Repaso: Peticiones a nuestro YS, cómo se hacen y cómo funcionan

de

Como cada día se suman muchos nuevos lectores al blog que se enganchan al mismo en el artículo que hayan encontrado en Google y luego van avanzando sin, en muchos casos, tener la base teórica de lo que se ha ido publicando en los años anteriores, sigo recibiendo preguntas de “¿por qué tengo que pedirle a mi YS que ejecute esto o lo otro?”.

Así que, además de pediros que leáis todo lo publicado ya para entenderlo, haremos un repaso de este tema y pongo este artículo en el Glosario como “información básica”, que hay que conocer para entender mínimamente el trabajo que estamos haciendo.

Para ejecutar las desprogramaciones y sanaciones que hemos ido publicando todos estos años, hacemos muchas peticiones conscientes a nuestro Yo Superior. Entonces, ¿una petición? Para aquellos que no hayáis visto nunca este método de trabajo, diremos que, para poder ejecutar, sanar, desprogramar o activar algo en nosotros, a nivel físico o energético, es necesario primero que una parte de nosotros sea consciente de aquello que se ha de hacer, y luego que pongamos en marcha los mecanismos de auto sanación que tenemos en nuestra estructura energética para hacer los cambios, sanaciones o desprogramaciones que estamos solicitando.

Tomando consciencia y entendiendo la situación

Este primer paso, entonces, pasa por explicarle a la personalidad cual es el problema, situación o bloqueo a resolver, de ahí la explicación de los temas que leéis en los largos artículos del blog. Cuando hemos entendido y comprendido lo que se ha de ejecutar, es la consciencia que se adquiere del tema lo que luego, mediante una petición a la parte más “consciente” y elevada de nosotros mismos, el YS, la que puede iniciar el proceso de sanación y activación de aquello bloqueado o limitado o que queremos trabajar.

Por lo tanto, al trabajar con peticiones conscientemente desde la personalidad hacia el Yo Superior, estamos poniendo energía en poner en marcha una sanación, limpieza, desprogramación, etc., de algo de lo que antes no éramos conscientes, y, por lo tanto, no podíamos sanar o eliminar. Puesto que el único nivel frecuencial y consciente que puede ejecutar este tipo de desprogramaciones y sanaciones es el Yo Superior, la personalidad debe «trabajar” internamente para activar los procesos energéticos que, presentes en el YS, pueden encargarse de solucionar aquello que estamos pidiendo.

¿Es así de sencillo?

Por un lado lo es, por otro no tanto, desconocemos tanto sobre nosotros mismos y el potencial que tenemos, que es muy difícil para el ser humano “medio” darse cuenta de que todas las herramientas que necesita se encuentran en el interior de sí mismo. Y la programación que llevamos en la mente hace que se rechace de plano la mayor parte de este tipo de conocimiento y uso de estas “herramientas”, pues está catalogado como “irreal”, fantasioso y, en muchos casos, erróneo, que nosotros mismos podamos y tengamos una capacidad energética tan alta para hacer cambios en nuestra propia estructura psíquica y energética, debido a la programación de nuestras esferas mentales.

De esta manera, a través de la inserción en el inconsciente colectivo y en la psique de la mayoría de seres humanos de que funcionamos de otra manera, o que este tipo de procesos energéticos internos no son reales, se evita que una persona pueda poner en marcha el potencial que tiene latente e inherente en sí.

Repetición de la petición de sanación o desprogramación

Por otro lado, a veces veis que ponemos en el blog que para ejecutar la sanación, limpieza, desprogramación, etc., de aquello que estemos trabajando en cada artículo hemos de repetir varias veces la petición que ponemos al final del mismo. Pero, ¿Cuántas veces? ¿Muchas veces seguidas y luego lo dejo? ¿He de pasar tres semanas cada día como si estuviera rezando a algo que no veo?

No, esta es la parte complicada. Imagina que has de quitar una mancha que tienes en el suelo de tu casa y para ello coges una esponja y empiezas a frotar el suelo. ¿Cuántas veces has de frotar el suelo para que se vaya la mancha? ¿Es necesario frotar una vez y dejarlo correr y volver luego al cabo de un mes y frotar una vez más y volver a dejarlo correr?

La respuesta es que hay que frotar hasta que la mancha se ha ido, y nadie sabe si harán falta diez minutos de frotar o tres horas, ya que la consistencia de la mancha, el tipo de mancha y el tipo de suelo, así como la intensidad con la que frotes, es lo que marca cuanto tiempo necesitarás para eliminarla.

Pues lo mismo sucede con todos los bloqueos, programas, limitaciones, y todo tipo de “cosas” que llevamos a cuestas y para lo que hemos ido escribiendo peticiones a lo largo de estos años, no sabemos de antemano cuánto tiempo, repeticiones y trabajo vamos a tener que hacer para que el proceso se complete al 100%, pues depende de cómo está cada uno de nosotros, la complejidad de la programación que poseemos, el resto de bloqueos y limitaciones que llevamos a cuestas, etc.

Así que la petición que queramos ejecutar según lo que estéis leyendo en estos momentos del material publicado, se ha de hacer al menos una vez al día, pero luego tenemos que ir monitorizando el progreso para saber cuánto queda hasta que se haya completado del todo.

¿Y cómo se monitoriza ese progreso? Para ello tenéis en este otro artículo diferentes formas de obtener información de vuestro YS y poder comprobar así como va el proceso, además de que os sirve para comprobar por vosotros mismos la información que os voy publicando en los artículos.

¿Por qué funciona la sanación, desprogramación o aquello que estemos solicitando?

Porque estamos trabajando con niveles de energía y consciencia de orden superior sobre el avatar y nuestra estructura sutil. Para entender esto, hay que revisar todo el material anterior de los archivos, así que solo os vuelvo a comentar la jerarquía de los componentes que forman las mónadas: materia, energía y consciencia.

Para cambiar algo “material” hay que alterar su aspecto energético, y para alterar el aspecto energético de algo hay que alterar la consciencia sobre ello (ser conscientes de lo que hay que alterar).

Por lo tanto, no es la repetición de las palabras que os escribo per se ni hacer la petición pensando en la lista de la compra. Hacer por hacerla, o simplemente leer las palabras, no es lo que ejecuta la desprogramación, sino la consciencia y la energía puesta en la petición cuando se ha entendido aquello que se está pidiendo, desprogramando o sanando. Esto hace que, cuando publico algo, y alguien os reenvía la petición del final pero no la explicación de aquello que se ha de pedir, los efectos son regulares, sino mínimos. Para eliminar un bloqueo, desprogramar algo, sanar algo en nuestro interior, debe hacerse a través de la comprensión y la consciencia de aquello que se está trabajando, de manera que se ha primero de entender el problema. Una vez comprendido, se ha de aplicar un choque energético de una energía de vibración, potencia y nivel jerárquico superior a aquello que se ha de sanar o desprogramar, y esto es lo que se hace con la petición del artículo.

Un flujo energético de altísima vibración y potencia

La energía para sanar o desprogramar ha de venir del YS, que es el nivel de consciencia y energía más elevada del ser humano. Y la focalización, concentración e intención de la personalidad con la petición “abre el grifo” energético desde el YS por el cordón dorado o línea del Hara hacia aquello que se desea eliminar según lo que se esté solicitando.

Por lo tanto, no importa que el YS sepa todo o no lo sepa, que sea atemporal o adimensional, que esté conectado a la Fuente o que esté conectado a otros niveles superiores o intermedios o que no lo esté, sino que la personalidad y el alma tomen consciencia y sepan qué están haciendo, tomen la responsabilidad por ello y lo ejecuten, pues la sanación es para la personalidad y su sistema energético. Y por eso se ha de ejecutar así, además de todo el “problema” de permisos que están y forman parte del proceso y que también tenéis publicado en este otro artículo.

Confío en que así ya se entienda este “método de trabajo” y  añado pues este artículo al material “básico”, y con esto espero que todos los que recién iniciáis vuestra andadura por el blog podáis aprovechar mejor el potencial que tenéis interno para hacer cambios en vuestra estructura, en vuestra realidad, y por supuesto y en consecuencia, en vuestra vida.


librosCurso online de desprogramación mental, sanación energética y estructura de la realidad – nivel 1

Este curso te adentra en la estructura y componentes que forman nuestra psique: las esferas mentales, la esfera de consciencia, el cuerpo mental, el patrón conductual, el programa ego, los centros de control, etc. Un curso para sanar, desprogramar y comprender el funcionamiento de los potenciales internos que posee el ser humano y el funcionamiento de nuestra realidad.