REC y el conocimiento

PreguntasCategoria: PreguntasREC y el conocimiento
Nairo asked 3 semanas ago

Hola, David. Tengo entendido que, en principio, los seres de cualquier raza tenemos que cumplir unos requisitos actitudinales (no dañar, sustituir el egoísmo por el amor, ser veraces…) y alinearnos conscientemente con la divinidad y la gracia, para poder tener acceso a experiencias y conocimientos elevados sobre la estructura y el funcionamiento de la vida. Si esto en líneas generales es así, entonces, ¿por qué algunos grupos extraterrestres parasitarios, envueltos en actividades criminales y que violan las más elementales condiciones éticas para una convivencia en paz entre civilizaciones han logrado acceder a informaciones sensibles que les confieren un enorme poder de actuación?

Question Tags:
1 Answers
David Topí answered 2 semanas ago

Porque se desconectaron conscientemente en grupo de sus YS que son quienes asisten al alma y a la personalidad a evolucionar, aprender esas lecciones, adquirir esos conocimientos, crecer, etc. Cuando asimoss y amoss, principalmente, llegaron a un nivel de desarrollo tecnológico, de conocimiento de cómo funciona el cosmos y de poder lo suficientemente alto como para no querer responder ante las jerarquías y leyes evolutivas de la galaxia, simplemente se desconectaron de ellas, lo cual se puede hacer porque la ley del libre albedrío te lo permite. Así que no están sujetos a las mismas reglas del juego que razas que siguen, digamos, la senda evolutiva “normal” de crecer y avanzar a partir del trabajo que se hace con los YS y los distintos niveles evolutivos de la “Creación” que no pueden violarlas, saltárselas o regirse por otras normas que no sean las dictadas por los logos y jerarquías de las que dependen (dependemos).


librosConocimiento profundo para entender cómo funciona el mundo, la realidad y el sistema bajo el que vivimos

Todos los temas que tratamos en el blog han sido desarrollados en profundidad en los diferentes libros y publicaciones que tienes a tu disposición para continuar comprendiendo “el mundo que no vemos”.

También te podría gustar...