Números y anti-materia

PreguntasCategoria: PreguntasNúmeros y anti-materia
Oscar asked 2 meses ago
Saludos David y muchas gracias nuevamente por compartir tu conocimiento con nosotros. me surgió una duda que quizás me sea un poco complicada de expresar, pero haré lo mejor que pueda, jajaja, aparte leyendo que aclararás gran parte del material de numerología en algún contenido aparte, no quiero apresurarme preguntando cosas que quizás necesitan más trasfondo y contexto del que pensamos (pero bueno, lo lanzo por si acaso). de El detalle es el siguiente, existen los números cómo los conocemos, que son representaciones de los campos energéticos autoconscientes que realmente son, ahora, si no me equivoco mencionaste que muchos números son una combinación de las diferentes energías de estos campos, ¿hasta que número podría considerarse “puros” o naturales como tal? es decir campos númericos que no sean combinaciones, los números “base” de la creación, ¿sería hasta el 9? ahora, ¿los campos númericos que surgen como combinaciones de otros números, poseen autoconsciencia también?, ahora extrapolando la duda, los números negativos que nos enseñan en algunas asignaturas, ¿existen cómo tal? es decir; ¿tienen alguna energía o campo autoconsciente correspondiente? o son solo un recurso? por otra parte, recuerdo que cúando leía mucho de astronomía y cosas del espacio, leí una vez que uno de los mayores misterios e incógnitas del espacio, junto con la materia oscura es la existencia de la anti-materia, ya que, según se teoriza en la ciencia, lo “lógico” hubiera sido que al crearse el universo, exista la misma cantidad de materia, que de anti-materia (cuya existencia es escaza y se reduce a partículas e nuestra atmósfera, etc). me preguntaba si conocias cúal es realmente la función de la anti-materia y su relación con los campos númericos (tal vez números = materia ; números negativos = antimateria?), ya que en teoría, al crear o proyectar algo ¿no surge su opuesto?. Infinitas gracias.
1 Answers
David Topí Staff answered 2 meses ago
1) ¿Hasta qué número podría considerarse “puros” o naturales como tal? es decir campos numéricos que no sean combinaciones, los números “base” de la creación, ¿sería hasta el 9?

Correcto, los únicos campos numéricos “reales” con autoconsciencia son los campos del 0 al 9, todos los demás números derivan de estos, con lo que son sub-campos que nacen por combinatoria de los anteriores
2) ¿los campos numéricos que surgen como combinaciones de otros números, poseen autoconsciencia también?

También tienen consciencia, o cierta consciencia, pero están supeditados jerárquicamente a los “seres” de los números del 0 al 9. Son como proyecciones de los macro-seres anteriores, como si fueran “hijos”, luego “nietos”, luego “bisnietos”, a medida que combinaciones de números primarios forman secundarios y los números secundarios se combinan y entonces nacen números de tercer orden, etc.

3) Los números negativos que nos enseñan en algunas asignaturas, ¿existen cómo tal? es decir; ¿tienen alguna energía o campo autoconsciente correspondiente? ¿o son solo un recurso?

Son los mismos campos numéricos, pero con la combinación de mónadas en la carga contraria a la usada normalmente cuando hablamos de números “positivos”. Es decir, el “uno”, está formado por mónadas que alinean sus cargas y vectores de una determinada manera, y en ellos prevalece el vector “positivo” o carga positiva, así que tenemos el 1 “positivo”, pero si ahora usamos o trasponemos la carga del campo 1 y potenciamos el vector o polo negativo de las mónadas que lo forman, entonces tenemos el número -1 o 1 negativo y con ello se amplían enormemente las posibilidades de crear cosas en ambas polaridades en todo el universo.

4) ¿Cuál es realmente la función de la anti-materia y su relación con los campos numéricos (tal vez números = materia; números negativos = antimateria?), ya que en teoría, al crear o proyectar algo ¿no surge su opuesto?

Lo mismo que lo anterior, toda partícula que nace de la “Fuente” sale “neutra”, como hemos explicado cuando hemos hablado del “campo del cero”, y para cada monada que nace con una configuración determinada, se crea una monada con la configuración contraria, que, cuando se observa o se analiza desde el punto de vista de la materia que forman, nos proporciona el concepto de “materia” y “antimateria”. Hay planos, niveles, dimensiones, etc., formados por las mónadas de la configuración “materia” y luego hay esos mismos planos, niveles, dimensiones, etc., formados por sus contrapartidas “antimateria”, o para ser más exactos, “mónadas” y “antimónadas” pues la materia es solo una de las características que las mónadas generan (las otras dos son la energía y la consciencia). El “universo” tiene su “anti-universo”, pero no es perceptible para el ser humano dentro del “universo” en el que estamos, nos tendríamos que posicionar en el polo “neutro” la realidad para poder ver el mundo “positivo” de la materia y el mundo “negativo” de la antimateria” co-existiendo “uno contra otro”.