Erradicando al “SER de la Enfermedad”

Gravastar--620x349

Hace un par de artículos habíamos mencionado que, tras empezar a imbuir al “SER de la Vida” en nosotros, trabajaríamos para erradicar al “SER de la enfermedad”, que es su opuesto y antagónico. Esto, quizás, es contra intuitivo, pues todos diríamos que el opuesto al “SER de la Vida” sería el “SER de la Muerte”, que también existe, es un ser “vivo” (paradójicamente) y es, por supuesto, auto-consciente. Pero el “SER de la Muerte”, tal y como nosotros lo conceptualizamos, no es lo contrario a la vida, pues nada muere, ya que las partículas que forman todo lo que existe (SER de la existencia) una vez “lanzadas” a la “Creación” son eternas e inmortales, por lo tanto, nada nunca desaparece, sino que, simple y continuamente, se transforma y cambia.

El SER de la Muerte es el SER que trabaja y se encuentra jerárquicamente bajo del SER del Cambio y del SER de la Transformación, que os diagramé anteriormente, ya que la muerte, o lo que nosotros llamamos muerte en nuestra sociedad, es la transformación de una forma de vida a través de la disolución de los enlaces que unen sus mónadas para liberarlos y, con ello, permitir que se formen otras formas de vida con esos mismos átomos y partículas. Por lo tanto, la “muerte”, en el plano físico, trabaja con el SER de la entropía, que vimos cuando explicamos el número uno, que nos viene a decir que puesto que todo está en permanente cambio y transformación, el proceso físico conocido por nosotros como “muerte” solo es el proceso por el cual las partículas que forman el cuerpo físico, etérico, emocional y mental se disuelven, y vuelven a ser usadas para formar luego otros avatares, otros cuerpos etéricos, emocionales o mentales o cualquier otra forma energética que sea necesaria en cualquier otro sitio.

“Muerte-Transformación” para los cuerpos inferiores, “eternidad” para las estructuras superiores

Como el alma “local”, cuando abandona el avatar y los cuerpos sutiles, se “diluye” de nuevo en la supralma, ésta primera tampoco “muere”, sino que vuelve a formar parte de la energía-consciencia que somos a nivel de supralmas, y, ahí, somos “eternos”, pasando de “curso evolutivo” en “curso evolutivo”, de grado en grado, de humanos de la Tierra actual a Humanos de la Tierra 15,6Hz, siempre ascendiendo, en una espiral evolutiva que no termina nunca, pues siempre hay grados superiores, y, lo único que “muere” (se disuelve en sus componentes más pequeños que se transforman en otra forma para ser “animada” por la VIDA de nuevo) es el vehículo que usamos, pero no aquello que somos a nivel álmico y superiores, que no entran dentro de los estratos y procesos regidos por el SER de la Muerte. Por eso, desde el punto de vista de la personalidad, la supralma, el supra-espíritu y el Yo Superior son “eternos”, pues no hay “disolución” de las mónadas que los forman cuando interviene la batuta del “SER de la Muerte” en nuestras estructuras inferiores, para que se “transformen” en cualquier otra cosa al término de sus “ciclos de vida”.

Así, como en alguna ocasión hemos explicado, y tenéis detallado en los libros de Dinámicas de lo Invisible, los vehículos espíritu y alma “locales” se reintegran tras cada vida “individual” en sus estructuras superiores, se disuelve la personalidad y todos los componentes mentales, emocionales y etéricos de cada vida. Con ello, se permite que las mónadas que los forman queden libres para agruparse en otras estructuras y elementos, que se pueden usar para volver a  iniciar un “ciclo de vida” de cualquier otra cosa para otra experiencia evolutiva. Desde el punto de vista del SER de la Muerte, del SER del Cambio y del SER de la Transformación, viene a ser como montar un lego que representa a un avatar humano, vivir en él unos 90 años, desmontarlo, y, con las mismas “piezas” (mónadas, partículas, átomos) montar un avatar de un animal, una planta u otro ser humano, “vivir” esa vida, y luego a su fin, desmontarlo, y, con las mismas piezas, crear otro avatar de cualquier otra forma de vida y continuar el ciclo eterna e indefinidamente.

Como también podéis suponer, estos conceptos están muy distorsionados en nuestros sistemas de creencias, pues asimoss cambiaron todos estos procesos cuando programaron la psique del lhumanu, y “puentearon” como “opuestos” al arquetipo de la VIDA contra el arquetipo de la MUERTE, conectando este último al programa de MIEDO, para que, en nuestro sistema de creencias, hubiera «miedo a la muerte”, ya que el miedo es el combustible de la programación humana, y la energía que mantiene el funcionamiento de todos nuestros sistemas y rutinas, así como al programa “ego”.

Teniendo “miedo a la muerte”, nuestra programación y sistemas “autómatas” de comportamiento siempre tienen una fuente de alimentación para poder funcionar por si solos sin depender del alma, del espíritu o del Yo Superior.

El SER de la enfermedad

Por lo tanto, el opuesto al SER de la Vida  es el SER de la Enfermedad , del que vamos a explicar su función, y contra el que vamos a trabajar para erradicarlo de nuestro sistema energético, trama sagrada y estructura de nuestra realidad individual.

¿Existe el SER de la Enfermedad a nivel “cósmico” como existe y trabaja el SER de la Vida? No. El SER de la Enfermedad existe solo en los tres primeros planos de la estructura de la galaxia, del sistema solar, o de cualquier planeta. Esto quiere decir que ningún ser existiendo por encima del plano mental conoce, vive o experimenta el concepto de enfermedad, y solo aquellas razas, especies o grupos como nosotros, y muchos otros, que vivimos y poseemos una estructura física y material, una estructura etérica y una estructura mental, estamos sujetos a este tipo de energías disonantes, discordantes y que se oponen a las fuerzas de la VIDA en estos tres primeros niveles de la estructura de galaxias, sistemas solares y planetas.

¿Qué hace el SER de la Enfermedad? ¿Cuál es su función? ¿Por qué existe? ¿Quién lo ha creado? Originariamente, y a nivel “macro conceptual”, el SER de la Enfermedad tiene una connotación y función diferente a la que nosotros le otorgamos a nivel físico y vemos manifestado en nuestros cuerpos.

Inicialmente, el SER de la Enfermedad  tenía como función ralentizar la entrada de VIDA en un avatar y adecuar el ritmo y proceso de “imbuir” VIDA según las características que cada avatar tuviera. Es decir, el SER del concepto que nosotros llamamos” enfermedad”, “nació” y fue creado por el SER de la VIDA para “regir la velocidad”  a la cual la VIDA se desarrolla, actuando de freno, regulador y limitador para no imbuir “demasiada” potencia en avatares que no podían aguantarla, o regular los niveles de energía que cada raza, grupo, especie o ente necesitaba para “vivir”, que es diferente para unos que para otros. Por lo tanto, aunque el concepto de “enfermedad” en nuestro sistema de vida dista bastante de tener ese rol, y ahora veremos porqué, el SER de la “enfermedad” es, en otros sistemas planetarios y originariamente, el “SER regulador de VIDA” que es un término mucho más apropiado para este SER, pues esa es realmente su función.

Los experimentos asimoss con los modelos de homos

homi

Sin embargo, la cosa no iba a resultar tan fácil para nuestra especie, pues asimoss cambiaron por completo las funciones de este SER de la Enfermedad en nuestro plano desde las primeras transformaciones del manu en lhulu, en lhumanu y en todos los diferentes modelos de “homo” que se fueron creando luego hasta el sapiens sapiens actual.

Puesto que asimoss iban probando que configuración física, etérica, emocional y mental era la más adecuada para sus intereses de cada época, al crear un tipo de “homo”, pongamos un australopitecos, imbuyeron varias características que facilitaran su desaparición cuando lo querían sustituir por un modelo más “avanzado”, pongamos un irdiphitecus. Luego, cuando quisieron hacer desaparecer el modelo anterior y “producir” uno nuevo, pongamos un homo erectus, un habilis, un denisovano, un neandertal, etc., etc., para que todos los avatares de los modelos “obsoletos” fallecieran lo más rápidamente posible y con el menor trabajo para ellos, decidieron “acelerar” los procesos de “transformación” y “cambio” del “SER de la Muerte” actuando con el “SER de la enfermedad” para que, de esta manera, el SER de la enfermedad no fuera un regulador de la potencia de la VIDA en el avatar, sino el “extractor” y “disipador” de la misma FUERZA de la VIDA en el avatar. Es decir, para nuestro planeta, asimoss cambiaron las “energías de regulación de vida” y las convirtieron en “energías de sustracción” de VIDA, dando lugar al concepto de enfermedad que actualmente nosotros experimentamos hoy en día, y desde hace millones de años, en nuestra especie.

Huelga decir que el “verdadero” SER de la enfermedad ya no “trabaja” en nuestro planeta, pues fue sustituido por un enorme “macro-campo” energético, un “SER artificial”, creo que así se entenderá mejor el concepto, de “sustracción de VIDA”, haciendo que, cada vez que alguien enferma, literalmente se nos va un poquito de VIDA, pues si la VIDA es MOVIMIENTO, DISFRUTE, ALEGRÍA, DIVERSIÓN, FELICIDAD, etc., el “SER artificial de la enfermedad” representa todo lo contrario, y eso es lo que vamos a trabajar para erradicar con la petición que os pondré al final del artículo.

Nutriendo al SER de la Enfermedad

Como para “alimentar” al SER artificial de la enfermedad  había que dotarle de fuentes de energía, inicialmente este SER artificial se mantuvo nutriéndose con la “eliminación” de cada modelo de homo que se producía cada pocos miles de años. Con la estabilización del modelo final sapiens que ahora usamos, había que seguir nutriendo a este SER, que, en Irdin, recibe el nombre de “Nurdal” (fue el nombre que asimoss le dieron), y de ahí que asimoss fueran creando enfermedades regularmente para que Nurdal tuviera dos cosas:  “puntos de anclaje” en el planeta a través de los avatares que estaban “enfermos” y, luego, fuentes de alimentación a través de la misma energía de malestar, dolor, y todo tipo de estas energías relacionadas que desprendemos cuando nos encontramos mal.

Como además se hacia necesario mantener a la humanidad en un estado de salud “precario” permanente, y como ya hemos hablado del tema de las vacunas y por qué se crearon los nanoides, cual es su función y cómo fabricaron decenas de enfermedades no naturales y no presentes inicialmente en nuestro planeta, ya podéis ver que todo al final llevó a la aparición de un tremendo cúmulo y estructura muy difícil de desmontar que nos ha llevado a ser una raza y especie siempre muy asediada por enfermedades, plagas, problemas de salud, etc.

Así, si comparamos la situación “real” teórica de nuestra estructura genética y energética con la verdadera, y como os había mencionado en artículos anteriores, tenemos que:

  • – El avatar humano puede vivir miles de años si estuviera en perfecta salud, pues tenemos los genes asimoss de longevidad y de muchas otras razas.
  • – Nuestro sistema inmune está preparado para enfrentarse y lidiar con todas las posibles variaciones de virus y patógenos naturales que existen en la Tierra, pues lo heredamos del troodón, que estaba adecuado al ecosistema natural de nuestro planeta
  • – Nuestro patrón metabólico, una de las “bases” de programación del organismo en la mente, contiene decenas de subfunciones que sanan, limpian, eliminan y queman todo lo que es tóxico y dañino para el cuerpo, cuando éstas están activas y funcionales

Para contrarrestar todo lo anterior, asimoss:

  • – Imbuyeron códigos y parámetros de obsolescencia programada en las células, programas, ADN y sistemas de nuestro avatar, para que no pudiéramos vivir más de un determinado tiempo de media
  • – Crear virus, patógenos y enfermedades “no naturales” (que nuestro sistema inmune no tuviera herramientas para lidiar con ellos “por defecto”)
  • – Crear nuevas enfermedades para seguir nutriendo a Nurdal
  • – Inhibieron, bloquearon y programaron el patrón metabólico para funcionar bajo mínimos, manteniendo el avatar “vivo” pero sin imbuir ni poder expresar todo lo que la VIDA realmente nos puede aportar.

El sistema de salud global, bajo control de Nurdal

Con cada nuevo virus que REC y SC sueltan en el planeta imbuyen un poco más a Nurdal en todos nuestros avatares y sistemas energéticos. Nurdal también está conectado a todos los medicamentos, por lo que, si sostenéis aunque sea un paquete de aspirinas en las manos, y le hacéis una limpieza energética imbuyendo energía de vuestro Yo Superior en el mismo, veréis que sale un “humo negro” del medicamento, que es la energía de Nurdal imbuida en el mismo (da igual que sean aspirinas como un jarabe como unas pastillas para algo, por defecto, el egregor de Nurdal está acoplado a todos los procesos de producción de medicinas de todas las farmacéuticas, y, por lo tanto, se imbuye en todo lo que éstas producen). Además, todas las estructuras energéticas de las empresas de fabricación de medicamentos están bajo el control directo a nivel mental de Nurdal, facilitando su entrada en ellos y, a través de estos, en todos los seres humanos cuando nos medicamos.

Esto forma parte de un modus operandi que lleva siglos, sino milenios, en funcionamiento. Aun cuando no había medicamentos Nurdal seguía conectándose a los avatares humanos a través de las plagas y enfermedades creadas por asimoss que la humanidad ha sufrido desde que fue creada, ahora, en la “edad actual”, simplemente hay otros métodos más “modernos” de introducir al SER de la Enfermedad en nuestro cuerpo, a través de las propias medicinas que nos tomamos, paradójicamente, para “sanarnos”. Como veis, REC y SC no dejan cabo suelto, o, al menos, hasta ahora no lo han hecho en este aspecto.

Así, para empezar a erradicar a Nurdal no solo de nuestro organismo sino de todo el planeta, tendremos que poner de nuevo a nuestros YS y a las fuerzas de la naturaleza a contrarrestar a este “SER artificial”. Como os decía antes, si tenéis que tomaros cualquier tipo de medicación, cogedla antes entre las manos, pedidle a vuestro YS que elimine toda energía negativa y nociva del mismo, y luego, pasados unos minutos, ya os lo podréis tomar y que los principios activos y químicos que lleve hagan la función que tengan que hacer, sin la carga energética negativa ni los puntos de anclaje que la energía de la enfermedad imbuida en cada medicamento inserta en nuestro sistema vital (que esos medicamentos a nivel puramente químico sean más o menos efectivos, con más o menos efectos secundarios o no ya es otro tema).

Petición de trabajo

La petición, por lo tanto, es la siguiente, y la codificaremos como petición número 11.

Solicito a mi Yo Superior y doy permiso permanente para que extraiga, elimine y disuelva en mi sistema energético, en las estructuras y componentes de mi avatar, en mi trama sagrada y en todos los niveles de mi realidad y de mi vida, la energía de la enfermedad, sus códigos, parámetros e instrucciones imbuidas y presentes en mi.

Solicito a mi Yo Superior y doy permiso permanente para que se ejecute lo mismo en mi inconsciente colectivo familiar, y en los inconscientes colectivos duales que poseo con mis familiares y allegados.

Solicito a mi Yo Superior y doy permiso permanente para que se ejecute lo mismo en todos los niveles de inconscientes colectivos presentes en la Tierra, en la trama sagrada de la humanidad, y en todos los niveles de trama sagrada que se sustentan sobre esta.

Solicito a mi Yo Superior y doy permiso permanente para asistir a las fuerzas de la naturaleza, los seres, grupos y jerarquías que trabajan bajo coordinación del logos planetario  para que eliminen, extraigan y disuelvan al SER conocido en Irdin como Nurdal, el “SER de la enfermedad” creado por asimoss y ubicado a nivel físico, sustrato astral, etérico y mental en las estructuras de la Tierra. Solicito que se corten todos los anclajes, enganches, hilos, filamentos, y “piquetas” que Nurdal posee con la estructura del planeta en todos estos niveles, y que sea disuelto y desintegrado completamente en el “vertedero” del sistema solar.

Solicito a mi Yo Superior y doy permiso permanente para que allá donde se elimine la energía de Nurdal, sus códigos, sus conexiones, sus anclajes, etc., se inserte energía de VIDA, con los parámetros, potencia y códigos necesarios para ocupar el espacio energético y revertir los procesos de “enfermedad” causados por los códigos imbuidos por Nurdal, asimoss y aquellos que les asisten, en las diferentes enfermedades que están presentes en el sistema de vida humano, en los medicamentos que fabricamos y en las estructuras de los sistemas de “salud” de nuestra sociedad.

Solicito y doy permiso permanente a mi Yo Superior para que haga llegar esta petición a todas las almas “locales” y supralmas de todos los seres humanos, creando un “bucle” que entregue al alma la información, explicación y conocimiento necesario para que comprenda lo que se le está ofreciendo y con el objetivo de ayudar a la personalidad y el avatar a obtener aquello que necesite para salir adelante y poder crecer, avanzar y evolucionar acorde al plan evolutivo de cada ser humano. Solicito que se instale un mecanismo de coordinación en el campo común de información compartido por todos los Yo Superiores para que estos extiendan este mecanismo de solicitud de ayuda y pueda enviarse de forma cíclica y recurrente a todas las almas que lo soliciten.

Solicito que se codifique esta petición como petición 11

Solicito que se ejecuten las peticiones de la 1 a la 11. Gracias.

Recordad que para que funcionen las peticiones anteriores, las habéis tenido que codificar tal y como hemos explicado en los artículos precedentes.

Con este proceso que ponemos hoy en marcha iniciamos el trabajo de erradicar este “SER” de nosotros y del planeta, mientras imbuimos VIDA por doquier para acelerar la recuperación de nuestros sistemas físicos y energéticos. Pensad que los medios de comunicación seguirán diciendo que los casos del virus que actualmente se encuentra activo entre la población siguen subiendo, pues ya hemos comentado que, (casi) todos los test, dan falsos positivos, por que así están diseñados y que, además, este virus “busca” lo que está latente y “mal” en nosotros para amplificarlo y sacarlo a la luz, manifestándolo, de manera que muchas de las patologías que ahora están siendo tratadas como causadas por este “coronavirus”, son problemas y disfunciones que ya estaban presentes en nosotros, pero latentes, inhibidas y bloqueadas y quizás sin posibilidad de que se hubieran manifestado nunca.

En todo caso, erradicad al SER de la enfermedad en vosotros, limpiad aquellos medicamentos que tengáis que tomaros y ayudemos a sacar a Nurdal de todo el planeta, contrarrestando los planes de REC y SC de seguir adelante con esta situación y asistiendo a que desaparezca lo antes posible.


librosCurso online de desprogramación mental, sanación energética y estructura de la realidad – nivel 1

Este curso te adentra en la estructura y componentes que forman nuestra psique: las esferas mentales, la esfera de consciencia, el cuerpo mental, el patrón conductual, el programa ego, los centros de control, etc. Un curso para sanar, desprogramar y comprender el funcionamiento de los potenciales internos que posee el ser humano y el funcionamiento de nuestra realidad.