Reforzando y ajustando todos los componentes de nuestra estructura energética

Tal y cómo habíamos comentado, ha llegado el momento de iniciar la nueva etapa de este proceso que estamos viviendo y recorriendo, siguiendo adelante con sanaciones y desprogramaciones que vayan soltando lastre de nuestra estructura energética, y vayan eliminando topes, “malware” y bloqueos mentales en nuestra psique.

El proceso de cierre de las dos líneas temporales se ha completado y aunque quede alguna persona en el planeta que aún le falte algún cuerpo por subir, ya están aquellos que cuidan de este proceso y el propio YS de esa persona encargándose de elevar a quien falte a través de pequeños “pasos” frecuenciales que se facilitan si son necesarios entre una línea y otra, sin la posibilidad de que nadie pueda moverse sin que fuerzas planetarias y el propio Kumar esté al tanto y dé permiso para ello. Por lo tanto, por nuestra parte, damos por finalizado todo el tema de cómo pasar de línea, cómo funcionan, que son y a dónde llevan, etc., y nos centramos ya en el trabajo a realizar a partir de ahora, estemos en el lado de la membrana energética en el que estemos.

Como habíamos dicho, una gran parte de las desprogramaciones y sanaciones y procesos que vamos a explicar son útiles para todo el mundo, simplemente, como habéis visto en el diagrama del último artículo, algunas cosas que están destinadas a elevar el sistema energético hacia niveles más elevados dentro de la línea temporal 42, se podrán aplicar también a aquellos en la línea 33 para que suban hacia los niveles más altos de esta y se mantengan en su última octava de la que, de momento, no se puede subir más.

Vamos pues con el tema de hoy tras esta introducción.

Un huevo de luz electromagnético

El campo frecuencial que emitimos tiene la peculiaridad de que cambia constantemente como medida de adaptación al medio en el que nos encontramos. Este campo frecuencial es mucho más de lo que normalmente se conoce como el aura, que forma parte de la emanación electromagnética de los chakras, sino que compone el conjunto de las emisiones energéticas que toda nuestra estructura y componentes genera constantemente.

Así, visto desde lejos, una persona en todos los niveles que la forma y con la emisión de todo aquello que constantemente proyectamos hacia el exterior, formamos una especie de “huevo energético de luz“, para que se entienda, por la forma ligeramente ahuevada que posee, y que cubre todo un espectro enorme de energías, frecuencias, colores, vibraciones y formas, incluyendo estructuras que aún no hemos estudiado, formas geométricas presentes en nosotros, etc.

Por lo tanto, lo primero que vamos a hacer hoy es reforzar esta estructura en su totalidad para “acomodar”, en el futuro, procesos de elevación frecuencial que trabajen en toda ella simultáneamente. Es decir, vamos a reforzar, armonizar y reconectar, adecuadamente, todos los componentes que nos forman, para que si elevamos vibración, por ejemplo, en uno de ellos, trabajando sobre un cuerpo sutil, el resto no se vean desajustados, desbaratados o alterados, y puedan también acomodarse fácilmente a la nueva frecuencia o efecto del trabajo que se esté haciendo a partir de la limpieza o sanación de uno de sus componentes. Va a ser algo así como reforzar todos los andamios, cuerdas, vigas, conexiones, cables, etc. que pudieran existir en la estructura de un edificio, de manera que el edificio como tal esté robusto en todos sus puntos y, que si se ha de acometer una reforma del bloque en su totalidad, este mantenga la forma, la robustez y la estructura adecuadamente.

Así, todos los componentes que ya conocemos de nuestro sistema energético: los cinco cuerpos “básicos” (físico, etérico, emocional, mental y causal), los componentes internos de algunos de estos cuerpos: sistema de canales, punto de anclaje, chakras, campo electromagnético (aura), tantiens, las esferas mentales, los centros de control del cerebro, el cordón dorado, el cordón de plata, y todo el resto de componentes que en algún momento hemos explicado en el blog, están todos imbuidos dentro de este “huevo de luz electromagnético” que hemos dicho, y todos estos componentes se ven afectados en mayor o menor medida por cambios en cualquier punto de nuestra estructura, aunque se trate de cuerpos y partes en diferentes planos y niveles de vibración y conexión a su vez con diferentes partes de la estructura de la Tierra. Además, los cuerpos de enlace con el YS que poseemos como el alma y el espíritu están también involucrados en esta estabilidad y gestión del campo que emitimos.

Para poder reforzar las conexiones entre todos estos elementos es necesario “apretar las tuercas y tornillos” de los hilos, filamentos, conexiones energéticas que los unen, forman y llevan la información de un punto a otro, eliminar distorsiones, posibles bloqueos, “óxido energético” y “basura” que pueda haber en ellos. Para hacerlo, como siempre, volveremos a trabajar con nuestro YS con la siguiente petición, de las que os recuerdo aquí en este enlace un poco su funcionamiento.

La petición y el trabajo a realizar es el siguiente:

Solicito que se pongan en marcha los mecanismos de ajuste, reconexión, refuerzo y configuración de todos los elementos, componentes y estructuras que forman mi “huevo de luz electromagnético”, iniciando la puesta a punto de los mismos, ajustando y limpiando los puntos más débiles, bloqueados o que presenten algún tipo de disfunción energética diferente a lo planificado por mi YS para esta encarnación. Solicito que se creen los refuerzos y conexiones necesarias para establecer un completo equilibrio entre todas mis estructuras, para garantizar la buena conexión entre ellas y el funcionamiento correcto de todos los puntos que sirven de conexión y paso para la información, energía y consciencia entre aquello que me forma. Gracias.

Posiblemente este ajuste nos llevará unos días, a lo sumo una semana, dependiendo del trabajo que hagáis con ello, y nos permitirá tener todo nuestro sistema más “acoplado” y asentado entre sí, alineado, armonizado y listo para empezar a hacer cambios en el mismo una vez seguros de que la estructura ha sido reforzada, limpiada y puesta a punto para ello.

 

También te podría gustar...