Diferencias “estructurales” entre cosas físicas y virtuales

PreguntasDiferencias “estructurales” entre cosas físicas y virtuales
David Topí Staff asked 3 semanas ago
En otra pregunta de esta sección, hiciste una diferenciación entre la elevación frecuencial de espacios y objetos físicos/orgánicos y la elevación de cosas virtuales.

Voy a dividir esta pregunta en dos partes, una a nivel particular, a modo de “ejemplo práctico”, y otra a nivel general, que se deriva de aquella, de modo que respondida la generalidad, la particularidad queda resuelta.

1) PARTICULARIDAD
El otro día, indagando sobre la elevación frecuencial del estudio en el que trabajo, donde tengo una librería con numerosos volúmenes, me dijo mi Yo Superior que podía elevar la frecuencia de la habitación y algunos de sus objetos, pero que no podía elevar la vibración de los libros. Esto me llevó a hacerme una serie de preguntas que, creo, podrían interesar.

En el caso de los libros, que son objetos físicos, según me dijo mi Yo Superior, no puedo elevarlos, y esto creo que se debe a que no soy el autor de los mismos y, por ello, no puedo modificar la vibración de su contenido, de sus ideas, conceptos y palabras, de la intención que el autor quisiera transmitir, del egregor que las personas hayan podido generar sobre esos libros desde que se publicaron, etc. ¿Es esto correcto o hay alguna razón que desconozco y que impide elevar su frecuencia?

1 Answers
David Topí Staff answered 3 semanas ago
Sería oportuno aclarar si se está refiriendo al contenido del libro en su contrapartida mental, o a los “átomos” que forman el libro físico. Posiblemente no puedes elevar el contenido del egregor de ese libro, además de que no tienes conexión directa con él ni quizás permisos, habrá tanta gente que se haya conectado con microfilamentos etéricos al leerlo que no tiene sentido que intentes mover o elevar o cambiar la estructura mental de ese contenido. Si se trata de elevar el libro físico que tienes en tus manos, no te aporta nada en concreto, solo harás vibrar los átomos de materia que forman las páginas y cubierta algo más rápido, pero eso no trae ningún beneficio.

Sin embargo, ¿podría modificar la estructura etérica de los mismos? Dado que el libro en sí, como objeto inanimado, no pertenece “a nadie” como tal, salvo al comprador. ¿O necesitaría los permisos del diseñador, del editor, del maquetador…?

Tampoco tiene sentido modificar la estructura etérica de un objeto físico si va a estar en una librería “ahí” guardado y su vibración no aporta nada al entorno. Si modificaras la frecuencia de toda la sala o habitación donde estén los libros, entonces tú, al entrar en la habitación o biblioteca notarias también por resonancia un aumento de energía que te ayudaría a vibrar más alto mínimamente, como cuando vas a un bosque por ejemplo y sales con una vibración mayor y eso te hace sentir bien. Pero vaya, elevar un objeto como tal se puede hacer insuflándole mucha energía, por ejemplo a través de la imposición de manos, pero no tiene mucho sentido ni utilidad práctica (no la se ver al menos).

¿Y de qué manera influiría en un libro elevar su vibración? ¿Se traduciría como una mayor “robustez” en la cubierta y páginas del libro, que le harían (se me ocurre ahora mismo) más difícil romperse, por ejemplo, o en una especie de “mejora de sus funciones”? Para personas y eventos, es evidente la influencia: energías con un sustrato más alto derivan en una mayor fluidez, menos problemas e impedimentos, más positividad, etc., pero en el caso de objetos inanimados, como un libro, no tengo tan clara la influencia de elevarlos.

Elevar la frecuencia de vibración de un objeto solo lo hace “vibrar más alto” pero no tiene mayor repercusión, pues como tiene que armonizarse con la frecuencia del entorno, en nada que retires la energía que has usado para elevar la vibración de sus átomos volverá a “caer” a la frecuencia media de la sala donde este para equilibrarse con el entorno. Con los humanos pasa igual, si tu estas “muy alto” pero te metes en una reunión o en un entorno denso o más bajo, tiendes a bajar y ecualizarte con la energía media del entorno, pues no solemos tener nosotros potencia para elevar el entorno hacia nuestro nivel, pero el entorno y las personas en grupo sí que tienen potencia para bajarnos al suyo.

De igual modo me ocurrió con unos lienzos colgados en la pared, de los que, en este caso, sí soy autor. ¿Qué determina la vibración o frecuencia de un cuadro? ¿Los colores, la intención y consciencia que puso el autor a la hora de crear la obra de arte, la frecuencia que tuviera en el momento de pintarlo, todo ello a la vez…? ¿De qué se compone la contrapartida mental de un cuadro? E, igualmente, ¿de qué manera influiría elevar su contrapartida etérica y mental en un objeto como este?

Correcto, la frecuencia de vibración de un cuadro, de un libro, de un objeto es la suma de la vibración de los colores, materiales, la energía impregnada de la persona que lo creo o construyo, etc. Todo junto. La parte etérica de un cuadro es el soporte y la estructura del cuadro a nivel energético, es decir, un “marco de energía”, un “lienzo de energía” y unos “pegotes energéticos” que representan la energía del óleo usado, por ejemplo. La contrapartida mental del cuadro es el concepto y contenido que el autor proyectaba en su mente al pintarlo, conectado al lienzo etérico y plasmado en el cuadro físico.

2) GENERALIDAD
A nivel general, las preguntas que subyacen a mi particular experiencia, serían algo así:

1- ¿Qué diferencias hay a nivel físico-energético, etérico y mental/causal entre algo físico-orgánico, como un objeto o espacio, y algo virtual, como una página web o un proyecto?

Algo virtual como una web, se sostiene en una estructura del plano físico 1.3, es decir, el “software” es “virtual”, pero a la vez forma parte de la estructura mental del plano físico, por lo tanto, 1.1 fisico-fisico, 1.2 físico-etérico, 1.3 físico-mental, etc. Así que todo lo virtual que ves en el móvil, en un ordenador, en una pantalla, se ubica energéticamente en el plano 1.3 del planeta. Su contenido, y conceptos asociados, en el plano mental en su egregor/arquetipos correspondientes. Por ejemplo, mi blog. Estructura física 1.1, los servidores que tengo contratados con mi servicio de hosting, estructura 1.2, conexiones energéticas y etéricas de los cables, de los ordenadores, de la fuente de alimentación, etc. Estructura 1.3, el blog, la página que ves cuando tecleas la url, las palabras que salen en la web. Contenido del blog a nivel de conceptos, en el plano mental, o en mi caso, en la parte alta del plano causal porque mis guías lo movieron ahí para protegerlo de la manipulación de REC en la medida de lo posible.

2- ¿Cómo es la estructura etérica de algo físico? ¿Es, como en el caso de nuestro cuerpo etérico, un doble exacto del físico, compuesto por “líneas” de energía etérica o está conformado por otras estructuras y componentes? ¿Y cómo es la estructura etérica de algo “virtual”? ¿Son una especie de “cables”, “tuberías” o estructuras que conectan dicho objeto con su energía, arquetipos y contenido mental?

Correcto, igual que lo físico, pero como un molde de energía. Así que un cable físico, tiene un cable etérico de igual tamaño, una silla física, tiene un molde etérico de las mismas proporciones. La estructura etérica en el plano 2.X de algo que es virtual en el plano 1.3 es solo un molde “virtual”, es decir, mi blog en el plano etérico son una serie de hilos que conectan lo “virtual” del 1.3 con el contenido y conceptos del plano causal.

3- ¿Cómo es la contrapartida físico-energética de algo físico? ¿Se trata de una copia o recubrimiento energético del objeto? ¿Y en qué se diferencia con la contrapartida etérica? ¿Tienen los componentes virtuales una contrapartida físico-energética? Si la tienen, ¿cómo es, son también estructuras que conectan, en este caso, la parte virtual con la etérica?

Es lo mismo que el molde etérico, pero mucho más denso. Capa sobre capa y cada capa superior es más ligera y fina. Así que la capa 1.2 de algo “solido” en el 1.1 es idéntico pero más densa que la capa 1.3, que es a su vez idéntica pero más densa que la capa 1.7 y esta a su vez es más densa que el molde etérico 2.1 hasta 2.7

4- ¿Cómo es la estructura mental de algo físico? ¿De qué se compone? Ídem para “cosas virtuales”.

De las ideas, conceptos y formas mentales que representan, así que no necesita tener la misma forma que “eso” tiene en el plano físico, sino que solo el cumulo de ideas y conceptos “flotando” como una nube asociado y conectado al molde etérico y este enchufado al molde físico.

5- ¿De qué manera influye en un objeto inanimado elevar su frecuencia a nivel físico-energético, etérico y mental? ¿Se nota una mejoría en el funcionamiento del mismo, una mayor robustez, “fluye” más el objeto, sirva para lo que sirva? ¿Cómo se plasma a nivel físico la elevación frecuencial de un objeto? Ídem para lo virtual.

Supongamos que no hay un entorno que lo vuelve a echar para abajo para equilibrarlo con el resto de objetos con los que comparte entramado energético, elevar la frecuencia de un objeto inanimado te serviría para pudiera ser usado y/o movido, si fuera una elevación tremenda, a otros niveles de existencia o planos de la realidad. Si pudieras elevar enormemente un libro físico, lo podrías mover al plano etérico con su estructura física intacta, pues casi que habrías convertido los átomos físicos en átomos etéricos al subirle tanto esa frecuencia. No tiene mayor utilidad desde mi punto de vista. Si fuera por ejemplo un mineral, que lo vas a usar para una sanación, entonces al elevar la frecuencia del mineral permites que ese mineral pueda influenciar, actuar y sanar energías de menor vibración, con lo que en este caso, te sería útil pues un objeto que vibra más alto que otro, o bien el segundo hace subir la vibración al primero, o el primero tira del segundo para abajo. Sabiendo trabajar con ello, puedes tener elementos físicos para sanar vibrando a una frecuencia muy alta que sirvan para limpiar acumulaciones energéticas densas y negativas en los cuerpos sutiles haciendo que la vibración “negativa” vibre más alto por la acción del mineral, y entonces se pueda disolver y diluir consiguiendo la sanación de la persona.
Ídem si es de persona a persona, una persona que tiene una frecuencia personal muy alta, puede “sanar” a otra por imposición de manos porque su energía hace que la energía menor del paciente eleve su vibración, y por resonancia, entonces se puede ayudar a disipar bloqueos y cúmulos estancados y demás en ese paciente.

6- ¿Hay elementos en nuestra realidad que, al no tener permisos o no ser “dueños” de los mismos, no se pueden elevar frecuencialmente?

Para mover cualquier cosa de sitio, de energía, de vibración, hay que tener permiso de los seres que rigen los espacios, entramados, niveles frecuenciales, etc., donde esos objetos se encuentran o se pretende que sean elevados. En general, como trabajamos con cosas menores y a pequeña escala, estos permisos están dados por defecto (si pones las manos en un mineral para subirle la vibración no te hace falta permiso de nadie, pero no es correcto, hace falta permiso del ser que controla los campos de energía en los que el mineral existe, pero como tu influencia en el entramado de ese campo es mínima, ese permiso está garantizado y aprobado por defecto. Si fueras a alterar el campo de energía digamos, donde el mineral o el libro se encuentran en ese momento, y esa alteración fuera importante, se bloquearía o se ajustaría el cambio vibracional en el objeto para impedir que por mucha energía que le pongas, no se cause ninguna alteración no aprobada en el entorno).

INFINITAS GRACIAS.