Respuestas #11

respuesta

59 Hola David, muchas gracias por todas tus informaciones. Mi duda es que significa que te encuentres inmerso en un torbellino estresante, que estás en constante limpieza y la vibración es distinta a la de tu entorno o al contrario. Muchas gracias.

Puesto que la situación personal de cada uno es diferente, pueden significar desde cambios radicales y profundos en la estructura energética que posees, que se materializan como situaciones físicas estresantes o de alto movimiento, hasta que en el entorno en el que estás se encuentra muy desajustado a tu estado vibracional actual, no terminando de “encajar” y poder ubicarte en él, así mismo, que tu entorno energético personal está cambiando muy rápidamente y arrastras a todos contigo o te dejas arrastrar hacia el entorno de otros. En general, se trata de cambios energéticos, drásticos, profundos, que llevan a ser estirado hacia un lado u otro, puede que estés intentando subir de nivel dentro de la línea en la que estés y otras fuerzas estiren de ti “hacia abajo”, puede que tu YS esté por el contrario “tirando” de ti hacia “arriba” y eso a nivel de personalidad y estado energético también te descoloca, etc. En todo caso, trata de pedirle a tu YS que armonice las octavas y procesos que están activos en tu vida ahora acorde al ritmo que puedas llevar cómodamente y tenderás a ver una estabilización de la situación que te ayude a llevar los cambios personales con más paciencia. También echa un vistazo a este artículo que puede orientarte más:

https://davidtopi.net/cuando-todo-se-nos-pone-patas-arriba/

60 Buenos días David, te quería hacer unas preguntas referentes a cuando hablas de las razas tipo Anunnakis… ¿Ellos también tienen su YS? ¿Si están tan evolucionados, por qué no tienen la consciencia y compasión por los demás que deberían tener?

Prácticamente todas las razas que existen en la “Creación” tienen YS, sea como sea que cada raza lo llame, ya que nosotros hemos usado ese nombre para entendernos, pero toda especie, grupo, raza, que sea consciente y esté por encima del nivel evolutivo mínimo para estar “individualizados” posee un YS o su equivalente. Solo animales, plantas y el reino mineral están regidos por mentes o almas grupales, así que una vez superado el umbral evolutivo equivalente al que tenemos nosotros ahora, desde la “Fuente”, se nos dota de la estructura que conocemos con un YS como la parte que “gestiona”, desde posiciones atemporales y adimensionales, la evolución y el crecimiento de la parte “física”, energética y más terrenal (tengan o no cuerpo físico) de esas mismas razas. Pero, de nuevo, el hecho de que muchas razas estén más evolucionadas dentro de los grados y escalones que, acotando a nuestra galaxia, existen para la evolución dentro de la Vía Láctea, eso no significa que tengan que mostrar las cualidades que nosotros asociamos al concepto de “ser buenos”. Recordad en una pregunta anterior que habíamos hablado de que la Fuente no es buena, no es mala, solo ES. Que no existe el concepto de ser positivos o ser negativos dentro de las escalas evolutivas, que no te dan puntos por ser “bueno” como grupo y no te los quitan por ser “malos”. Esto es difícil de entender, quizás lo más difícil, pero existen dos polaridades o dos caminos evolutivos para todas aquellas razas y grupos que aún no han alcanzado como grupo el estado “neutro” o balanceado que rige a la consciencia universal y única de la “Fuente”, y que rige a nuestro YS y a la parte más elevada de todo ser consciente. Por lo tanto, el YS de las razas que nosotros llamamos “negativas” no juzga, no castiga, no permite ni deja de permitir que sus contrapartidas “terrenales” (sea la raza que sea) haga o deje de hacer, pues son experiencias para esos mismos YS que la raza reptoide, mantid, Anunnakis o la que sea haga esto o haga lo otro sin juicio de valor asociado, exactamente igual a como todos los YS encarnando en la raza humana hacen con nosotros, no nos juzgan si hacemos esto o lo otro, no nos ponen la etiqueta de malos o buenos si lo dejamos de hacer, no nos castigan si nos portamos mal con nuestros semejantes y nos matamos en guerras y no nos premian si dejamos de hacerlo. Esto queda al libre albedrío de aquellos que jugamos el juego de la vida en el interior del tablero de juego, así que cada raza es libre para ejecutar según los ICs de las razas deciden. Sé que es complicado de entender que lo bueno y lo malo sean solo conceptos usados para dotar a nuestras experiencias evolutivas de catalizadores y detonantes de lecciones y vivencias, y que todas las razas del universo jugamos al mismo juego mientras que todos los YS de todos los miembros de esas razas se encuentran fuera de los juicios y consideraciones que nosotros tomamos como positivo y negativo.

Finalmente, hay razas tremendamente evolucionadas por nivel de IC y por nivel de expansión de la esfera de consciencia o equivalente de sus miembros que son tremendamente hostiles y negativas en nuestros términos, que no entienden de compasión y amor porque no tienen cuerpo emocional ni sistema energético para ello y, aun así, desde el punto de vista de los Logos y jerarquías más altas de la Creación, no son malas, ni son buenas, solo son lo que son y hacen lo que hacen.

61 Buenas David. ¿Cuando hablas que al volver a casa nos encontramos con nuestros guías y comprendemos que todos somos parte de lo mismo, nos encontramos también con ellos? ¿Nosotros decidimos venir a la tierra y ellos ejercer de esas razas?

Dos partes para esta pregunta. Para la primera parte, si, cuando uno desencarna y pasamos por el llamado periodo entre vidas (en tiempo lineal, todo sucede simultáneamente) nos reencontramos con nuestro “equipo de apoyo”, con aquellos que nos asisten y con otra miríada de seres que ayuda y apoya en todo el proceso de sanación, descanso, revisión de aprendizajes y lecciones, etc. Por lo tanto, aquellos que forman parte de ese grupo de “guías” que todo el mundo tiene por derecho de vida y por estar formando parte de este sistema en la Tierra, también nos asisten cuando dejamos atrás el plano físico, y el alma (y el espíritu si la persona lo tiene) se despoja del personaje que ha sido en la encarnación en curso y se prepara para la siguiente.

Luego, este tipo de seres que hace de apoyo y guías no tienen absolutamente nada que ver con las diferentes razas que hemos comentado en el blog, y que forman parte de aquellos que gestionan el sistema de vida en el planeta desde nuestra creación como seres humanos. Una cosa son las diferentes especies que forman un grupo autoconsciente y que tiene un hábitat en un planeta, sea su medio tan físico como el nuestro o menos, y hablaríamos de razas o grupos como los que ya hemos mencionado, algunos de ellos existiendo en la Tierra desde antes de que existiéramos nosotros como especie consciente. Otra cosa son los trillones de seres que forman parte de las jerarquías que asisten al logos planetario, Kumar, y al logos Solar, para que los sistemas, estructuras, planos, niveles dimensionales y evolutivos puedan existir y mantenerse. Estos últimos son los que nos asisten como nuestros guías.

Es como decir que si la Tierra fuera una escuela, un edificio de muchos pisos, hay “operarios”, “conserjes” y “responsables del mantenimiento” que asisten a los “dueños” de la escuela y que también asisten a cada alumno, siendo sus “guías”, pero no estando dentro del sistema educativo de la escuela, ni interviniendo en el mismo más que para que el alumno al que ayudan complete sus asignaturas y exámenes.

Luego, las razas que gestionan la escuela, son otros alumnos más avanzados de otros planetas, que llegaron aquí cuando el edificio de la escuela estaba casi vacío, pero los operarios ya la mantenían funcionando, pues estos últimos fueron creados por la misma consciencia de la escuela. Esos alumnos “de fuera” que ahora hacen “bulling” a los alumnos humanos, siguen siendo alumnos, no forman parte de los seres que cuidan la escuela, y por lo tanto, el conflicto entre alumnos “opresores” (desde nuestro punto de vista) y alumnos humanos solo compete a los operarios de la escuela en la medida que cada alumno humano pida ayuda, asistencia, y trabaje en sus propias lecciones y aprendizajes a pesar de las dificultades que ponen para ello esos otros alumnos “negativos” que intentan controlar todo el edificio. No sé si lo he liado más pero espero que se entienda la diferencia entre los seres que nos apoyan y hacen de guías y los grupos y razas que gestionan actualmente nuestra escuela particular.

62 Buenos días David. Entiendo, como dices, que esto canaliza energía en el plano etérico de la L33. Mi duda: si tu cuerpo etérico está aun en la L33, ¿en qué medida este suceso te afecta o te puede repercutir? Gracias

Todos los eventos de la línea 33 pueden afectar a todo el mundo, pero cada vez menos y menos a aquellos que se encuentren en la 42. Si tu cuerpo etérico, y quizás el físico también, se encuentra en la 33, el impacto energético que recibe es el de la línea a la que está sintonizado. Por lo tanto, si sabes que tienes cuerpos en la 42 y aun estás en transición con los cuerpos inferiores, intenta pasarlos lo más rápidamente posible para “aislarte” energéticamente y no verte sujeto a los vaivenes de la línea que no te corresponde.

63 Buenos días David, tengo una duda. En un artículo anterior comentas que hay personas que siguen desmontando escenarios negativos en la línea 33, y si no recuerdo mal, en otro artículo decías que desde la 42 ya no se podían desmontar más escenarios negativos porque las personas de la 33 conscientemente no quieren hacerlo. Entonces, ¿quiénes son las personas que siguen desmontando esta clase de escenario? ¿Desde la línea 42 se puede ayudar a la 33 en ese sentido? Gracias.

Es correcto. En el momento en el que se hizo el desmontaje de los escenarios bélicos que existían en el planeta, principalmente empezando por Corea y expandiéndose a otros escenarios menores que también fueron desmontados, fue el total de todos los YS de todos los seres humanos los que intervinieron por orden de la jerarquía inmediatamente superior a nuestros YS, que son los que les asisten a coordinar todo el proceso de encarnar y gestión de sus contrapartidas terrenales en el planeta. Esto ya no se hace más, es decir, no ha vuelto a haber una intervención masiva de todos los YS por las razones que os comenté, ya que “hablando entre ellos” (lo digo coloquialmente), vieron que la mayoría de personas en la 33, donde esos escenarios iban a tener repercusión, no tenían interés, no sabían, no querían, no podían o no creían simplemente que esto se pudiera hacer. Por lo tanto, no ha habido ninguna “petición” global de nuevo a todos los YS para ello.

Ahora bien, si por el libre albedrío de aquellos en la 33 o en la 42, se juntan varias personas, y hacen peticiones a sus YS individualmente y estos las aprueban y las ejecutan, entonces, en pequeños escenarios del plano mental y luego del etérico, como está sucediendo, se van borrando situaciones puntuales por aquí y por allá. Ahora ya no se trata de que los 7000 y pico millones de YS (más o menos) trabajen en conjunto, lo cual podría cambiar la historia de una semana para otra, sino que unos pocos individuos por aquí, unos pocos por allá, están trabajando desde ambas líneas temporales y aprendiendo como ejecutar estos cambios. Puesto que los YS de estas personas necesitan que se haga por la experiencia que supone para sus contrapartidas terrenales, se aprueba la eliminación de aquello que se está pidiendo, ya que, como hemos comentado en el blog, es necesario dominar este proceso para poder participar activamente en la creación de lo que habíamos llamado un complejo de memoria social y poder co-crear activa y conscientemente la futura realidad hacia la que estamos yendo. Es algo así como un entrenamiento para algunas personas para lo que vendrá, a la vez que un servicio al planeta y a la humanidad pues, como hemos comentado, gracias a estos desmontajes, estamos teniendo una época de relativa calma a nivel macro en la línea 33 que no tendríamos de haberse materializado algunos de los eventos que nuestras “élites” están preparando.

64 ¿Qué hay con la ley Causa/Efecto y las razas “negativas”? Estas razas pueden simplemente ir dando tumbos por el universo, someter y esclavizar razas en desarrollo, ¿y ya, no pasa nada? Así como comentas que ya tienen otros “viveros” y que somos prescindibles en ese sentido.

Habíamos hablado anteriormente que todas las razas están sujetas a los procesos y leyes macro que rigen el sistema de evolución cósmica, universal. Si nos ceñimos a nuestra galaxia, que a donde pertenecen todas las razas “negativas” que conocemos, las reglas del juego siguen estando en pie tanto para ellos como para nosotros. ¿Cuál es la diferencia? Que nosotros no comprendemos que estas reglas tienen manifestaciones ligeramente diferentes a como las interpretamos y, por lo tanto, la causa-efecto para un nivel evolutivo es diferente que la causa-efecto para otro nivel inferior. Por ejemplo, ¿qué sucede cuando el ser humano tala millones de hectáreas de árboles y contamina el planeta donde vive? Eso está sujeto también a causa-efecto que, como raza, a nivel conjunto, estamos obligados a reparar y compensar. ¿Qué sucede cuando la raza humana maltrata al reino animal y vegetal? También, de algún modo, es un proceso de causa-efecto que tenemos y tendremos que compensar. Lo mismo les ocurre a todos los grupos, razas, seres, consciencias, etc. La diferencia es que, en muchos casos, son procesos y octavas que abarcan eones de tiempo terrenal, o son procesos que algunas razas han aprendido a diluir, transmutar o difuminar no viendo los efectos en su entorno “más físico” (sea el que sea que tengan como la parte más densa en su existencia) y, por lo tanto, nos da la impresión de que salen impunes del juego en el que ellos dominan el sistema de vida en la Tierra y nosotros estamos indefensos.

No es correcto, estamos indefensos (a muy groso modo, no es 100% correcto) en la misma medida que un tomate lo está frente a un ser humano. Tal y como dice la frase de “como es arriba es abajo”, si el ser humano termina cargándose el planeta en el que vive y tiene que compensar el desbalance y equilibrio causado por ello, entonces como raza, en algún otro momento, habremos de ejecutar los procesos contrarios para restablecer este equilibrio y desajuste causado, mientras que en estos momentos, los reinos inferiores de la naturaleza no pueden entender cómo hacemos lo que hacemos con el planeta y no sufrimos castigo por ello, que es la misma pregunta que nos hacemos nosotros respecto a las razas “superiores” (evolutivamente hablando) que nos crearon. De esta manera, no es premio ni castigo, simplemente se trata de energías que van y energías que vienen.

Por otro lado, es correcto que la mayoría de razas que han pululado por aquí desde el inicio del sistema de vida en la Tierra tienen otros lugares y puntos de abastecimiento energético, pero hay otras razones para no abandonar la Tierra más allá de que seamos meros generadores de sustento nutricional, ya que hay temas de líneas temporales, futuros alternativos, paradojas del futuro que revierten en el pasado y cosas tales como que, nosotros, desde la línea 42, podríamos intervenir en escenarios donde ellos tienen el poder, y quitárselo o revertírselo, y muchos otros temas que hacen que la Tierra sea un caramelo muy codiciado y los cuerpos humanos unos vehículos evolutivos muy deseados por muchos grupos, no en vano tenemos ADN de más de 20 razas y eso hace que, aunque dejáramos de ser pilas para sus necesidades, habría otras razones que impulsan, principalmente a nuestros creadores genéticos, a no querer tirar la toalla y perder este planeta y la raza que crearon.

También te podría gustar...