Esencia/Dios y REC

PreguntasCategoria: PreguntasEsencia/Dios y REC
Javier asked 3 semanas ago

Hola David, muchas gracias por compartir tus conocimientos.
Tengo la siguiente duda/confusión: Las REC fueron creadas por la Esencia/Dios (o como querramos denominarlo) ? Las REC que crearon al ser humano, también crearon los Yo Superiores que encarnan en los humanos o los creó la Esencia? Quién está por encima de quién, la Esencia o las REC ? Hay una única Esencia/Dios o hay varias?
Muchas gracias !!!

1 Answers
David Topí answered 2 semanas ago

Hay mucha confusión en los términos y los componentes de cómo funciona la cosmogénesis, el origen de los YS y demás, que os invito a repasar con los artículos del blog. Los YS son creados por el “logos galáctico”, el ser-consciencia que rige la Vía Láctea en nuestro caso. A cada avatar que nace en cualquier raza o cualquier planeta se le asigna uno.

Las razas como nosotros o como asimoss, en general son creadas por otras razas. Asimoss crearon al ser humano pero asimoss a su vez fueron creados por otras razas superiores. En el tercer volumen de Dinámicas de lo Invisible hay un par de capítulos extensos explicando el origen de asimoss y su sociedad, etc. Pero asimoss se desconectaron conscientemente y en grupo de sus YS, para no tener que responder ante las jerarquías de la “Creación”, de manera que no están sujetos a ciertas “normas” evolutivas, eso les impide avanzar y evolucionar, pero no les importa, pues tienen mucho poder y su idea es vivir para siempre en el nivel físico-etérico de la galaxia y hacerse con tanto poder como puedan en tantos planetas como puedan.
Nunca podrán evolucionar mucho, pero no tienen interés en ello.

Aquí tienes un esquema de jerarquías para clarificar un poco más el tema.
https://davidtopi.net/serhumano.pdf


librosConocimiento profundo para entender cómo funciona el mundo, la realidad y el sistema bajo el que vivimos

Todos los temas que tratamos en el blog han sido desarrollados en profundidad en los diferentes libros y publicaciones que tienes a tu disposición para continuar comprendiendo “el mundo que no vemos”.

También te podría gustar...