Respuestas #13

preguntasblog

Aquí tenéis otra nueva entrega de las preguntas que me  habéis hecho llegar a través de twitter.

72 Cuando tienes bloqueos a nivel de la mente subliminal, ¿es posible hacer algún tipo de petición para que la limpie continuamente a un ritmo conveniente de forma que se quite lo que pueda quedar y se bloquee la entrada de lo que quiera ser insertado? Muchas gracias

La esfera mental subliminal es una de las seis que poseemos por defecto, y tiene tantos programas, bloqueos, limitadores, topes o manipulaciones como las otras, en diferentes aspectos y con diferentes parámetros pues el “software” de cada esfera mental está orientado a las funciones que esta debe realizar en el conjunto de la psique. Por lo tanto, no hay una petición como tal que vaya a limpiar la esfera mental subliminal más que cualquier otra petición que limpie cualquier otra parte del sistema energético, la cuestión para eliminar bloqueos y programación en ella, es, como en cualquier otra, hacer el diagnóstico de que bloqueos y problemas tiene, que programas hay que eliminar por indicación del YS, que posibles protecciones tienen esos programas pues también habrá que quitarlas, que tipo de limitadores o restricciones se nos han instalado ahí, etc. Una vez comprendido lo que hay que sanar, se prepara una petición acorde al problema o programa, arquetipo, dispositivo o limitador presente en ella y se ejecuta para ese bloqueo en particular. Si haces una petición genérica para quitar “cosas” de la esfera mental, que te puedes crear tu mismo, también funcionará en las capas superiores, pues será como quitar el “polvo energético” de la superficie antes de ponerte a quitar bloqueos, programas y topes específicos del interior de la misma.

73 ¿Qué sucede con nuestras vidas paralelas y simultáneas cuando desencarnamos, en qué las afecta?

Todas las realidades en las que existimos son independientes entre sí, aunque se influencian constantemente por medio de conexiones que existen entre los componentes álmicos, del espíritu y a nivel de YS. Esto quiere decir que lo que pasa en una vida paralela, o en una vida simultánea no tendría por qué afectar a las otras (son cosas diferentes, lo primero tiene que ver con las diferentes dimensiones paralelas que existen en nuestro planeta y lo segundo con el concepto líneal del tiempo que tenemos, y que nos lleva a hablar de vidas pasadas o futuras, pero están todas sucediendo simultáneamente desde el punto de vista de nuestro YS). Sin embargo, sabemos por experiencia que muchos problemas, bloqueos, distorsiones o alteraciones energéticas están producidas por la conexión con esas otras vidas, así que, aunque hay influencia energética, el hecho de que en una de ellas desencarnes o termines la partida del juego asignada al periodo o realidad en la que estés, las otras siguen su curso y experiencia sin verse afectadas, excepto en la medida que los choques y emisiones energéticas que puedan sucederse en la salida del alma y cuerpos sutiles al dejar atrás el cuerpo físico puedan llegar a cruzar y traspasarse a las otras realidades. Es como si dijéramos que, de repente, sientes un dolor emocional, una tristeza, una sensación de pérdida, notas que “algo se ha ido” y no sabes qué y no tienes nada que lo justifique en tu realidad, podría ser perfectamente la sensación o energía de que, en una de tus encarnaciones paralelas o simultáneas, has abandonado ya el vehículo físico que ocupas en cada una de tus existencias.

74 Hola… ¿Porque debemos pedir a nuestro Yo Superior todo como si estuviéramos programando un sistema? ¿no sabe cuáles son nuestras necesidades para evolucionar? ¿No podemos simplemente pedirle que haga todo lo que pueda para escalar al próximo nivel evolutivo?…Gracias.

Como habíamos dicho en un artículo anterior, nuestro Yo Superior queda aislado de la consciencia artificial y de la personalidad egóica humana a los pocos años de edad, cuando se ha completado la reversión de la esfera de consciencia y, por lo tanto, se ve obligado a comunicarse con la personalidad como si fuera un ser externo, pues así es percibida por el programa ego que gestiona nuestra psique, procesos cognitivos y carácter. Nuestro YS conoce por completo cuales son las necesidades, lecciones, aprendizajes y vivencias que se plantea adquirir para cada encarnación, aun sabiendo que nada más entrar en un nuevo vehículo evolutivo (cuerpo físico con sus cuerpos etéricos, emocional y mental, gestionados por el alma junto con el cuerpo causal) perderá el control de ellos “directamente” a los pocos años. Esto hace que, además, el YS no intervenga una vez la encarnación está en curso en lo que sucede en ella si no es que su parte “terrenal” pide ayuda, orientación, apoyo o lo que sea, ya que la regla del libre albedrío sigue en pie incluso entre las partes del ser humano. De esta manera, si la parte “terrestre”, la personalidad, quiere o desea o necesita algo, debe ser la que ponga en marcha aquello que solicita y, entonces, según los parámetros que hemos explicado en el artículo sobre las peticiones que no se cumplen, esa otra parte nuestra ejecuta o asiste según la hoja de ruta para cada uno de nosotros.

Puesto que nuestro YS trabaja desde un punto de “no juicio”, no polaridad, adimensional y atemporal, se encuentra fuera de todo proceso que pudiera frenarle o manipularle y, por lo tanto, está siempre disponible para asistir cuando es requerido o para dirigir en muchas ocasiones los procesos de nuestras vidas entre bambalinas, cuando la personalidad no es consciente de que puede recibir asistencia desde esta otra parte suya. Así, con el equipo de aquellos que llamamos nuestros guías, nuestro YS pone los detonantes y catalizadores de lecciones en nuestra realidad y deja que la personalidad pase por ellas, adquiera las vivencias, las integre y las comprenda, momento en el que el YS da por “completado” una de las múltiples experiencias decididas por nosotros mismos antes de cada encarnación. Es un proceso en el que, en general, se prefiere y se necesita que sea la parte “humana” la que esté al mando y decida, bajo su libre albedrío, que decisiones tomar, que hacer, que no hacer, que ejecutar, que no ejecutar, dentro de los parámetros del sistema de vida en la Tierra en el que estamos.

75 ¿Me pregunto de qué se trata la vida en el universo? Es decir, ¿para qué debemos nacer, aprender o despertar, evolucionar y evolucionar vida a vida? ¿Cómo se llama el juego? ¿Quién dijo cómo jugaríamos todos en el universo? ¿Quién dijo que la Tierra estaría dotada de “x” seres, etc…? ¿Para qué tenemos un “Yo Soy”? No me cuadra “el juego” pues no alcanzo a entender “el sistema“creado al no saber quién creó el primer juego y sus objetivos.

En general, la experiencia de la vida trata de adquirir simplemente más experiencia de la vida, de manera que el juego es solo experimentar todas las posibilidades que existan en la Creación para aquello que se pueda soñar, imaginar o crear. De esta manera, el juego se llama “experimentar”, y nace, para entendernos, de la necesidad de todo lo que existe, formando parte de eso que llamamos la Creación, de comprenderse a sí misma y de comprender el entorno en el que existe, que es lo mismo que estás intentando tu hacer con esta pregunta a la que una parte de ti no termina de encontrarle respuesta.

Luego, las reglas del juego se dejaron, en parte, al libre albedrío de los jugadores, con una base común codificada para cada sistema por los Logos y jerarquías más elevadas dentro de cada galaxia, así que el hecho de que la Tierra esté como esté no lo ha decidido nadie, solo es por la suma de eventos y procesos y octavas co-creados por todos, ya que, simplemente, todo lo que sucede tiene su base en que todo el mundo que está en este planeta, sea de este planeta o no lo sea, tiene capacidad para crear lo que desee, quiera o necesite en este mismo planeta y en sus estructuras.

Como resulta que muchos jugadores, razas de fuera, no tienen precisamente la misma configuración del ser humano y juegan con ventaja, por ser sus creadores y controladores, con el añadido de que son hostiles en muchos sentidos a la raza humana, el planeta Tierra está como está por un sinfín de co-proyecciones y cambios y manipulaciones y situaciones que se han vivido desde que la Tierra fue creada como planeta, y a las que las diferentes oleadas de vida que lo han poblado han contribuido a generar.

Luego, todo ser consciente tiene una parte de la “Fuente” que nosotros llamamos el YS y que otras razas llaman de otra manera, pero es el componente evolutivo que fue creado mucho antes de que existieran las razas, las especies, y los grupos que iban a albergar vida. Esto quiere decir que primero se creó la parte de la Fuente que iba a hacer de coordinador de la vida “más física” y luego se empezaron a asignar estos “coordinadores” (YS) a las diferentes razas, grupos y seres que iban a albergar consciencia. Por lo tanto, tu YS es eterno, fue creado por la Fuente en su tercera octava creativa, y luego, mucho mucho después, nacieron los diferentes cuerpos, vehículos y seres que iban a conectarse al YS para que cada uno de esos cuerpos y vehículos evolutivos tuvieran una “unidad de la Fuente” que actuara de coordinador de las experiencias y vivencias de la misma. Por eso, de alguna manera, “nosotros” somos nuestro YS, no somos nuestro cuerpo, no somos nuestra personalidad, no somos ni siquiera nuestra alma, todo eso es efímero, dura solo una “temporada evolutiva”, mientras que a nivel de YS, siempre podemos pasar de etapa en etapa, de nivel en nivel, de raza a raza, de planeta a planeta o de donde sea a donde sea, porque es lo que siempre perdura y se enlaza a diferentes formas de vida para dotarlas de una consciencia superior y permitir y ayudar en su avance.

76 Hola David…Los que nos controlan ¿tienen Yo Superior o son solamente seres con cuerpos emocionales con foco de conciencia en el plano astral? Porque en caso que tengan Yo Superior se puede pedir que interfiera para dejar de controlarnos…Gracias.

Todas las grandes razas que pululan por el planeta tienen YS, luego hay trillones de entes no físicos que son simplemente seres con estructuras energéticas con una consciencia determinada, más o menos desarrollada, según su nivel etc. Como hemos dicho en preguntas anteriores, los YS de las mismas razas que gestionan el sistema de vida en el planeta son neutros en su mayoría, otros polarizados hacia la carga “negativa”, pero no intervienen en los ires y venires de sus contrapartidas evolutivas porque es a través de ellas que estos YS adquieren las experiencias que necesitan para su crecimiento, aunque sea en la otra polaridad que, para nosotros, es “negativa”, aunque de nuevo, no hay juicio de valor asociado. Digamos que es como si las lechugas o las peras o los peces les pidieran a nuestros YS que dejáramos de usarlos como alimento o de rociarlos con químicos o de contaminar el mar o la tierra, pues todos los miembros del reino mineral, vegetal y animal poseen una alma grupal consciente que también entiende la situación en la que estamos y como nos manipulamos unos a otros.

El proceso, en este caso, no pasa tanto por pedirle al YS de alguna de esas razas que dejen de hacer lo que están haciendo sino porque nosotros, la raza humana, recupere su poder como especie, y haga el trabajo de tomar las riendas de su propios procesos evolutivos desde el papel que nos toca, que no es otro que el de ser dueños de nosotros mismos, librarnos de la programación y bloqueos impuestos por aquellos que nos crearon y recuperar el control del planeta y de su sistema de vida volviendo a trabajar en armonía con toda la vida consciente que existe en él. Como esto ahora es utópico, se hará en la línea 42 y en el próximo nivel evolutivo para el que nos estamos preparando, pues ya para la línea 33 es muy difícil conseguir que esta situación se lleve a cabo por lo enrevesado que se ha vuelto el entramado mental, etérico y físico en esta línea temporal.

77 Nos has enseñado que la energía sexual es la que nutre la programación y la configuración de la psique (realizada por el Sistema de Control), y muy poco se ha tocado el tema de esta energía, al menos en los artículos. En contraste, múltiples escuelas de “diferentes tiempos” han fortalecido la creencia que la práctica de técnicas tipo “Sexualidad sagrada”,Tantra, etc. es casi única forma de lograr la liberación de la esencia. ¿Podrías ayudarnos a aclarar un poco este tema?

La energía sexual del ser humano ha sido siempre una de las fuentes de potencial inherentes a nuestra constitución y configuración, debido a que es una energía que tiene su base y sustrato en la energía más elevada que podemos llegar a generar internamente, y que sirve como combustible para la activación y desarrollo de todo el potencial latente e inherente que tenemos, si es bien usada y aprovechada. Su origen se encuentra en el refinamiento del mismo prana o chi que poseemos y que absorbemos del sol, alimentos, bebidas, oxígeno, etc., y que los programas y procesos alquímicos del centro sexual alteran, destilan y refinan para dar lugar a este tipo de energía con funciones, vibración y características más elevadas que el resto de energías que recorren nuestro cuerpo. El centro sexual es un sub-centro del centro instintivo, ubicado en el interior del primer y sobre todo del segundo chakra.

Sin embargo, en estos momentos, la energía sexual en el ser humano tiene una capacidad y alcance limitados por el mal uso que se hace de ella, y por las manipulaciones que la sociedad moderna, principalmente, ha sufrido y está sufriendo en torno al sexo y la sexualidad, como arma de control, más que de desarrollo. Esta misma energía, mal usada, es dirigida mediante programación y mediante dispositivos etéricos, hacia puntos de la mente y del cuerpo etérico, para mantener la programación y los sistemas de control del ser humano en marcha.

Además, como la energía principal usada por el sistema de control para mantener la programación activa en las personas es la energía sexual, esta la razón de que tenga tanto peso en nuestra sociedad todo lo relacionado con el sexo. Por este motivo muchas imágenes sexuales son imbuidas subliminalmente en todo tipo de medios visuales, productos, anuncios, etc., para que actúen directamente en el centro instintivo sin pasar previamente por el centro intelectual, que podría analizar y “censurar” los subliminales por “acceso indebido” a partes de la programación, y podríamos desechar directamente el estímulo sexual no deseado si pudiéramos “intelectualizarlo” cuando lo percibimos, haciendo que constantemente estemos generando pequeñas cantidades de energía sexual que mantienen los topes, bloqueos, implantes etéricos, programas, firewalls, etc., que poseemos funcionando.

Por otro lado, la liberación de la “esencia” y aquí tendríamos que ver qué es lo que entiendes por este proceso para ver si compartimos definición del concepto, no tiene nada que ver con la energía sexual, en todo caso, si nuestra definición es la misma. Todo ser humano tiene una conexión a través de su Hara, o tantien inferior, con la “Creación”, una especie de vórtice dimensional a través del cual se puede acceder, con una simple meditación o técnicas energéticas, a conectar con la “Fuente” desde uno mismo. Al hacerlo, se “libera” la parte nuestra que permite conectar con esa esencia, esa energía del “Todo” y se puede expandir luego la esencia de la Fuente por todo el cuerpo etérico primero y luego por el resto del sistema energético, para sanar, elevar la vibración de la persona, quitar bloqueos, etc. Desde este entendimiento, liberar la esencia de una persona es eliminar todo lo que impide, desde su Hara, que la persona acceda a la “chispa divina”, a la “partícula primordial”, a la conexión con la energía de la fuente directamente desde esta conexión natural y presente en todos nosotros.

También te podría gustar...