“Re-Humanizando” a la humanidad

hbarczyk_catapult_story3_final_1544569633

Tras unos días de reposo para dejar tiempo a que se pongan en marcha y se consoliden las acciones de los artículos anteriores, vamos a preparar otra petición para revertir y paliar los daños que REC y SC han causado estos meses, a través de la situación que estamos viviendo en todo el globo.

Si uno de los principales problemas o efectos ha sido el incremento de la pobreza, la pérdida de recursos y empleo para muchos millones de personas, y esperamos que con la petición del último artículo se empiece a revertir poco a poco, el siguiente punto que REC y SC han estado buscando con esta «pandemia» (de los muchos objetivos que tienen en paralelo) es la «des-humanización» de la gente, de la sociedad, de las personas. Esta «des-humanización» pasa por reducir, eliminar y bloquear, por todos los medios posibles, parte de las mismas características que definen lo que mucha gente diría que nos hace seres “humanos”: cooperación, bondad, ayuda mutua, cariño, cercanía, empatía, etc., que es cierto que posiblemente no sean cualidades que estén mostrándose siempre y “activas” en todo el mundo, pero desde luego sí que hay un grado importante de todo esto imbuido en nuestra estructura álmica y personalidad, que se manifiesta siempre que es necesario a través de la solidaridad y la asistencia a otros, cuando ha hecho falta o cuando vemos que podemos aportar algo.

Quizás todos tenemos ejemplos para demostrar lo contrario, pero, a nivel álmico al menos, somos “buena gente” por naturaleza, y eso, afortunadamente, supera muchas de las barreras y programas de la psique para aparecer de mil maneras diferentes cuando se nos intenta separar, alejar, bloquear, dividir y callar para que dejemos de mostrarlos. La fuerza interna que el alma tiene cuando desea ayudar al prójimo y colaborar con otras almas, a pesar de la dura y difícil coraza que la programación de la personalidad a veces (pero no siempre) supone, es capaz de lidiar con la manipulación más potente que asimoss y SC puedan intentar imbuir en nosotros, por mucho que estos se empeñen en hacer desaparecer esas mismas cualidades que nos hacen humanos a través de mascarillas, restricciones o nanoides en vacunas.

Haciendo desaparecer los arquetipos y conceptos “humanos”

Pero claro, si aún teniendo condiciones “normales” en nuestro día a día para la expresión de estas cualidades, a la gente puede costarle incluso darse los buenos días en según que ocasiones, si ahora le sumamos las restricciones «sociales» vigentes en muchos países (confinamiento, distancia social en todos lados, no darse la mano, no abrazarse, saludarse sin tocarse, prohibido reunirse más de seis personas, etc., etc.) resulta más complicado que podamos llegar a mostrar esas cualidades, y, se hace más fácil para REC y SC, potenciar programas y patrones que «des-humanizan», en cierto sentido, los comportamientos naturales que forman parte de nuestra estructura álmica más profunda.

Puesto que, además, están borrando activamente (con tecnología) estos repositorios de cualidades de todos los ICs para que los arquetipos de ayuda, cooperación, cariño, empatía, solidaridad, etc., desaparezcan de las conexiones mentales que tenemos con estos, y que ya conocéis por los artículos sobre numerología, si dejamos que sigan borrando al ritmo actual, y que cojan potencia el resto de arquetipos imbuidos a través del uso de mascarillas y vacunas que ya hemos explicado, en unos años, la psique común habrá cambiado tanto que será difícil reconocer en el ser humano estas cualidades anteriores, porque ya no estarán presentes en nuestros ICs, niveles de realidad, estructuras mentales ni procesos de manifestación común del mundo que todos proyectamos.

Por lo tanto, vamos a volver a insertar todos estos arquetipos, con una fuerza y potencia que REC y SC van a tener difícil contrarrestar, pues solicitaremos ayuda de las mismas «jerarquías» que gestionan y «son» esos conceptos y energías. Ahora lo explicamos.

Conectando al “SER” de cada una de esas cualidades a nuestra realidad

Todo arquetipo de cualquier cualidad o concepto nace de un campo de energía autoconsciente. Así que si decimos que el arquetipo, comportamientos, patrones y fuerzas del concepto «empatía» están presentes en el campo mental de nuestro planeta, y de ahí conectado a los campos y psiques individuales de cada uno de nosotros «dándonos» la cualidad «empática» a nuestra forma de ser a través del alma y los programas de la mente, es porque, además, hay un «SER», con mayúsculas, que rige esa cualidad, y de donde se «proyectan» las energías que, luego, se “condensan” en cada planeta en forma de repositorio energético de “empatía”, para que la vida de ese lugar pueda obtener las cualidades de ese SER y hacerlas suyas, y manifestarlas como crea conveniente.

Esto quiere decir que el SER de la Empatía, por ejemplo, que tiene un nombre en Irdin concreto y específico porque realmente está “vivo” y “existe” más allá del concepto que representa, es un SER creado por los logos de niveles superiores, y trabaja por toda la Vía Láctea, en nuestro caso, para que, en todos los planetas donde hay vida, exista la cualidad de la «empatía» en la estructura mental y energética de todos los seres vivos de esos planetas.

Aunque luego la manifestación de la «empatía» tome diferentes connotaciones en la forma en la que se “cristaliza” e imbuye en cada plano mental y dentro de cada IC dentro de cada raza o especie, el concepto macro de «empatía» existe para todos los seres vivos y conscientes en toda la Vía Láctea, pues un “SER” lo regenta, lo “sostiene” y lo “hace existir”, y cada ser vivo cuya psique está conectada al arquetipo “empatía” en el planeta en el que encarna, lo “recoge” y muestra según su grado de desarrollo y nivel evolutivo en la relación con los demás congéneres de su especie o entorno.

Y lo mismo pasa con cualquier otro concepto. El SER de la «solidaridad» es un ente consciente que es quién facilita la expresión y manifestación del concepto de «solidaridad» entre miembros de una especie o entre especies, porque es el que proyecta las maneras, sentimientos y patrones de acción que se ejecutan a través de los programas mentales y álmicos cuando alguien es solidario con otro ser vivo. Así que el «SER de la solidaridad» imbuye el «concepto» de solidaridad en todos los sistemas planetarios de la galaxia, en su campo mental, y cada logos planetario luego adapta ese concepto a los tipos de vida que hay en sus dominios. Por lo tanto, el ser humano posee el concepto y cualidad «solidaria» y «empática», entre otros muchos miles, porque estos existen en nuestro planeta como campos energéticos que provienen de «SERES» conscientes que «son» esos conceptos.

Conectando estos “SERES” con toda la estructura planetaria y en nuestra realidad

Así que si queremos imbuir la cualidad “X” que sea en nuestro planeta, en nuestro IC, en nuestras mentes, en nuestros sistemas energéticos, en nuestras realidades, etc., podemos hacerlo tal y como vimos en el artículo anterior, conectando los arquetipos directamente a nuestras tramas sagradas individuales y a nuestras realidades. Pero, para ir más lejos, actuar más profundamente, con más potencia, con más fuerza, para imbuir el «concepto» y energía de “X” a nivel macro, podemos pedir a través de nuestros YS que los «SERES» que «son» esos conceptos se conecten a las estructuras mentales, etéricas y físicas del planeta, e imbuyan sus energías hasta en la última mónada que forman sus entramados, y, por supuesto, en nosotros mismos, en nuestra realidad, nuestra trama sagrada individual, etc., a través de nuestros YS.

Con esto, digamos, lo que hacemos es llenar la “piscina” que representa la estructura energética de la Tierra con “agua” hecha de partículas de cariño, amistad, empatía, cercanía, amor, solidaridad, ayuda mutua, cooperación, abrazos, besos, caricias, etc. Todo lo que REC y SC quisieran erradicar del ser humano y de nuestras estructuras, y, con ello, iremos revirtiendo lo que han “borrado” hasta ahora, y, por otro lado, amplificando la presencia de estas cualidades hasta niveles muy superiores a lo que hasta ahora estaba presente en nosotros, tanto a nivel individual como a nivel de sociedad, de la humanidad.

Esto, de nuevo, no significa que mañana todos nos queremos mucho y que todo el mundo es solidario y todos amigos de todos. Ya sabéis que no es así. Todo empieza poco a poco, y actúa a largo plazo, “reconvirtiendo” todo el entramado mental, etérico y físico del planeta, y “rellenando” nuestros sistemas energéticos en el proceso. Por lo tanto, con la petición que tenéis al final, llenaremos todo el campo mental, etérico y físico con estas energías, llenaremos las tramas sagradas de todos nosotros, nuestras realidades, todos los ICs, todos los niveles estructurales del planeta, y no simplemente volveremos al nivel en el que estábamos en diciembre el año pasado, sino que vamos a seguir llenando para llegar al nivel máximo de absorción de este tipo de energías que la realidad de cada persona pueda absorber, que es muy alto, aunque no lo parezca, pues nuestros sistemas energéticos tienen una capacidad de imbuir todas estas frecuencias y energías en grandes cantidades, simplemente, nunca habíamos tenido oportunidad, quizás, de enchufarnos directamente al “grifo” de aquellos que las emanan al nivel más alto de existencia, los SERES que “son” esas cualidades y que, ahora, con los permisos obtenidos por nuestros YS, puede ser solicitado y ejecutado.

La petición, para poner este proceso en marcha, es la siguiente, y la codificaremos como “petición 9”.

Solicito a mi Yo Superior y doy permiso permanente para que cree los canales de conexión necesarios para que los SERES de las cualidades conocidas como amor, cariño, bondad, abrazos, amistad, asistencia mutua, ayuda al prójimo, cooperación, solidaridad, apoyo, cercanía, empatía y aquellas que se encuentran codificadas a nivel de alma cuya base y sustrato son mónadas y campos de amor, se conecten a todos los niveles frecuenciales y estructurales de la Tierra.

Solicito a mi Yo Superior y doy permiso permanente para que estos SERES imbuyan sus energías, cualidades, su propio “ser” y existencia en todas estas estructuras del planeta, en los inconscientes colectivos, en las tramas sagradas locales, regionales, nacionales y globales, en todas las realidades planetarias, y en mi trama sagrada individual, en mi realidad particular y en mi propio sistema energético y estructura sutil.

Solicito a mi Yo Superior y doy permiso permanente para que estas cualidades y energías se imbuyan en mi inconsciente colectivo familiar y en los inconscientes colectivos duales que comparto con mis familiares y allegados.

Solicito a mi Yo Superior y doy permiso permanente para que estos “SERES” cuyo sustrato para las cualidades que ellos “son” es el amor, usen los canales de conexión y filamentos que mi Yo Superior posee con el entramado del planeta, y que fluyan a través de ellos las energías, campos, fluidos y cualidades que representan.

Solicito a mi Yo Superior y doy permiso permanente para que se revierta el “borrado” y eliminación de los arquetipos, patrones, bolsas energéticas y repositorios donde estos conceptos y cualidades estaban ubicados y que han sido eliminados por asimoss y aquellos que colaboran con ellos, y que se vuelvan a reconstruir a los niveles requeridos por nuestro logos planetario para incrementar exponencialmente su presencia, energía, vibración y consistencia en el planeta.

Solicito y doy permiso permanente a mi Yo Superior para que haga llegar esta petición a todas las almas “locales” y supralmas de todos los seres humanos, creando un “bucle” que entregue al alma la información, explicación y conocimiento necesario para que comprenda lo que se le está ofreciendo y con el objetivo de ayudar a la personalidad y el avatar a obtener los recursos que necesite para salir adelante y poder crecer, avanzar y evolucionar acorde al plan evolutivo de cada ser humano. Solicito que se instale un mecanismo de coordinación en el campo común de información compartido por todos los Yo Superiores para que estos extiendan este mecanismo de solicitud de ayuda y pueda enviarse de forma cíclica y recurrente a todas las almas que lo necesiten.

Solicito que se codifique esta petición como petición 9.

Solicito que se ejecuten las peticiones de la 1 a la 9. Gracias.

Ahora, de nuevo, ya solo hay que pedirle a nuestro YS continuamente “ejecuta las peticiones de la 1 a la 9 por favor”.

Recordad que, para las peticiones anteriores, es necesario hacer el trabajo de codificación que hemos explicado en los artículos precedentes.

Aún quedan más “ases en la manga” y contraofensivas por poner en marcha. En breve seguimos con ello.


librosCurso online de desprogramación mental, sanación energética y estructura de la realidad – nivel 1

Este curso te adentra en la estructura y componentes que forman nuestra psique: las esferas mentales, la esfera de consciencia, el cuerpo mental, el patrón conductual, el programa ego, los centros de control, etc. Un curso para sanar, desprogramar y comprender el funcionamiento de los potenciales internos que posee el ser humano y el funcionamiento de nuestra realidad.