Picture1antenas

Creo que hay tanto revuelo por el tema de las redes móviles 5G y tanto miedo y ansiedad por el despliegue de las antenas que se están instalando, que vale la pena hacer un repaso del impacto y propósito de esta tecnología entregada ya hace décadas por REC hacia SC y de ellos hacia la masa de la humanidad. Vamos a ver cómo y por qué.

Aislarnos unos de otros

Uno de los propósitos de REC ha sido siempre aislar al individuo en sí mismo de los demás, ya que la “unión hace la fuerza”, que dice el refrán, y, por lo tanto, se hacía necesario encontrar una forma rápida de meter a cada ser humano en una “burbuja” y que se “perdiera” en un mundo donde no hiciera falta hablar con nadie o hacer nada con nadie presencialmente. La única forma de hacerlo era que todo el mundo tuviera algún aparato al que mantenerse conectado, enchufado y virtualmente aislado del resto, ya que, por muchos amigos que tengas en FB y muchos mensajes que intercambiemos por las redes sociales, no hay realmente conexión “humana” real ni interacción profunda entre personas a través de medios digitales, que es lo que querían evitar, y es evidentemente lo que han conseguido en prácticamente todo el mundo en un alto número de situaciones.

Así que diseñaron la tecnología móvil como sistema de prueba para ello, pues es una versión “simple” de la tecnología de comunicaciones que REC usa en sus estructuras y sociedad, y nos la entregaron poco a poco, a medida que íbamos aprendiendo a desarrollar e implantar estos modelos de comunicaciones inalámbricas por todo el globo.

De esta manera, a finales de los años 70 y principio de los años 80 se desarrolló la red móvil de “primera generación”, pues la “G” denota la “generación” de la tecnología y ya estamos camino de la sexta (se empieza ya a desarrollar el 6G en China, mientras se va instalando el 5G por todo el mundo). Cada generación tiene algunos estándares, capacidades técnicas y nuevas características que la diferencian de la anterior y que tiene diferentes funciones, tanto de cara al ser humano para que la aceptemos, como de cara a SC y REC para controlarnos mejor con ellas. Vamos a verlas.

Red de comunicación móvil de Primera generación (1G)

De cara al público, la primera red de comunicación móvil automatizada y comercial fue lanzada por NTT en Japón en 1979, seguida por el lanzamiento del sistema de Telefonía Móvil Nórdica (NMT) en Dinamarca, Finlandia, Noruega y Suecia, en 1981. Solo ofrecía servicios por voz y la tecnología era analógica, con una velocidad de transmisión de datos que iba desde 1kbps a 2,4 kbps y a una frecuencia de 800- 900 MHz. Realmente fue el inicio de poder comunicarnos entre nosotros sin línea fija, pero las malas comunicaciones de voz y la nula seguridad en ellas llevaron rápidamente al desarrollo de una segunda generación.

Entre bambalinas, las antenas de móviles de primera generación facilitan a REC y SC la manipulación de la realidad común, pues se usaban estas mismas antenas para emitir “ondas” de distorsión del entramado energético que el ser humano usa como materia prima para la creación de la realidad.

Es decir, hemos explicado muchas veces que nosotros emitimos la realidad que vemos en el mundo a partir de ondas que nuestra glándula pineal proyecta a nivel “cuántico”, “energético”, “holográfico”. El contenido de esas ondas es aquello que cada uno lleva programado e insertado en su cuerpo mental y esferas mentales haciendo que real y literalmente cada uno proyecte su propia realidad, y la suma de todos, crea la realidad común, pero, la “base” para la onda, es la energía del plano mental en la zona donde te encuentras. Así que, sobre una “base mental” distorsionada y manipulada por la emisión de ondas electromagnéticas de miles de antenas 1G repartidas por todo el mundo, se hizo mucho más fácil que las personas imbuyéramos mucha distorsión en aquello que proyectábamos, y eso hizo que la sociedad y el mundo se volviera más caótico y más fácil de manipular, ya que no solo se insertaba lo que se quería que las personas tuviéramos programado en nuestro cuerpo mental a través del inconsciente colectivo, sino que, además, ahora, se manipulaba el sustrato en el que nuestras “ondas” se proyectaban y con el que se formaba la realidad común.

Así que, “matando dos pájaros de un tiro”, REC y SC empezaron poco a poco a darnos la libertad de poder llamar a quien quisiéramos cuando quisiéramos, a la vez de conseguir que nuestra realidad fuera cada vez más caótica y más distorsionada cuantas más antenas de 1G se iban instalando por más y más partes del planeta.

Por otro lado, la emisión electromagnética de las antenas de 1G a 800-900Hz apunta directamente hacia la glándula pineal, para disminuir su potencia y capacidad de emisión, con lo que ya escogieron esa frecuencia a propósito para que, a nivel mental, hubiera toda la distorsión posible en todo ser humano y la realidad personal y común estuviera tan alterada como fuera posible, dificultando enormemente una proyección de la realidad limpia a nivel individual, más los problemas que una pineal “mental” alterada causa en la parte etérica de la glándula y esta a su vez en la parte física de la misma (alteración del sueño, problemas de hormonas, etc.).

Red de comunicación móvil de Segunda Generación (2G)

De cara al público, la tecnología GSM fue la primera en facilitar voz y datos digitales, así como roaming internacional permitiendo al ser humano ir de un lugar a otro y mantenerse comunicado. Se implementó en la década de los años 80 con tecnología digital, y a una velocidad de 14kbps a 64 Kbps en una banda de frecuencia de 850 – 1900 MHz (para el GSM) y 825 – 849 MHz (para el estándar CDMA americano).

Esta nueva generación de móviles nos proporcionó los servicios de voz digital, los SMS, el roaming internacional, la posibilidad de establecer conferencias, y un montón de “extras” como la llamada en espera, la retención de llamada, la transferencia de llamadas, el bloqueo de llamadas, el número de identificación de quién te está llamando, etc. Es decir, nos empezó a dar más y más servicios y “cositas” con las que entretenernos y fue incrementando la penetración de la tecnología móvil en la sociedad.

Servidor, que ha trabajado muchos años como ingeniero de telecomunicaciones, he llevado móviles de los primeros que existieron que pesaban casi un kilo y tenían como 25 cm de alto, atado a un cinturón (porque pesaban mucho), y recuerdo la primera vez que envíe un SMS por temas de trabajo, siendo una revolución para todos nosotros que “eso” pudiera hacerse.

Entre bambalinas, las redes móviles 2G sirvieron para apuntalar la transmisión de información desde la humanidad hacia REC y SC, pues ya empezaron en esa época a espiarnos a través de ellas, de forma que nos dieron esta nueva generación tecnológica para poder empezar a controlar a las personas individualmente. Por supuesto, las antenas 2G hacían el mismo trabajo que las de 1G de emitir ondas de distorsión hacia el entramado etérico y mental de la zona que cubrían, y seguían interfiriendo y distorsionando la creación de la realidad de todas las personas bajo su radio de acción.

Además, se empezaron a usar para poder “atacar” a individuos, pues se puede adecuar el flujo electromagnético de una antena desde los sistemas de control de SC y REC hacia una persona y, de esa manera, recibes “ataques psíquicos” no de entes, sino del propio entramado tecnológico que tienes a tu alrededor.

¿Cómo se puede atacar a una persona desde una antena fija de móviles?

Debido a que cada persona posee una frecuencia única e individual que es ligerísimamente diferente de la frecuencia de vibración del resto de seres humanos del planeta, cuando se quiere realizar un ataque psíquico hacia alguien en concreto y sabiendo su ubicación, se programa (por parte de REC) los pequeños emisores que las antenas de móviles tienen imbuidos en ellos para que, aquella a la que está conectado el móvil de la persona, que indica la antena más cercana donde te encuentras físicamente, empiece a emitir un pulso en esa única frecuencia te identifica, que entonces altera y puede llegar a causar daños solo y exclusivamente a la persona a cuya frecuencia se ha sintonizado uno de los componentes de la antena. De esta manera, nadie más resulta afectado por ese pulso o emisión excepto aquel ser humano que resuena directamente con la onda electromagnética emitida.

Puesto que las antenas agrupadas emiten en muchos casos de forma omnidireccional, en un radio de acción de varios cientos de metros, no importa en qué parte de su zona de cobertura te encuentres que el campo electromagnético focalizado en ti te impacta mientras estés bajo su cobertura. Luego, si te mueves fuera del alcance de esa antena (y llevas el móvil encima), sabrán que te has conectado ahora a otra antena de cinco calles más allá, y será esa otra antena la que entonces active el pulso contra ti mientras estés bajo su radio de cobertura.

¿Cómo se sabe la frecuencia de una persona?

Entonces la pregunta interesante es, ¿y cómo conocen la frecuencia única que identifica a un ser humano? Cuando hemos nacido, si recordáis, a todos nos han sacado sangre en el hospital, y en casi todo el mundo se mantiene una base de datos de todas las personas nacidas. El acceso de REC a estos datos de forma rutinaria y la creación de un perfil único para cada ser humano en sus bases de datos hacen que, gracias al análisis de esa gotita de sangre extraída al nacer, ya posean los datos de la frecuencia de cada persona desde los primeros meses de vida. Luego, como a lo largo de la vida una persona puede variar esa frecuencia por múltiples razones, esta se va actualizando con los nuevos análisis de sangre que nos van haciendo a lo largo de la vida.

Impacto de antenas 2G en el sistema energético

A nivel de impacto en el sistema energético, las frecuencias del 2G tienen mucha penetración en el cuerpo mental, así que, además de distorsionar la pineal, que siguen haciéndolo, también alteran la parte psíquica y cognitiva del ser humano, principalmente su estructura mental, lo cual incluye el cerebro a nivel físico-energético y etérico.


Generación 2.5

A nivel público, esta nueva “semi-generación” facilitó la introducción de la red de paquetes para proporcionar transferencia e internet de alta velocidad de datos más o menos entre los años 2000 y 2003, cuando se introdujeron los estándares GPRS y EDGE (velocidades de datos mejoradas en GSM). La frecuencia de emisión es de 850 -1900 MHz y la velocidad es de 115kpbs (GPRS) / 384 kbps (EDGE). Los nuevos móviles 2.5 nos dieron la posibilidad de mejorar las funcionalidades para hablar, el multimedia, la información basada en webs de entretenimiento a las que ya podías acceder, el soporte WAP y el MMS (los mensajes multimedia de hace años), SMS de juegos móviles, la búsqueda y directorios de información, el acceso a correo electrónico, la videoconferencia, etc.

Puesto que en los inicios de la década pasada la penetración del móvil en la sociedad ya había ido creciendo exponencialmente, y muchos millones de personas ya empezaban a darle más importancia a las comunicaciones y al entretenimiento por el móvil más que a las relaciones humanas directas, REC y SC vieron que era realmente un tema que había que seguir profundizando y haciendo que todo el mundo estuviéramos enganchados a ellos. Fue en este punto cuando se decidió promocionar la tecnología móvil para que no hubiera un solo ser humano en el planeta que no tuviera uno.

A nivel de impacto energético en el ser humano, con la llegada de las antenas 2.5G no hubo grandes cambios respecto a lo instalado anteriormente, porque la frecuencia de emisión era la misma que para las redes 2G, pero, al haber muchas más antenas por todas las terrazas y edificios de todas las ciudades del mundo, se hizo mucho más fácil manipular la realidad común de la humanidad y, sobre todo, a partir de esta generación, amplificar bolsas de energía o transportar egregores de un punto a otro usando la portadora de señal que las antenas emiten.

Es decir, para llevar nuestra voz, se usa una onda “portadora” que va “debajo” de la señal de voz, así que usando esta misma “portadora” empezaron a moverse egregores de un punto a otro, empezaron a amplificarse energías de miedo a nivel global, a manipularse los IC locales, regionales y de las zonas donde esas antenas estaban emitiendo, etc. Un poco lo que han hecho ahora con la energía del miedo sobre el covid-19, pues se han usado todas las antenas de móviles instaladas para amplificar la ansiedad, el pánico, el estrés, etc., de la población. Como todos tenemos muchas antenas alrededor nuestro, es imposible sustraerse de estos campos electromagnéticos que llevan “pánico” imbuido y amplificado y que, al impactar contra nuestro sistema energético, amplifican las partículas y emociones de miedo, pánico o estrés que tengamos en nosotros mismos. Puesto que es casi imposible que no haya alguien en el planeta que no tenga algo de miedo, o estrés o ansiedad en sí mismo, es muy difícil que no te alteren sin que te des cuenta y estemos siendo manipulados constantemente por las ondas que recibimos desde todas las direcciones posibles las 24 horas del día, los siete días de la semana.

De momento lo dejamos aquí para no alargarme mucho y que podáis revisar todo esto con calma y en el siguiente artículo seguimos con el 3G, 4G y 5G y lo que viene en el futuro con el 6G.


librosCurso online de desprogramación mental, sanación energética y estructura de la realidad – nivel 1

Este curso te adentra en la estructura y componentes que forman nuestra psique: las esferas mentales, la esfera de consciencia, el cuerpo mental, el patrón conductual, el programa ego, los centros de control, etc. Un curso para sanar, desprogramar y comprender el funcionamiento de los potenciales internos que posee el ser humano y el funcionamiento de nuestra realidad.