Libre albedrio en otras dimensiones

PreguntasCategoria: PreguntasLibre albedrio en otras dimensiones
Gustavo Benitez asked 2 meses ago
Buenas david ! Mi pregunta tiene que ver con el libre albedrio o la libertad en otras dimensiones. Escuche hablar que a medida que vas evolucionado es como que entregas tu libre albedrío o lo dejas de usar . Mi duda es como perciben la liberdad en otra dimensión? o que diferencia hay entre usar el libre labedrio o no usarlo ? Se debe usar o hay q dejar el universo te envie señales y actuar segun ello ? Gracias david abrazo 😀
1 Answers
David Topí Staff answered 2 meses ago
El libre albedrío es un derecho básico en el universo, todos los seres lo tienen, pero algunos lo tienen muy restringido por sus funciones y por su posición jerárquica. En general, no se trata de que lo pierdas ni lo ganes según el plano o el nivel que tengas, sino que depende de tu función y tus responsabilidades dentro del entramado del universo en el que te encuentres.

Por ejemplo, los elementales de la naturaleza no tienen libre albedrío, o digamos que lo tienen pero en un grado muy pequeño, así que eso les protege de cualquier tipo de injerencia, paso “en falso”, de equivocarse, de hacer algo que pueda ir en contra de su bien mayor, etc., porque el propio logos planetario se encarga de guiar todos sus pasos y acciones, y eso les repercute en una vida de completo servicio a la vez que de completa felicidad. No tener libre albedrío no significa estar sumiso o no poder elegir qué quieres hacer, significa que estás protegido y guiado por una fuerza mayor (una jerarquía mayor, un logos del que dependes, etc.) y por lo tanto, tu vida no puede desviarse de un camino perfectamente trazado donde cumples con tu propósito y misión y vives en plenitud en ello.

Igual que los elementales, por poner un ejemplo sencillo, todas las jerarquías que asisten a todos los logos en las funciones de mantenimiento del planeta, del sistema solar, de la galaxia, etc., tienen también un libre albedrío ínfimo, lo cual les permite cumplir su función como hemos dicho, y no tener ni uno solo de los “problemas” que el resto de seres que sí que lo tenemos, nos encontramos en nuestro devenir evolutivo.
Por lo tanto, el libre albedrío depende del “ancho” de tu trama sagrada. Ya hemos comentado que la trama sagrada es el entramado espacio temporal en el que están mapeados todos los posibles eventos, situaciones, vivencias, etc., de cada ser humano, de cada ser vivo, y cuantos más “carriles”, y posibilidades están ahí marcadas, más “amplitud” de elección tienes y, por lo tanto, tu libre albedrío te permite escoger entre 100 posibilidades cada segundo de tu vida o entre 800, o, por el contrario, si fueras un elemental, solo entre dos, por decir algo.

De esta manera, con una trama sagrada “estrecha” donde solo vas de un evento al siguiente sin posibilidad de salirte de un carril marcado, siempre tienes una línea de sucesos protegida por niveles superiores, vas de un punto a otro sin posibilidad de que un ente te desvíe o te saque, de que la sociedad, tu familia, las modas, las dinámicas sociales, el sistema de control, lo que sea, te mueva de un lado a otro para hacer esto o lo de más allá por su influencia sin que tu sepas realmente si es lo que quieres o no, si te conviene o no te conviene, etc.

Así, a menor posibilidad de “bifurcaciones” en la trama sagrada, menor libre albedrío, más rapidez en conseguir tus objetivos, crecer, aprender y vivir solo lo que tienes marcado “en línea recta” y mayor capacidad para asistir y servir a los demás. Esta es básicamente la estructura de la trama de la mayoría de seres que nos asisten, pero no la de las razas como nosotros, o cualquier otra, que disponemos de tramas sagradas con millones de posibilidades evolutivas y, por lo tanto, tenemos la capacidad de escoger cuál de ellas manifestar, con la contrapartida de que también tenemos la responsabilidad de gestionar nuestra vida si no queremos que fuerzas externas la gestionen por nosotros y nos lleven por caminos que no son los que están acordes a nuestro bien mayor en la mayoría de ocasiones.