Respuestas #10

respuesta

Nueva entrega de las respuestas a preguntas que me habéis hecho llegar a través de twitter.

55 ¿Podríamos decir, entonces, que aquellos que están despertando son hijos de Enki? Y si es así, ¿los mecanismos que tiene el ser humano para evolucionar dependen de la ayuda que en su momento les dio Enki?

Es una forma errónea de verlo, puesto que Enki solo hizo lo que hizo por “despecho”, por decirlo de alguna manera, hacia su hermano, Enlil-Yahvé, y hacia la facción opuesta del “clan” que pretendía, de alguna manera, apoderarse de su “creación”. Es algo así como si tu creas algo, y tu hermano se quiere quedar con tu “juguete”, entonces, para fastidiar, y para que sean aquellos que tú has “creado” los que se rebelen, sin llamar mucho la atención sobre ti, les das poder, conocimiento y potencial esperando que, en algún momento, ellos mismos puedan hacer por ti aquello que tú no puedes, que es enfrentarte al “clan” Annunaki que intentó usurpar o controlar a todos los lhumanus. Por otro lado, nosotros evolucionamos gracias a la parte que nunca fue manipulada, que no puede serlo y que forma parte de todos nosotros desde el mismo momento en el que se dotó al pre-homo sapiens de la consciencia necesaria para poder convertirse en un ser autónomo y regido por las leyes evolutivas que dictan las normas de crecimiento en nuestro planeta, por lo tanto, siempre, a la parte nuestra que llamamos el YS se le ha permitido intentar recuperar el control sobre la parte del ser humano que fue bloqueada, limitada y manipulada y, por lo tanto, ha sido una parte de nosotros mismos, trabajando desde el interior de nosotros mismos, la que ha estado siempre intentando despertarnos y hacernos ver como son las cosas a nosotros mismos, lo cual es muy complicado porque, la parte humana que llamamos la “personalidad”, raramente escucha, busca, conecta o siente a la parte humana que llamamos “el Yo Superior”, haciendo que este camino de crecimiento y evolución sea lento y complejo, aunque ciertamente importante en términos de experiencias y vivencias precisamente por lo complicado de la situación en la que nos encontramos como especie.

56 Mi duda es, si hay un ser superior o causa primera, llamémosle dios, universo o como queramos, ¿por qué permite que las razas en control puedan manipular a la raza humana con toda libertad y sin consecuencias? Es decir, al margen de las razas que nos asisten, ¿no hay una causa primera que debería intervenir para que no estemos manipulados por miles de programas, implantes etc. al servicio de unas razas que si saben cómo hacerlo y llevan millones de años haciéndolo y que retrasan o evitan nuestra evolución?

Al igual que en la pregunta anterior, es una distorsión humana el considerar que “algo” permita o no permita las cosas, pues no existe tal concepto en esa consciencia universal y unificada que es el “Todo”, el “Absoluto” o como cada uno lo llame. Estamos interpretando en términos humanos y pensando que somos el centro de algo y que lo que nos tiene que pasar o no pasar varía según los designios de algo mayor que se considera “bueno” por las creencias en el IC. En general, esto es así solo por la manera en la que, primero, fuimos programados para creer en algo mayor todopoderoso y externo a nosotros y, luego, es la única manera en la que podemos entender el concepto de la “Fuente” como manifestador de todo lo que existe en la “Creación”. Esto quiere decir que no hay “bueno” ni “malo”, que la manipulación o la no manipulación no es positiva o negativa, que nadie permite que se nos haga nada ni nadie permite que no se nos haga (“nadie” como concepto). El universo en el que vivimos está regido por el libre albedrío de sus habitantes conscientes y responsables con su propio proceso y bajo leyes tales como la causa-efecto, entre otras, por lo tanto, si una raza conquista a otra, manipula a otra, elimina a otra, no es porque algún ser superior lo permita o no lo permita, sino por los procesos y dinámicas que dentro del propio universo se interpretan y decodifican como energías que van, energías que vienen, energías que se disipan y diluyen (cuando algo desaparece, sea una raza, una especie, un planeta o un campo dimensional, etc.) o energías que crecen (cuando algo se expande, un grupo, una raza, un planeta, etc.). Con esto quiero decir que la programación religiosa en sus inicios arquetípicos es la que imbuyó la existencia de un “dios” castigador o permisivo, pero no es más que un arquetipo de nuestras esferas mentales que todos poseemos en mayor o menor medida, no siendo o estando alíneado con la “verdad”, tal y como es percibida por nuestro YS, para quien el tablero de la existencia es un enorme campo de entrenamiento y experiencia, y nada es bueno, nada es malo, nada es positivo, nada es negativo, nada se controla o se deja de controlar por esa “causa primaria”. Por otro lado, todos los grupos bajo esa “Fuente primaria” están sujetos a sus leyes y normas y todos se ajustan a ellas por mucho que nos cueste percibirlo y verlo, así que, incluso las razas que han controlado o manipulado al ser humano desde hace milenios se rigen por ellas, simplemente no comprendemos los niveles, términos, formas de existir bajo estas leyes y sus diferentes interpretaciones, no siendo o funcionando exactamente como a nosotros se nos han hecho creer que funcionan.

57 Por otro lado, cuando desencarnamos y vamos al lugar que nos corresponde, ¿no se nos prepara para que en una hipotética próxima encarnación no nos puedan manipular? pienso que hay algo que no cuadra del todo… porque en esa interface si se sabe cómo actúan esas razas y lo que pretenden de nosotros

En los procesos que se dan en el llamado periodo entre vidas recuperamos parcialmente la consciencia de lo que somos más allá de los bloqueos y programación de nuestra personalidad, y eso nos ayuda a entender mejor el sistema de vida en la Tierra bajo el que nos encontramos, pero también se nos ayuda a entender, de la misma manera que nosotros entendemos que un videojuego es un videojuego, y que cuando estamos jugando somos solo un personaje dentro de un escenario virtual, que cuando terminamos de jugar esa partida, dure 10 minutos u 80 años, que simplemente hemos pasado por una experiencia más que nos ha dotado de una enorme lista de vivencias y lecciones que nos han ayudado a crecer, comprender y entender mejor todo el conjunto del juego “de la vida”.

Por lo tanto, en cada vida tú te preparas de la misma forma que te preparas para interpretar un juego de rol, donde tienes un personaje con unas habilidades, y tienes que, durante el tiempo que dure el juego, ser ese personaje, y tienes que cumplir las leyes y reglas del juego, y que si otros personajes del juego de rol hacen cosas que a ti, de alguna manera, no te “gustan”, al terminar el juego entiendes que simplemente formó parte de algo “virtual” que, al ser que eres, no le ha causado mayor perjuicio ni daño, pero sí que le ha aportado mucho en términos de cómo son las interacciones entre jugadores, cómo se pueden hacer o no las cosas en el tablero de juego, cómo se consiguen conocimientos y experiencias dentro del juego, etc.

Al final, se trata de despertar al verdadero ser que somos dentro del personaje que está interpretándose en el juego de rol, para que, dentro del mismo juego, seamos el jugador original, en este caso representado por la consciencia del YS que trata de imponerse a la consciencia del personaje para cada encarnación en curso. Lo que hacen o dejen de hacer otras razas, lo que hacen o dejan de hacer otros humanos, lo que hacen o dejan de hacer los poderes en control del juego de rol, lo que hacen o dejan de hacer el resto de personajes con los que interactúas durante tu existencia, son componentes de la estructura en la que has elegido jugar, o no tienes más remedio que jugar, y que te lo ponen más difícil, lo hacen más complicado, y puede que entonces cueste mucho más completar tus propios propósitos, objetivos, misión y lecciones, pero aun así, cuando vuelves a “casa” y vuelves a quitarte el traje del personaje que eres, vuelves a verlo todo con otra perspectiva y vuelves a darte cuenta, hasta cierto punto, de que todo está estructurado para que sea un sistema de vida enormemente complicado, pero tremendamente catalizador de procesos de crecimiento y evolución.

58 Hola David, cuando desencarnamos seguimos teniendo la misma identidad es decir ¿tenemos conciencia de quiénes somos? Porque cuando encarnamos nos olvidamos de nuestras experiencias anteriores, ¿se repite el proceso cuando desencarnamos? Gracias. Un abrazo.

Cuando el alma y los cuerpos sutiles desencarnan y dejan atrás el cuerpo físico, vamos perdiendo la identidad “terrenal” de la última vida, así, la personalidad que tenemos desaparece al desaparecer el cuerpo mental y las esferas mentales, la parte emocional desaparece al disiparse el cuerpo emocional y solo nos mantenemos con el cuerpo causal. Cuando vuelves a “bajar”, vuelves a olvidarte de todo porque la programación imbuida en el nuevo cuerpo mental, en las nuevas esferas mentales y en la estructura del IC hacen que se corte el acceso hacia el conocimiento que, a nivel de alma, espíritu y YS traemos con nosotros. Al volver a entrar en el sistema de vida en el planeta, vuelven a activarse todos los mecanismos de control y manipulación, y vuelven a activarse todos los programas que nos mantienen enfocados en el mundo material, desconectándonos de nuestro mundo interior, desde pequeños, revirtiendo la esfera de consciencia para inhibir la conexión con el YS, etc. De esta manera, simplemente todo el potencial, recuerdos, memorias y experiencias de otras encarnaciones quedan relegados a niveles profundos de la psique, al alma, al espíritu y al YS, pero se borran por completo de la nueva personalidad que forjamos desde cero para cada nueva encarnación.

También te podría gustar...