Vibración de los nombres

PreguntasVibración de los nombres
David Topí Staff asked 1 mes ago
Hola a todos, decías que cada nombre representa una vibración específica que resuena con un tipo concreto de energías y arquetipos, por un lado por la relación con egregores de personas que se llaman igual, y por otro por la energía concreta del nombre, que si evolucionabas energéticamente, convenía cambiarlo porque resonaría más con la nueva vibración.
Mi pregunta es sobre la influencia de nombres de cualidades “negativas” de antemano, como Dolores, Angustias, Martirio …, o nombres con significados antiguos pero también negativos como Blas, Brenda, Boris, Camila, Claudio, Marta, Cecilia, Marcos …. ¿Deberíamos evitar siempre este tipo de nombres, o no sería tan importante? ¿Deberíamos mejor elegir el nombre de nuestros hijos preguntando a nuestro Yo Superior cuál sería el más adecuado para ellos? Muchas gracias.
1 Answers
David Topí Staff answered 1 mes ago
El nombre es un factor importante en el moldeado de la personalidad, pues al igual que recibimos “influencias astrológicas” y planetarias que marcan con que arquetipos nos conectamos al nacer y que “tubos” o “hilos” de energía van a salir de nuestros cuerpos sutiles hacia los arquetipos del plano mental del planeta, el nombre nos “ata” (en el buen sentido) a un campo de energía asociado a unas cualidades o características. Así que es correcto que nombres con una carga “negativa” (“angustias”, por ejemplo) representan un lastre energético. Nada es tan tremendamente negativo como para que no se pueda minimizar, ni es un problema que vaya a impedir a la persona hacer lo que desee en su vida, pero no deja de ser un lastre mental que puede que algunas personas lleven con más soltura y otras se vean más afectadas por la vibración que representan.

Respecto a escoger el nombre de los hijos, si, sería estupendo que fuera la supralma o el YS de nuestros hijos quienes nos dieran sus nombres deseados para sus personalidades futuras, mi hija tiene el nombre que nos dieron para ella poco antes de nacer y así el alma que va a tomar el cuerpo se siente más a gusto con la vibración a la que su sistema energético va a estar conectado.