Las encarnaciones simultáneas de nuestro logos y las diferentes “humanidades” de la Tierra

original

A lo largo del tiempo hemos hablado y explicado en el blog el concepto de las vidas simultáneas, cómo todas nuestras encarnaciones suceden a la vez y porqué el concepto de la reencarnación es solo una forma de explicar (de forma incorrecta), la existencia de las diferentes vidas y experiencias terrenales que poseemos. Como ya sabéis, lo hemos representado en más de una ocasión tal que:

tierra1

Bien, si el mecanismo de la entrada simultánea de todas las “versiones” de nosotros mismos se produce a la vez, y forma parte de los recursos de crecimiento de los niveles superiores del ser humano, ¿sucede lo mismo para los planetas? Es decir, ¿tienen varias encarnaciones los logos planetarios? Y si es así, ¿cómo funciona?

Pues también es así, ya que es la manera en la que todo ser consciente que posee encarnaciones activas en los planos físico, etérico y mental de cualquier sistema evoluciona, siempre y cuando posea una estructura que permita la gestión de estas encarnaciones, ya que, por ejemplo, ni asimoss, amoss ni ninguno de los miembros de las razas que rigen el sistema de vida en nuestro planeta pueden tener más que una única vida activa, ya que, al desconectarse de sus YS y producirse la disolución de sus supralmas, “quedaron” con una estructura de gestión compuesta solamente por el cuerpo espíritu, el cuerpo álmico y la estructura energética y física que tuviera cada especie. Para compensar esto, asimoss y otras muchas razas aprendieron a cambiar de avatar cada 15000 años, aproximadamente, para “no morir nunca”, traspasando su consciencia, personalidad y cuerpos álmicos y espíritu de un cuerpo a otro, y consiguiendo así “longevidad eterna”.

Entonces, ¿tiene otras “vidas” nuestro planeta?

Correcto. En concreto, tiene 5. Pero vamos a ir por pasos para explicarlo poco a poco.

Primero, empezaremos diciendo que nuestro logos planetario, que se autodenomina Kumar en Irdin, como ya sabéis, actúa a la vez como supralma y como supra-espíritu de las diferentes “encarnaciones” que tiene, en cinco “vidas” que representan cinco “Tierras”, separadas entre sí por ciclos de 26000 años. Igual que como si nosotros tuviéramos solo cinco vidas y cada una estuviera en una época histórica de la Tierra separada X años una de otra.

Si nos enfocamos en un solo ser humano, más o menos creo que se puede entender el concepto, pues nos movemos en la línea histórica de sucesos de nuestro planeta y “sabemos” que tenemos una encarnación activa ahora en la época de Sumeria, que tenemos otra encarnación activa en la antigua Grecia, que tenemos otra en la Edad Media, etc. Así que, con mayor o menor dificultad, podemos hacernos a la idea de “dónde” están las otras proyecciones de nosotros mismos. Sin embargo, para nuestro planeta, esto parece más complicado, ¿dónde están las otras “vidas” de la Tierra?

Si nosotros como seres humanos co-existimos sobre el carril que lleva nuestro planeta desde su creación física hace aproximadamente 4500 millones de años, hasta “su futuro”, la Tierra posee todas sus encarnaciones en el carril del sistema solar que lleva toda “la historia del sistema solar” desde su creación hasta su “futuro”.

Esto quiere decir que, si pintamos una línea de tiempo desde el inicio del sistema solar hasta el “final del mismo”, sabiendo que todos los momentos son co-existentes en el tiempo, en esa línea hay cinco “Tierras”, separadas un ciclo “planetario” de 26000 años entre sí, pero cada una con una línea temporal diferente de las demás encarnaciones planetarias, de forma que es como una autopista con cinco carriles ( y varias alturas, para albergar el carril físico, el etérico y el mental de cada línea)  donde no se puede pasar de uno a otro, y donde cada “coche” tiene su punto de inicio en un lugar diferente de la autopista.

De hecho, una mejor analogía es decir que es como una pista de atletismo donde los corredores tienen posiciones de partida ligeramente separadas físicamente entre sí y, por lo tanto, el que corre en el carril de la derecha parte de un punto marcado en el suelo diferente al punto del corredor que tiene al lado. Si la diferencia entre esos puntos fueran miles de años, diríamos que el corredor de un extremo inicia su carrera X miles de años después de que lo ha hecho el corredor de al lado.

atle

Si en la imagen superior cada uno de los corredores fuera una “vida simultánea” de Kumar en una “Tierra”, la diferencia en el punto de salida sería de un ciclo de 26000 años, y cada “humanidad” de cada ciclo es independiente de los anteriores, no pudiendo pasar de carril, ni interferirse, ni juntarse, etc.

Esto quizás se puede visualizar mejor si lo vemos en un esquema tal que el que os pongo abajo. Lo que Kumar (y su Yo Superior, ya hablaremos de ello también) ha de gestionar, son cinco encarnaciones en cinco “planetas” que le sirven como avatar, que todos ellos son la “Tierra”, pero cada uno se encuentra en un ciclo (carril) diferente de la pista de atletismo. Por lo tanto, nuestra “Tierra actual” (esta realidad y la nT 15,6Hz) nos encontramos en el segundo carril de esta pista o autopista solar, porque nuestra versión del planeta se creó en el segundo ciclo de la proyección de Kumar de parte de sí mismo para “animar” con su consciencia este avatar que es nuestro planeta.

tierra2

Antes de la Tierra #2 “a la que pertenecemos”, en el carril de al lado, hay una encarnación de nuestro logos planetario en una “Tierra” que fue creada un ciclo (26000 años) antes y, en nuestro carril del otro lado, hay una “Tierra” que fue creada 26000 años después que la nuestra, y hay otra más allá que fue creada otros 26000 años después, y la última encarnación del logos, en la quinta y “última” vida simultánea que posee manifestado, lo fue un ciclo más tarde.

Esto permite que Kumar avance y evolucione como ser, encarnando en “cinco planetas” a la vez, siendo todos esos planetas lo mismo que para nosotros son los cuerpos que usamos en cinco vidas que tenemos en otras épocas históricas, con otros nombres, otras experiencias, otro contenido, otros procesos, pero, al fin y al cabo, siendo nuestro mismo YS y nuestra misma supralma la que gestiona todo, pues no olvidemos que el alma “local” que ahora sois en esta vida, es diferente al alma que sois en el siglo X, lo mismo que, desde la palma de vuestra mano que representa la supralma, cada dedo posee una energía diferente y se encuentra separado del resto de dedos (las otras vidas), pero unidos y coordinados todos por la estructura común que es la palma de la mano.

Así, el alma planetaria que anima el planeta en el que habitamos, que es una proyección de Kumar, es diferente al alma planetaria que anima la proyección de la “primera” Tierra, o de la tercera o de la quinta, que son como “dedos” de una mano aún más grande que conectan todas con Kumar.

El Yo Superior del logos planetario

Esto significa, como ya habéis visto, que nuestro logos planetario tiene también un YS. Pero, ¿es el mismo “tipo” y “concepto” de YS que cuando hablamos del YS de un ser humano o cualquier otra forma de vida?

No. Aunque se trata también de un “orbe de consciencia y energía pura” igual en función que los YS que animan todos los seres de cualquier punto de la Creación, los logos planetarios y solares poseen YS que han sido creados con un poder, capacidad y potencial inimaginable a la mente humana para hacer la función de guiar al ser que encarna en un planeta o que encarna en una estrella para su evolución. Por lo tanto, el YS de Kumar, nacido también del logos galáctico (que no posee YS, “él” en si mismo contiene los mecanismos evolutivos para esa función), pertenece, digamos, a otra jerarquía de “Yo Superiores” diferente a la jerarquía o grupos de YS que asisten a la humanidad o a cualquier otro ser vivo de la galaxia.

¿Y qué hay en las otras Tierras?

Pues hay otras humanidades, que no tienen nada que ver con la nuestra. Que han llevado caminos muy diferentes, que no tienen ni han sufrido el acoso de asimoss, pues estos solo entraron en la Tierra #2 desde su propia línea temporal, así que, tanto en las versiones de la Tierra del primer ciclo de Kumar, como en las tres posteriores a la nuestra, la humanidad es diferente a como nosotros somos ahora, simplemente porque no se produjo la manipulación sobre el trodoon y todos los hechos que a posteriori han llevado a la creación de la humanidad actual que somos nosotros, como homo sapiens.

¿Están más o menos avanzados que nosotros?

A nivel evolutivo, y de conjunto, la “humanidad” de la Tierra #1 (la primera que se creó desde nuestra perspectiva de tiempo “lineal”) está algo menos “avanzada” que nosotros. Al haber sido dejada sin manipular, sin intervención de amoss, asimoss y resto de razas, su crecimiento en muchos aspectos ha sido más lento, pues no se les ha entregado tecnología alguna, no han tenido catalizadores ni detonantes que hayan forzado cambios en la psique colectiva, etc. Han ido creciendo “a su ritmo” y sin interferencia alguna.

Las “humanidades” de las “Tierras” #3, #4 y #5 están, por el contrario, mucho más avanzadas, todas ellas ya en la versión de la nT 15,6Hz que poseen en sus propios ciclos, es decir, que se encuentran ya en el siguiente nivel evolutivo, en sus respectivos carriles temporales, al que nosotros aún estamos trabajando para acceder. Esto, sin embargo, no ha sido tan fácil ni tan “natural” para el ciclo 4 y 5, pues la humanidad de esas dos “Tierras” hicieron el salto evolutivo por medios tecnológicos, elevando la frecuencia del IC global de toda su sociedad en su momento y, por medios “técnicos”, elevando la vibración de todos los humanos de esas dos versiones de Kumar hasta llegar a poner a todo el mundo a la vibración mínima de 15,6Hz que les permitió dar el salto a su versión de la nT.

nt2

Por lo tanto, en la vida #1 de Kumar (la “primera Tierra”) solo existe la versión 7,8Hz y la humanidad se encuentra a siglos vista de llegar siquiera a conocer que existe un nuevo nivel evolutivo, y la construcción de las estructuras de la nT no ha comenzado.

En la Tierra #2 (la nuestra), la humanidad está a las puertas del cambio evolutivo (algunas decenas de seres humanos podría llegar en menos de una década a dar el salto) y la nT se ha completado al 100%.

En la Tierra #3 toda la humanidad pasó de nivel evolutivo de forma “natural” y se encuentran todos en la nT.

En las Tierras #4 y #5 la humanidad dio el salto evolutivo por medios tecnológicos y se encuentran todos también en sus versiones de la nT.

¿Cómo se llegó a este salto evolutivo “forzado” tecnológicamente?

La razón por la que esto se permitió o facilitó tiene que ver con el equilibrio que Kumar buscaba para todas sus encarnaciones y “humanidades”, de manera que, para contrarrestar las dificultades que en una de sus “vidas” (nuestra Tierra) se están dando, se permitió elevar la frecuencia de otra de sus vidas (lo que equivaldría a una vida futura de Kumar desde nuestra visión) y, de esta manera, todo el conjunto de encarnaciones de nuestro logos planetario puede mantener un delicado equilibrio. A cambio de facilitar esta subida de “curso evolutivo” para la humanidad #4 y #5, se les pidió que ayudaran al resto de “humanidades”, energéticamente hablando, de manera que, gracias a que están más avanzados, ahora asisten al logos a gestionar diferentes entramados y estructuras y flujos energéticos del conjunto de la estructura de Kumar.

Sería como si, dijéramos, una de tus vidas “futuras” estuviera mucho más avanzada que nosotros(teóricamente), y se le permitiera dar un salto evolutivo independientemente del resto de encarnaciones, con la condición de que ayude, desde ese otro nivel evolutivo, al resto de vidas aun activas en el nivel inferior. Esto no puede hacerse a nivel individual de persona, solo a nivel planetario, pues todos los mecanismos evolutivos para cada ser humano mantienen el equilibrio a través de la supralma de todas nuestras encarnaciones, para que vayan más o menos todas avanzando a la vez y tengan el mismo nivel evolutivo estén en la época histórica en la que estén, pero, para planetas y sus logos, es perfectamente factible que una de sus proyecciones esté en un nivel y otras en otro.

Espero haber ampliado así con esta explicación vuestro campo de visión y comprensión de las dinámicas evolutivas de la humanidad, de nuestro planeta, de su logos, etc. Quizás más adelante entremos en detalle de cómo “asisten” las humanidades de las “Tierras #4 y #5” al resto, y de otros detalles, al menos curiosos, sobre los procesos evolutivos que se dan en cada una de las encarnaciones de nuestro logos planetario.

abrazos,
David Topí
@topi_david


Dale sentido al mundo que te rodea y a las experiencias que no puedes explicar


Aquí puedes encontrar todos los libros que he publicado hasta el momento, para profundizar y comprender mejor los temas que tratamos en el blog y ampliar tu conocimiento sobre los diferentes aspectos de “el mundo que no vemos”.


La fuente de la información | Comprobar la información del blog  |  Cómo funcionan las peticiones

Curso de Desprogramación Mental, Sanación Energética y Estructura de la Realidad

La psique humana y todos sus componentes estudiados y explicados a fondo, los mecanismos de creación y proyección de la realidad, la creación y funcionamiento de la personalidad, el poder de tu mente.
Aprende a eliminar y desprogramar todo aquello que ha sido imbuido en el ser humano y que nos impide y limita a la hora de activar y usar todo el potencial presente en nosotros mismos.

Related Posts

Todos los artículos, novedades y publicaciones directamente en tu correo

Entra tu email y suscríbete: