imagen-1

Vamos a continuar con peticiones para disolver y eliminar todos los elementos “energéticos” que están detrás de esta situación “pandémica” que estamos viviendo. Soy consciente de que a muchos nos gustaría tener herramientas para intervenir directamente en el plano físico, coger a los responsables con nuestras manos, cortar de raíz la situación “a pie de calle”, obligar a nuestros políticos a que cancelen todas esas normas, restricciones y todo lo demás, pero, en el plano “sólido”, aquel que nosotros consideramos “material”, no podemos intervenir como tal, pues no podemos con una petición bloquear el avatar de un señor en algún sitio para que haga algo o deje de hacerlo, ni podemos evitar que otra persona en otro sitio se ponga a escribir una noticia y esa noticia genere más miedo o preocupación cuando salga por los medios, ni podemos evitar con una petición que unas máquinas en unas empresas creen los test calibrados para que, (casi) todos, den positivo, etc.

A pesar de todo, aunque estamos en cierta forma “limitados” a un trabajo energético, al final, y como muchas veces hemos explicado, la realidad física solo es un reflejo de la realidad de los planos superiores de la estructura del planeta, lo que, por otro lado, nos permite desmontar desde el nivel mental y etérico cosas que se reflejan luego a nivel “del día a día”.

Es correcto que así los resultados son más lentos, en el sentido de que, a día de hoy por ejemplo, y con las peticiones que están en marcha, hayamos disuelto aproximadamente solo un 2% de todas las concentraciones energéticas en el plano mental asociadas a esta “realidad pandémica”, pero también es cierto que, si a nivel mental y etérico seguimos así y terminamos por conseguir que no exista ni una mónada que sostenga esta realidad, a nivel físico no hay acción humana o de REC que pueda volver a manifestar, incrementar o mantener esta historia, y, lo que hay, se disipa por si solo y va despareciendo cuando no está siendo sostenido por una estructura etérica y un escenario mental de soporte.

Por lo tanto, mientras que a nivel individual cada uno puede ir haciendo y tomando las medidas que considere oportuno para poder lidiar, oponerse o afrontar lo mejor posible esta situación, a nivel energético seguiremos desmontándola sin pausa hasta que REC y SC no tengan nada en que apoyar este escenario y desaparezca.

Contraofensiva de REC

En el momento en el que se publicó el último artículo y una vez muchos de nosotros iniciamos la eliminación de todo lo solicitado en las peticiones, y con unos pocos millones más de YS que se unieron a través de la petición hecha desde sus almas, aun cuando la personalidad no había ni leído ni era consciente de ello, asimoss se dieron cuenta de que este trabajo nuestro sostenido y continuado en el tiempo terminará, efectivamente, por diluir todo el contenido y soporte energético de sus planes. Por lo tanto, han “apuntalado” los escenarios mentales con tecnología volviéndolos a “imprimir” en el inconsciente colectivo, algo que ahora os explico para que se entienda en qué vamos a trabajar hoy para iniciar su borrado.

¿Qué es un “escenario” mental?

Imaginaros la escena de una película, sus actores, el set donde se lleva a cabo la acción, los elementos de mobiliario, atrezo, todo lo que forma esa escena. Ese escenario es la “realidad” donde los actores interpretan su papel y llevan a cabo sus roles, es lo que les da “contexto” a lo que hacen y dicen y es dónde se apoyan sus acciones para que “cuadren” con lo que se está representando. Por lo tanto, para que unos actores puedan hacer algo, tienen que tener todo el entramado adecuado y ya pre-fabricado por los decoradores, carpinteros y técnicos para ello.

En nuestro caso, es lo mismo, tiene que haber un escenario de “pandemia” (voy a ponerlo siempre entre comillas) para que los “actores” (REC y SC por un lado, la humanidad por otro) tengan un entramado donde manifestar esa “pandemia”, y ese escenario se encuentra a nivel mental con todos los elementos diseñados por REC y tiene su contrapartida a nivel etérico para que luego la realidad físicamente lo “cristalice”. Básicamente cuando nosotros, con peticiones, desmontamos las estructuras y bolsas energéticas de los niveles mentales y etéricos, ejecutamos el equivalente a eliminar las paredes del decorado, quitarles los muebles y disolver los elementos de atrezo que los “actores” necesitan para llevar a cabo su representación.

Como no podemos intervenir sobre el avatar del actor directamente para bloquear sus movimientos y que no se ponga en el escenario a realizar su papel, sí que podemos dejar a todos los actores “ejecutores” (SC y REC) sin escenario, y puede que aun así algunos sigan intentando ejecutar las órdenes asignadas, pero ya no puedes hacerlo ni tienen efecto si “la realidad” no les cuadra para ello porque ninguna estructura energética sostiene tus acciones físicas.

Dándole contexto a las acciones que mueven la realidad

Con esto quiero decir que solo se pueden aplicar ciertas medidas o se pueden poner en marcha ciertas acciones “físicas” si el entorno “cuadra” con esas acciones, y, por eso, siempre hace falta una excusa para poder ejecutar algo. Tiene que haber millones de casos positivos para que tengan la “excusa” de poner esta restricción o la otra, tiene que haber sucedido “tal cosa” para que se pueda plantear “tal otra“. Esto es muy obvio, pero nadie posiblemente se ha preguntado por qué es realmente así.

La respuesta está en la programación humana, que asimoss nos dieron, en la que las rutinas de creación y proyección de la realidad trabajan enlazadas en una lógica secuencial de “si esto luego lo otro” y se pasan los datos de “esto” desde unos programas de la mente a los siguientes para poder procesar “lo otro“. Así, para que se pueda proponer una solución, tiene que haber algo que se quiera solucionar, para que se pueda ejecutar B, han tenido que crear A, y, diréis, es lo más tonto que he leído porque, ¿para qué voy a proponer una solución a algo que no es un problema o voy a ejecutar “B” si no hay un “A” precedente que lo justifique?

La respuesta es que si no estuviéramos programados de esta forma, podríamos hacer cambios “porque sí”, “de la nada” sobre cualquier cosa en la realidad global. Ahora me levanto y cambio por completo el mundo en el que vivo, ejecuto y hago mil cambios en mi vida sin justificar ni uno solo y sin pasos intermedios, porque yo quiero, y decido que lo que ayer era así hoy ya no lo será y lo haré de otra manera sin que haya de por medio ninguna razón para ello ni pasos lógicos que lo justifiquen o le den sentido a lo que hago (a nuestra coherencia mental).

Esta forma de actuar, en algunas personas, tendría el apelativo de “impetuoso”. “Es una persona que hace todo por las bravas sin pensar en las consecuencias“, “ha puesto su vida patas arriba sin mediar palabra“, diríamos muchos. A nivel micro, en la vida de una única persona, solo tiene las implicaciones que resulten de cambios drásticos sin razón aparente en la realidad individual de ese ser humano y de los que le rodean, pero, a nivel macro, las estructuras mentales exigen, para mantener la coherencia de la realidad, que haya un “porqué” para todo, una causa precedente y una cierta lógica, para que entonces nuestras esferas mentales lo procesen adecuadamente, el programa ego mantenga la gestión de la psique de forma estable y los diferentes yoes de la personalidad puedan tomar sus roles de forma coherente en nuestras respuestas conductuales ante lo que pasa en el mundo.

Creando escenarios que van creciendo y modulando la realidad hacia el objetivo final que se hayan propuesto

Así, REC y SC siempre tienen que crear escenarios de “pasa o ha pasado esto“, de ahí “esto” se convierte de forma “natural” (o manipulada) en “lo otro“, y nuestra mente sigue el hilo y lo considera “correcto”, y no se desestabiliza al advertir una lógica secuencial. Alguien se come un animal “infectado”, esa persona infecta a otra, esa otra a dos más, esas dos viajan por el mundo, y hacen crecer la infección, etc., etc. Esa narrativa es secuencial y sostiene la coherencia mental de la psique con los escenarios que REC y SC crean, que van creciendo o alterándose en el tiempo hasta llegar al escenario “final” que se desea, de forma que puedan introducir dentro de los parámetros “lógicos” de “cómo suceden las cosas“, las “soluciones” propuestas para avanzar en los planes y agenda que tengan.

Así que por eso, por ejemplo, el día que  se notifica el primer caso de un virus, al día siguiente no puedes presentar al mundo una vacuna. No hay un paso intermedio ni un desarrollo lógico para ese “salto”, y es incoherente, aunque, en esta situación actual, la vacuna la tengan lista desde antes del día en el que soltaron el virus (ya hablaremos de ello en otro artículo), pero la lógica humana global no entendería como el día después del “primer caso”, hay ya disponibles por todo el mundo 7000 millones de dosis de vacunas listas. No es lógico, por ende, la mente y su programación no lo entiende, por ende, no se puede proyectar sobre la realidad humana, por lo tanto, nunca se llegaría a manifestar, aceptar y consolidar.

Por otro lado, con los cambios que tienen en marcha en el sistema económico y de los que ya hablamos en esta serie de cinco artículos, pasa lo mismo, creas problemas macroeconómicos bloqueando todo lo posible la actividad mundial, pero, al día siguiente no puedes decir ya que, como solución, todos los bancos se van a fusionar y van a cambiar sus estructuras por sistemas blockchain, aunque esto esté preparado desde hace meses para que suceda (os animo a revisar la serie de artículos sobre el funcionamiento y manipulación de la economía global). Tiene que haber un desarrollo lógico y pasos intermedios de cara a la percepción mental de la realidad por los seres humanos para que no colapse la propia estructura de esta realidad proyectada por nosotros mismos.

Por lo tanto, y para no desviarme mucho del tema, si no hay escenarios mentales y etéricos que sostengan los procesos del desarrollo de esta situación “pandémica”, no se puede poner nada en marcha para potenciarla o alargarla, porque la propia psique humana no está programada para sostener esa realidad. Y, puesto que la psique humana es la que crea por proyección energética la realidad global, ni REC ni SC tienen poder para cambiar eso y tienen que seguir los pasos que dicta nuestra mente a la hora de introducir en el mundo los cambios y manipulaciones que desean ver manifestadas.

De nuevo, espero que se capte la idea aunque sea de forma intuitiva para poder comprender la manera en la que estamos “combatiendo” esta situación.

Reforzando los “escenarios y decorados” mentales

Entonces, como os decía, la contraofensiva de REC ha sido volver a reforzar el escenario mental y sus estructura etéricas de la situación actual, el equivalente a poner más clavos y puntas en los decorados para que no se caigan y atornillar los muebles al suelo para que no puedan ser retirados. Como tenemos más que potencia de sobra a nivel mental para sacar puntas y aflojar tornillos, además de destruir decorados, mientras siguen en marcha las peticiones anteriores empezamos la ofensiva con otra más para seguir desmontando la parte mental de esta situación.

Para ello, y para continuar con el trabajo ya iniciado, vamos a introducir una forma más sencilla de ejecutar las peticiones que ha sido “aceptada” por el conjunto de Yo Superiores y codificada en el campo común de información que todos ellos comparten y usan para coordinar sus acciones y procesos. Lo que vamos a hacer es asignar “nombres” a las peticiones para poder ejecutarlas solo con los “nombres” que les pongamos, y así no será necesario leer todo el contenido. Ahora veréis como funciona.

Codificando las peticiones en marcha

Lo que haremos será codificar con el nombre de “Petición 1” la petición para la eliminación de bolsas y egregores que hicimos en este artículo.

Codificaremos como “Petición 2” la petición para la disolución de todo lo relacionado con el uso de mascarillas que hicimos en este artículo.

Y codificaremos como “Petición 3” la petición para la disolución de la programación y energías de miedos y asociados que hicimos en este anterior artículo.

¿Cómo se codifican estas peticiones?

Para que esta codificación pueda llevarse a cabo, es decir, para que yo le diga a mi Yo Superior, por favor ejecuta la “petición 1” y mi YS sepa qué tiene que ejecutar, la petición íntegra tiene que estar, su contenido, en vuestro cuerpo mental. Esto significa que tenéis que haberla leído al menos una vez, para que el contenido haya sido captado por los sentidos (la vista al leer el artículo), haya pasado a las esferas mentales, se haya procesado y comprendido, y de ahí se haya guardado en el cuerpo mental.

De esta forma, vuestro YS recoge las “partículas” que forman el contenido de esa petición, y lo “unifica” en sí mismo como “petición 1”, por ejemplo, y, de esta manera, cuando queráis repetir la petición tal, solo tenéis que pedirle que ejecute la petición 1, sin tener que leer todo el contenido de la misma de nuevo.

Con esta forma de trabajar que nuestros Yo Superiores nos proponen, podremos acelerar el proceso de auto-sanación y auto-desprogramación, así como la ayuda que prestamos a las fuerzas y jerarquías planetarias a través de nuestro YS para seguir desmontando esta “realidad pandémica” en todos los elementos que ya mencionamos en el artículo anterior que quedan pendientes de disolución. Huelga decir que este mecanismo y procedimiento lo podéis usar también para codificar todas las peticiones anteriores que tengáis en marcha, no importa si estáis releyendo artículos de hace tres años y solicitando la sanación o lo que fuera que en aquel momento estuviéramos trabajando.

Así que la petición para hacer esas codificaciones es la siguiente:

Solicito a mi Yo Superior y doy permiso permanente para que codifique con el nombre de “petición 1” la petición publicada en el artículo Cancelando los procesos psicológicos negativos del “egregor covid” del 28 de Agosto en la página davidtopi.net

Solicito a mi Yo Superior y doy permiso permanente para que codifique con el nombre de “petición 2” la petición publicada en el artículo Cancelando los efectos psicológicos del uso de mascarillas del 2 de septiembre en la página davidtopi.net

Solicito a mi Yo Superior y doy permiso permanente para que codifique con el nombre de “petición 3” la petición publicada en el artículo Eliminación y disolución en nuestra estructura de bloqueos y energías asociadas al “egregor covid”del 13 de septiembre en la página davidtopi.net

Puesto que vuestro YS puede acceder al contenido de vuestro cuerpo mental, nada más que hayáis leído anteriormente cada una de estas peticiones ya puede recoger aquello que está siendo solicitado y “guardarlo” en sí mismo para ser ejecutado con el código “petición tal“.

Borrado de escenarios mentales

Ahora sí, vamos ya con la petición que iniciará el borrado de los “decorados” y “escenarios” mentales y que vamos también a codificar con el nombre “petición 4“, de la siguiente manera:

Solicito y doy permiso permanente a mi Yo Superior para que codifique la siguiente petición con el código “petición 4”.

Solicito y doy permiso permanente a mi Yo Superior para que borre, disuelva, elimine y diluya todos los escenarios mentales, “fotogramas” y elementos presentes en el plano mental relacionados con lo que hemos denominado la “realidad pandémica”.

Solicito y doy permiso permanente a mi Yo Superior para que desconecte todos estos escenarios y elementos de sus contrapartidas etéricas y físicas, que se desconecten las fuentes de alimentación y energía que los sostienen y potencian, que se deshagan los enlaces entre las mónadas que forman y mantienen esta realidad y que se disuelvan las estructuras de unión que permiten su cohesión y sustento como un único entramado global y conjunto para toda la humanidad.

Solicito y doy permiso permanente a mi Yo Superior para que asista a las fuerzas, grupos y jerarquías que trabajan bajo coordinación del logos planetario para desmontar y limpiar, disolver y borrar todos los remanentes mentales, elementos y estructuras asociadas a esta “realidad pandémica” ayudando allá donde sea necesario e indicado por las fuerzas de la naturaleza para su eliminación global.

Solicito y doy permiso permanente a mi Yo Superior para que borre de mi trama sagrada las conexiones con estos escenarios y elementos, los hilos energéticos, filamentos y “cables” que unen mi realidad individual a la “realidad pandémica” global, desconectándome por completo de la misma. Solicito y doy permiso permanente para que se haga lo mismo en mi inconsciente colectivo familiar y en los inconscientes colectivos duales que poseo con mi familia y mis allegados.

Solicito y doy permiso permanente a mi Yo Superior para que esta petición se extienda a todas las almas y supralmas de todos los seres humanos, para que la ejecuten sobre sus avatares y sistemas energéticos si así lo desean, aun cuando sus personalidades no hayan podido acceder al contenido de esta petición por desconocimiento o imposibilidad de comprensión del mismo.

Gracias.

Ejecutando todos las peticiones a la vez

Y ahora que ya tenemos las cuatro peticiones codificadas, a partir de este momento solo tenéis que pedirle a vuestro Yo Superior:

Solicito a mi YS que ejecute la petición 1, la petición 2, la petición 3 y la petición 4. Gracias.

Y cuantas más veces lo hagamos, más “pulsos” energéticos envían nuestro YS hacia estas estructuras para ayudar a desmontarlas y colaborar con el resto de fuerzas planetarias en su disolución y eliminación completa.


librosCurso online de desprogramación mental, sanación energética y estructura de la realidad – nivel 1

Este curso te adentra en la estructura y componentes que forman nuestra psique: las esferas mentales, la esfera de consciencia, el cuerpo mental, el patrón conductual, el programa ego, los centros de control, etc. Un curso para sanar, desprogramar y comprender el funcionamiento de los potenciales internos que posee el ser humano y el funcionamiento de nuestra realidad.