociedad, pero no se van a notar más que a largo plazo, cuando podamos “leer la historia” y ver si hemos tenido éxito en evitar que la raza humana camine por peligrosos senderos en los que los escenarios que los forman no son demasiado positivos. Nadie posiblemente se acordará y será capaz de ir hilvanando los hilos para darnos cuenta de que cada petición que hacemos, o cada proceso que ponemos en marcha, va a pegar un pequeño “estirón” a nuestro “destino común” hacia el carril más positivo de esta LT33, pero, al fin y al cabo, tampoco es eso lo que importa, sino que consigamos que el día a día de la humanidad sea lo más positivo posible y que eso se vea reflejado en que todo el mundo en este planeta experimente el juego de la vida de la forma más acorde a su bien mayor, para nosotros que lo intentamos mejorar ahora y para las generaciones que lo han de continuar haciendo más adelante.

No hace mucho, uno de aquellos que me asisten me dijo la siguiente frase: “La vida es el regalo que la Creación hace a la consciencia para que experimente el juego de la evolución”. Suena bien, y quizás parece un poco abstracto, pero si comprendéis cada uno de los apartados que forman esta frase nos daremos cuenta que estar encarnados y vivos en este planeta, dentro de esta raza (de hecho en cualquier raza en cualquier planeta) y ser conscientes de ello, es realmente un regalo para ser disfrutado todo lo posible. Puesto que las circunstancias en la Tierra hacen que este “disfrute” sea realmente complicado para la mayoría de la humanidad, esta “corrección” y desvío de la LT33 hacia carriles con escenarios más benévolos en general para todos es una gran apuesta de todas las fuerzas de la naturaleza, de todos los Yo Superiores e incluso del propio logos planetario. Cuando hay tantas jerarquías y grupos empeñados en reconducir el futuro de la humanidad a pesar de lo que haga REC o el SC, las posibilidades de que salga bien son bastante elevadas.

Por otro lado, hemos de seguir moviendo personas hacia la LT42 y hacia la “nueva Tierra”. Ese, al fin y al cabo, es el objetivo final de este proceso actual evolutivo de nuestra especie. Regulamos el carril 33 porque aún muy poquitas personas en todo el mundo (en porcentaje) están en la LT42 y, de ahí, en algunos años listos para pasar a la nT, pero eso no significa que el objetivo sea quedarse en esta realidad 7,8Hz aunque se consigan mejorar las condiciones de vida en ella. Simplemente, se facilita que todo el mundo pueda seguir creciendo, evolucionando, aprendiendo y avanzando en su camino transitando por la LT33 lo mejor posible hasta que estén listos para saltar a la LT42 y, entonces, puedan realmente iniciar luego el camino hacia el siguiente nivel evolutivo. Como ya habíamos dicho en artículos del año pasado, puesto que el “paso de nivel” estará abierto en breve y para siempre, esté la humanidad en su mayoría lista ahora o en 300 años para dar ese salto (que es individual, o a nivel familiar como hemos explicado, y no en masa ni todos a la vez), se ha de mantener el tablero de juego de la 33 todo lo estable posible para que sea más sencillo pasar a la LT42 y, como hemos dicho, de ahí a la nT.

Con esto en mente, vamos a ejecutar un sencillo ejercicio de desprogramación mental como alguno de los que habíamos hecho anteriormente para facilitar la eliminación de varios programas y arquetipos que siguen siendo usados contra nosotros mismos para que nos boicoteemos en nuestro propio proceso de crecimiento personal. Estos arquetipos que veremos hoy, se encuentran en la esfera mental subconsciente y en la sub-capa subconsciente del cuerpo mental, de manera que quitaremos los “ficheros con la programación” del cuerpo mental así como los programas que gestionan estos “ficheros de datos” de su esfera mental correspondiente. Recordad que tenéis una conferencia sobre la estructura de la psique humana y su desprogramación en la página de descargas del blog, para comprender la estructura de la mente y que tipo de función hace cada una de las esferas mentales que poseemos.

Desprogramando el miedo a avanzar

Hace ya tiempo explicamos el concepto de la zona de confort desde el punto de vista de programación, pues la explicación psicológica la conocéis todos y la podéis encontrar en la red, pero no así cual es el programa y los parámetros que nos insertaron en la psique en el momento de nuestra creación (asimoss y amoss, podéis revisar la historia de la creación de la humanidad en esta monografía que hemos publicado) para crear esta zona de resistencia al “avance personal”.

Si en su momento ya trabajasteis este tema en su día, ahora vamos a ir un paso más allá eliminando unos arquetipos que están relacionados y que trabajan parcialmente en conjunto con los programas que mantienen esta “zona de confort” en marcha. Estos arquetipos los vamos a llamar genéricamente los “arquetipos de no-evolución”, porque son una serie de programas mentales que, dependiendo de cómo de activos, borrados o manipulados estén, provocan entusiasmo y ganas de aprender, crecer y evolucionar como persona y ser humano, o provocan todo lo contrario. Es decir, regulan el flujo del interés por el desarrollo interior de la persona y fueron instalados inicialmente en el troodón cuando se llevaron a cabo las primeras manipulaciones sobre el mismo por parte de otras razas. Luego con la manipulación del troodón para convertirlo en el Manu fue manipulada de nuevo esta programación, de ahí asimoss la volvieron a reparametrizar para incluirlo en la psique del lhulu y, después en la del lhumanu, de donde ya se mantuvo más o menos estable en todos los modelos de “homo” desde el homo habilis (y versiones anteriores) hasta el homo sapiens sapiens.

La fuerza que nos empuja a crecer

Los “arquetipos de no-evolución” regulan una energía que llega desde el Yo Superior hacia el alma (a través del cuerpo espíritu si está presente), y que forma parte de la propia esencia del orbe de consciencia que denominamos el YS, pues todo lo que proviene y nace de la “Creación”, posee un “motor interno” que le anima e incita a crecer, avanzar, aprender, evolucionar, etc. Esa “fuerza interior” de querer comprender las cosas, preguntarse el porqué de la existencia, de la vida, del cosmos, de la naturaleza del ser humano, etc., es un flujo que surge del YS y anima al alma a avanzar y experimentar y evolucionar, haciendo que el alma lo impregne con mayor o menor “potencia” en el avatar a través de la personalidad. Para evitar que los primeros modelos de lhumanus tuvieran demasiadas aspiraciones “evolutivas” y básicamente se dedicaran a las tareas que REC habían diseñado para ellos (extraer minerales, ser usados como recursos, construir o mantener sus estructuras y asentamientos, etc.) estos arquetipos se bloquearon todo lo posible y se intentó que, por mucho que el alma “incitara” a la personalidad a querer crecer, descubrir y avanzar, esta tuviera diferentes resistencias internas programas en su psique que, por un lado, no hiciera demasiado caso de esa “necesidad interior” y, si lo hacía, la zona de confort entonces (como programa) evitara que se pusieran en marcha las octavas, acciones y procesos para conseguirlo. Además, puesto que este flujo va de la mano de la energía de la voluntad, bloqueando esta otra fuente de “fuerza interior”, como hemos explicando anteriormente, se consigue frenar a la mayoría de personas en la mayoría de intentos de “evolucionar interiormente”.

Así, para algunas personas este ímpetu o ganas interiores de crecer está muy presente, porque hay mucha fuerza que desde el YS llega al alma y esta la insufla con todo el potencial que puede a la personalidad, pero hay mucha gente que, ante el mínimo esfuerzo para empezar ese camino de crecimiento y transformación (algo tan simple como una rutina de meditación diaria, por poner un ejemplo cotidiano), simplemente abandona, de manera que, entonces, la programación de bloqueo consigue que muy pocos seres humanos tengan la voluntad para realmente llegar a niveles de conocimiento, consciencia y desarrollo personal de un nivel mínimo y aceptable para poder recibir otras enseñanzas, poder acceder a otros niveles energéticos, poder trabajar con otros planos y seres superiores, poder descubrir y activar el potencial interno que poseemos, etc.

En todo caso, quitando estos arquetipos podremos ver reducido en un alto porcentaje las resistencias internas al cambio, a no avanzar, o simplemente a no hacer caso cuando esa intuición o sensación interior te dice que tienes que seguir trabajando en ti, en tu desarrollo, aprendiendo, sanándote, despertando potenciales, etc. Como siempre, para ello, la petición a nuestro Yo Superior, muchas veces, tantas como sea necesario, para ir quitando capa sobre capa de programa y contenido de estos arquetipos en la psique, hasta que notéis que esa resistencia interna se va desvaneciendo y que, cuando se siente el deseo interno de salir de este nivel evolutivo, de este estancamiento global y de esta “pereza” por hacer cosas que nos llevan a otros niveles de consciencia y crecimiento, este pueda expresarse y ninguna zona de confort programada pueda parar que llevéis a cabo aquello que sea necesario para ello.

La petición es la siguiente:

Solicito a mi Yo Superior y doy permiso para que elimine los denominados “arquetipos y programas de no-evolución”, presentes en mi cuerpo mental y en mis esferas mentales, que son aquellos insertados en la psique humana para bloquear su avance, crecimiento y evolución a partir del flujo energético que, desde el Yo Superior y a través del alma, llega al avatar y a su personalidad. Solicito que se borren, eliminen y desprogramen todos los programas asociados, y el sustrato de datos presente en el cuerpo mental para hacer funcionar estos arquetipos, así como eliminar sus topes y programas de protección hasta que su borrado y desprogramación se complete. Gracias.

Sigamos pues desmontando aquello que fue instalado en nuestra psique para frenarnos y consigamos que asimoss, amoss y compañía cada vez tengan algo más complicado bloquear nuestro avance, aunque sea solo de unos pocos miles de personas, pero eso tampoco importa. Al menos, que quien lea esto y quien lo ejecute, pueda ver los resultados, su efecto y como su camino se limpia de obstáculos que no están nunca fuera, sino bien programados en nuestro interior para que no podamos descubrirlos fácilmente y, de hecho, no seamos conscientes de que solemos ser nosotros mismos quienes nos auto-frenamos a la hora de dar esos pasos necesarios para pasar al siguiente nivel del juego.


librosCurso online de desprogramación mental, sanación energética y estructura de la realidad – nivel 1

Este curso te adentra en la estructura y componentes que forman nuestra psique: las esferas mentales, la esfera de consciencia, el cuerpo mental, el patrón conductual, el programa ego, los centros de control, etc. Un curso para sanar, desprogramar y comprender el funcionamiento de los potenciales internos que posee el ser humano y el funcionamiento de nuestra realidad.

También te podría gustar...