Eliminando las rutinas de auto sabotaje mientras sigue la expulsión de entes

autosabotaje

Mientras que los procesos de limpieza que hemos puesto en marcha siguen su curso, aprobados, activados y ya en “modo automático”, aquellos miembros pertenecientes a los dos primeros círculos de poder que ya hemos explicado se están replanteando la estrategia a seguir, según información compartida por el conjunto de Yo Superiores, como respuesta a los procesos que ya conocemos iniciados para completar su expulsión. Era de esperar que tomaran contramedidas, y era de esperar que hicieran todo lo posible por no perder el control de aquello que les ha costado millones de años conseguir y crear, y, aún así, no tienen consigo todas las de ganar, en el sentido de poder seguir manteniendo su posición dentro de la estructura de poder que hemos visto anteriormente.

¿Qué están haciendo entonces? No parece claro, al menos no aparece en el plano mental un escenario claro y consolidado como represalia o como contraofensiva a la extracción de todos los miembros de las razas asimoss, amoss y las otras que ya conocemos. Solo se ha dado la orden de que todos los entes “negativos” hagan lo posible para no ser expulsados como sea, siendo servidor, “objetivo” de los ataques de todos ellos, a un nivel que se ha incrementado exponencialmente, pero que, por otro lado, ha llevado, y así me ha sido comunicado, a Kumar a dar una orden de que no “puedan quitarme de en medio” de ninguna manera, como ha sido “ordenado” por asimoss y amoss contra mi y los míos. Aun así, está todo en orden, está todo bien, está todo yendo a un ritmo enorme y la limpieza y extracción de todo aquel ente que no posea el código de permiso para permanecer en el planeta se acelera cada día que pasa.

Pero si asimoss y resto de razas no están planeando ninguna contraofensiva, ¿qué están haciendo? Están buscando la manera de salir de aquí pero dejando este planeta “patas arriba”, y causando el mayor destrozo posible, algo que tampoco podrán conseguir porque ahora mismo el propio logos planetario está involucrado al 100% en este proceso, algo que, hasta ahora, en la historia de la Tierra, no había sucedido. Os animo a que consultéis todo esto con vuestro Yo Superior, pidáis señales, sincronicidades, para tratar de confirmar toda esta información y sigáis recibiendo las certezas que necesitéis para poder aguantar cualquier embestida que pudiera venir por parte de aquellos que ya tienen los días contados.

Así pues, nosotros vamos a seguir con algunos procesos que nos ayudarán a mantenernos centrados en el camino que tenemos por delante, y que, cuando el ambiente esté un poco más “despejado”, asistirán a retomar el trabajo de desprogramación y sanación que habíamos dejado aparcado debido a los acontecimientos que ya conocéis.

Para ello, se hace necesario poder ir quitando algunos bloqueos y programas de la psique para que no sean usados contra nosotros como recurso y como “cartuchos” a quemar antes de que, o bien salgan por su propia voluntad del planeta, o bien terminemos expulsándolos al vertedero del sistema solar.

Esta programación que vamos a eliminar hoy está relacionada con los programas de auto sabotaje colocados en la psique del lhulu para que, nosotros mismos, nos auto bloqueemos y auto limitemos, como si fuera una “rutina de seguridad” programada en un robot o en un dispositivo que cuando excede unos limites de “sobrecalentamiento” se apaga para no crear un cortocircuito. Dentro de la analogía, evidentemente no se trata de que nos vayamos a sobrecalentar, sino más bien de que, si sobrepasamos algunos límites energéticos que dependen de la configuración de cada uno de nosotros, los propios programas de la psique auto saboteen este proceso y nos auto bloqueemos, nos auto frenemos, se nos quiten las ganas de seguir avanzando, aprendiendo, creciendo, se nos vaya la motivación, se pierda el entusiasmo, etc.

Esta rutina de “seguridad” fue instalada tras la manipulación del manu para convertirlo en lhulu por asimoss con la idea de que, si por cualquier motivo, los lhulus se les “iban de las manos” y se perdía parte del control, ellos mismos se “apagaran”, metafóricamente hablando, y pudieran ser reconducidos por una nueva programación a través del inconsciente colectivo para reinstalar los programas de su psique, y, de nuevo, ponerles a trabajar acorde a los requerimientos de los asimoss de antaño. Luego, con el tiempo, esta “funcionalidad” ya se dejó latente en todos los modelos de “homos” y el homo sapiens, nosotros, la seguimos teniendo instalada, aunque se active solo de vez en cuando, y solo cuando nuestro programa ego percibe que pierde parte del control de los automatismos de la mente y de la personalidad que ha de dirigir, porque entre el Yo Superior, el alma y la consciencia del Yo Observador, estén tomando el control del conjunto de aquello que somos, y desactivando o menguando el poder de ser manipulados, controlados y dirigidos desde “fuera”.

Esta rutina está instalada en la esfera mental preconsciente, con una copia de seguridad en la esfera subconsciente, y es una rutina que vamos a llamar de “auto sabotaje”, de manera que activa varios tipos de programas de “dejar de hacer las cosas”, de “no tener ganas”, de revertir aquello que hemos avanzado, de ofuscación, confusión, tergiversar lo que creemos sobre algo que es beneficioso para nosotros, etc. No hay un solo uso o efecto de la activación de este programa, pues simplemente es el gestor de la psique, el ego, el que la activa cuando se le va de las manos parte de los procesos automáticos que tiene bajo su control, de manera que, al ponerla en marcha, comportamientos, programas, formas mentales y emocionales, etc., son activadas para frenar lo anterior, y se desactiva de nuevo cuando el ego se siente una vez más a los mandos del tablero de control de la mente y personalidad humana acorde a la programación estándar recibida para ello.

Una vez desinstalada esta rutina, el ego no tendrá forma, porque intentaremos eliminar los subprogramas que se lo permiten, de activar el auto sabotaje, ya que además, miraremos de trabajar para desprogramar una parte del proceso que le dice al ego que está perdiendo el control, de manera que, si el programa ego no percibe que está perdiendo ese control, no tendrá “necesidad” (recordad que es el ego es un software, hace lo que esta programado para hacer), de activar nada para recuperar algo que no sabe que está perdiendo. Por lo tanto, la petición es la siguiente, múltiples veces, hasta que vuestro YS os haya confirmado que se ha completado al 100%:

Solicito a mi Yo Superior que elimine todos los programas, rutinas y “software” mental de auto sabotaje, autolimitación, auto bloqueo, que son activados y “puestos en marcha” por el programa ego de gestión de la psique humana. Solicito que se eliminen todos los programas y rutinas que indican al ego que está perdiendo el control de algunos de los mecanismos de la mente y de la personalidad, que están siendo activados o desactivados sin su permiso,  y que está siendo desprogramado por otros niveles de la estructura del avatar que cree dirigir. Solicito que se borren, eliminen, desprogramen y extraigan todos los firewalls, dispositivos tecnológicos, implantes, y resto de elementos que forman parte de estas rutinas de auto sabotaje y auto bloqueo, y que no se puedan reconstruir ni reprogramar por los mecanismos que poseo para ello en mi psique. Gracias.

Por lo tanto, seguimos eliminando poco a poco el “malware” y rutinas de control presentes en nuestra psique, para poder ir ganando terreno a los automatismos que gestionan regularmente el funcionamiento de nuestra mente, personalidad y componentes energéticos del comportamiento, esperando a que el planeta se vaya limpiando poco a poco de entes y fuerzas contrarias a este proceso de crecimiento que aún tenemos por delante, y que esperamos poder empezar de nuevo a recorrer a plena potencia lo antes posible.

También te podría gustar...