Instalación de membranas de protección en los subniveles de la línea temporal 42

mall

Hace ya varios meses que no comentamos nada sobre el estado de la barrera que separa la línea temporal 33 de la línea temporal 42. De hecho, nos habíamos quedado hace ya algún tiempo con las explicaciones, procesos y peticiones para seguir moviéndonos hacia niveles cada vez más elevados dentro de la línea temporal en la que estuviera cada persona, hacia el subnivel 28 dentro de la LT33 o hacia el subnivel 21 dentro de la LT42 y, tras el cierre de las mismas, habíamos dado por concluido el proceso de instrucciones sobre cómo ejecutar el paso de una a otra.

Igualmente, en artículos precedentes habíamos también comentado que está previsto que las líneas, o el paso entre ellas, se vuelva a abrir a mediados del año que viene, pues, como sabéis, se tuvieron que cerrar y bloquear en Enero de este 2019 porque había tanto ataque y acoso a aquellos en la LT42 para sacarlos de la misma y volverlos a bajar a la LT33 que hubo que, literalmente, “cerrar” el “puente” para que nadie pudiera bajar si había conseguido elevar su vibración y traspasar, aunque, por otro lado, nadie podía “subir” si no había logrado esto mismo. Así, llevamos casi 9 meses de separación total entre aquellos que están vibrando en las frecuencias de la LT42 que nos lleva hacia la ya conocida y denominada como la “nueva Tierra 15,6Hz” y aquellos que siguen sus rutinas, vidas y realidades en la misma LT33 que ha dominado el camino evolutivo de la humanidad desde sus inicios, y que se mantiene en bucle dentro de esa misma realidad sin permitir el paso de nivel para aquellos conectados a ella.

La situación, pues, sigue siendo la misma, aún no se ha abierto el paso, pero se han iniciado hoy mismo otros procesos y octavas para preparar la apertura de este en unos meses. ¿Qué procesos? Básicamente se ha iniciado la creación de sub-barreras entre todos los niveles de la LT42 para frenar la “sangría” de caídas que se prevén hacia la LT33 en cuanto se quite la barrera de protección que las separa. ¿Por qué? Básicamente porque los asimoss, amoss y compañía que no están confinados en sus bases operativas selladas y que escaparon de ese “encierro” siguen teniendo la tecnología para acceder a la LT42, y “atacando” desde el plano físico compartido por ambas líneas, siguen “estirando” hacia abajo a todo el mundo directa o indirectamente, sin poder sacarlos hacia la LT33, pero bajándolos en muchos casos por debajo del subnivel 5.

Servidor, que ha tenido y tratado de mantener el nivel 15 en todos los cuerpos sutiles desde el físico hasta el causal en los últimos meses, ha visto una y otra vez como mediante ataques energéticos, manipulaciones de mi realidad, “acoso y derribo” por aquí y por allá, bajaban una y otra vez la vibración molecular de cada una de mis partículas, teniendo que volver continuamente a sanar bloqueos, subir frecuencia, y volver a estar siempre pendiente del siguiente “ataque” para seguir reduciéndome la vibración de cada cuerpo. En general, ha sido la tónica para la mayoría de personas en la 42 con mayor o menor impacto, virulencia o sutileza, siendo estas conscientes de lo que les sucedía o no.

Puesto que además, aunque asimoss o amoss estén viendo reducido su poder, el sistema de control “humano” aún sigue manteniendo la mayoría de sus capacidades para generar todo tipo de situaciones en las que nuestro día a día nos mantenga en el peor estado energético posible y, por lo tanto, si esto sigue así una temporada, que posiblemente seguirá, y se abren los puentes de paso entre líneas, la mayoría de nosotros volveremos a bajar a la LT33 nada más que consigan alterar nuestro estado físico, anímico o mental hacia densidades y frecuencias más negativas, caóticas y densas por alteración de la realidad común planetaria, nacional, regional o local en la que nos toque vivir.

Con esto en mente, todos aquellos que asisten al planeta en su proceso de cambio evolutivo, han decidido instalar barreras de “ralentización” y protección, como os decía, entre cada subnivel de la LT42, de manera que habrá una membrana energética entre el nivel 1 y el 2, entre el 2 y el 3, etc., hasta la barrera del 20 al 21. Esto puede que no impida que bajemos algo la frecuencia de resonancia de cada cuerpo sutil, pero hará mucho más difícil volver a caer en niveles de LT33 si estamos en la 42, por encima de unos 11 Hz, y si uno está en la última octava de la LT33, entre los niveles 21 y 28, entre los 10Hz y 11 Hz aproximadamente, cuando consiga subir por encima de esos 11Hz a nivel molecular y de vibración de cada partícula, tendrá un “asidero” y un “reposapiés” para estabilizarse y no volver a “bajar” hacia la LT33, según cuanto sea “sacudido” por las situaciones que viva en su realidad.

Por lo tanto, está previsto que la construcción de todas esas barreras se complete antes del verano del 2020, y cuando se abra el paso entre líneas todo el mundo pueda usarlas y disponer de ellas automáticamente, ya que simplemente lo que hacen es impedir que cada átomo que te forma disminuya su vibración por debajo del nivel máximo al que hayas podido acceder, igual que hace ahora la barrera de separación entre la 33 y la 42.

Una línea temporal cíclica y recurrente

Tengo pendiente para futuros artículos explicar porqué la línea 33 se convirtió en una línea temporal “cerrada” y en bucle que impide el paso de nivel evolutivo, pues tiene mucho que ver con experimentos con el espacio-tiempo que nuestras “élites” realizaron hace algunas décadas y que condenó esta línea temporal a repetirse cíclicamente sin posibilidad de salto evolutivo. De momento, ya sabéis que seguís teniendo todo el material sobre estos conceptos de paso de línea, cambio evolutivo a la nueva Tierra 15,6Hz y cómo subir la vibración de cada cuerpo sutil en los archivos del blog, empezando desde los artículos de enero del 2017 más o menos.

Id comprobando periódicamente el estado de cada uno de vuestros cuerpos sutiles y sobre todo recordad que el cuerpo físico, que es el más complicado de “subir” por su densidad, se subdivide en siete sub-cuerpos, desde el 1.1 al 1.7 y que la diferencia frecuencial puede ser enorme entre ellos. Mientras que el cuerpo 1.1, que es el que nosotros normalmente catalogamos como el cuerpo “material” y “sólido” puede estar en el nivel 3 de la LT42, el cuerpo 1.2 puede estar ya en el 11, pues desde el 1.2 hasta el cuerpo 1.7 la densidad material y molecular es mucho menor y, por lo tanto, suben mucho más rápidamente su vibración. Para el resto, está bien preguntar sin hacer subdivisiones por el estado del etérico, emocional, mental y causal y comprobar regularmente en que subnivel de la línea temporal en la que estéis se encuentran, eso os ayudará a ver si los acontecimientos de vuestras vidas en los últimos meses os han reducido y bajado la frecuencia o si los ejercicios y peticiones que hayáis podido ir haciendo os han mantenido y subido la misma.

Aunque no estemos ya publicando nada al respecto, pues toda la información que era necesaria ya se dio en su momento, no significa que se haya acabado el proceso. Hay que seguir subiendo la escalera, aunque las explicaciones sobre como subirla ya nos las hayan dado hace años y no las estemos repitiendo de nuevo por no volver a publicar lo mismo una y otra vez. Esperemos que con estas nuevas membranas entre subniveles tengamos mucha más capacidad de resistencia a la hora de mantener los niveles de vibración a los que hayamos podido acceder y, de ahí, sirvan como puntos de apoyo para seguir subiendo a estadios más elevados como hemos venido haciendo en los últimos años.

También te podría gustar...