Respuestas #15

preguntasblog_thumb_thumb

Nueva entrega de las respuestas a preguntas recibidas a través de twitter.

85 Buenos días David, gracias por acompañarnos en todo este proceso. ¿Es posible que el cuerpo enferme como resistencia a las desprogramaciones que vamos haciendo o como parte del aprendizaje? Y si es así, ¿qué deberíamos hacer, parar, empezar desde el inicio o continuar? Gracias

En el ámbito terapéutico, existe el concepto de “crisis de sanación” cuando el cuerpo físico, orgánico, está liberando y dejando ir, transmutando o soltando toda la energía que se ha liberado durante la sanación de alguno de los otros cuerpos sutiles, y es por eso que hay personas, y esto para cada uno es diferente, que se sienten muy cansadas, que tienen un poco de fiebre, que tienen molestias, o que están muy revueltas durante el tiempo que dura la “expulsión” de todo aquello que ha sido sanado. Las desprogramaciones, al producirse en el cuerpo mental y en las esferas mentales, no liberan una cantidad demasiado grande de energía que pudieran llegar a hacer enfermar ligeramente al cuerpo físico, al menos por si solas, pero si en el proceso de eliminar una rutina, un programa, un bloqueo mental, aparecen otras cosas, bloqueos, energías “estancadas”, que también se remueven con la petición, entonces es posible que la persona note esa “crisis de sanación” temporalmente, ya no por la rutina o programa eliminado como tal, sino posiblemente, y casi con toda seguridad, por todo lo que esa desprogramación ha arrastrado consigo, que pueden ser desde memorias kármicas, emociones atrapadas, “quistes” energéticos (acumulaciones de energía compacta), implantes etéricos, etc., etc. Así que cuando el cuerpo físico está liberando o en proceso de recuperarse, lo más adecuado es parar unos días las desprogramaciones, volver a recuperar el equilibrio y el bienestar, y seguir luego sin mayor prisa para permitir que todos los cuerpos trabajen y se encuentren en armonía y sin demasiadas alteraciones.

86 Hola David. ¿Es posible que mi cuerpo físico se pueda haber ubicado en la línea 42 y mi cuerpo mental lo tenga aún en la línea 33? Así me lo han mostrado… No me parece lógico, peri igual podría ser así, por eso te pregunto. Gracias.

En general, el cuerpo mental siempre suele estar en un nivel de vibración superior al cuerpo físico (en su contrapartida energética como hemos explicado en otras preguntas), al etérico y al emocional. Pero, si por la razón que sea, a nivel mental has sufrido algún “bajón” vibracional, es posible que hayas reducido tu frecuencia y te hayas vuelto a conectar con la línea 33 desde este cuerpo. Si esto te sucede, y no se corrige, tarde o temprano el cuerpo mental anclado a la 33 tirará de los otros cuerpos y terminará arrastrándolos todos fuera de la 42. En general, una cosa que tienes que preguntar con tu YS, es si te han “anclado” artificialmente a la 33 “atando” con hilos energéticos tu cuerpo mental o cualquier otro a esta línea, para provocar la caída de todo el sistema energético hacia la misma. Como un anzuelo, básicamente, desde el cual se hace bajar un cuerpo y el resto, por resonancia, le van siguiendo. Mira si esto es así, haz peticiones para quitar los anclajes o enganches que pudieras tener, y vuelve a ejecutar las peticiones del blog para volver a subir todos tus cuerpos de nuevo a la 42.

87 Quisiera saber el orden de los cuerpos que estamos compuestos y sus subdivisiones. Y como ir sanando cada uno gracias

Como ya hemos comentado anteriormente, el ser humano tiene 9 cuerpos en potencia, cinco de ellos vienen de “serie” para cada encarnación, y los cuatro restantes se desarrollan gracias al trabajo interior y de crecimiento de la persona. En este artículo los tenéis explicados:

https://davidtopi.net/cuerpos-sutiles-centros-motores-y-capas-del-sistema-energtico/

Luego, sus subdivisiones son más o menos como sigue. El cuerpo físico, el que podéis “tocar” con vuestras manos y sentidos, está compuesto por 7 capas, siendo la capa 1.1 (es decir, la primera) la “sólida”, la química, la orgánica, la que todo el mundo llamaría “cuerpo físico”. La capa 1.2 del cuerpo físico ya es un revestimiento energético de la capa “física”, así como la 1.3, la 1.4… hasta la capa 1.7. De esta manera, el cuerpo “sólido” tiene una capa “sólida” y 6 capas energéticas que lo recubren y dotan de diferentes protecciones, funciones y medios de llevar a cabo lo que nuestro organismo necesita para funcionar.

Luego, el cuerpo etérico tiene la misma composición, 7 capas, cada una de ellas de un nivel de vibración superior de manera que, la capa 2.1 (si le asignamos el número 2 al cuerpo etérico, la primera capa seria la 2.1) es la más “densa” del cuerpo etérico y la capa 2.7 la menos densa del mismo. Aquí se ubican por ejemplo el sistema de canales y meridianos, chakras, tantiens, etc.

El cuerpo emocional no tiene capas, es un continuo “nebuloso” de energía amorfa donde las emociones se perciben como “nubes” de colores, acorde a la vibración de las formas emocionales presentes en el mismo. El cuerpo mental tiene 4 subcapas: la capa consciente, la capa subconsciente, la capa inconsciente y la capa supraconsciente. Por qué tenemos solo cuatro capas en el cuerpo mental pero tenemos 6 esferas mentales lo dejo para otro momento, pues tiene que ver con las manipulaciones sufridas en nuestra estructura cuando los Anunnakis construyeron o modificaron nuestro cuerpo físico y sistema energético.

El cuerpo causal tiene la misma estructura que el cuerpo mental, cuatro subcapas pero a diferentes niveles de vibración. Luego, el resto de cuerpos superiores: emocional superior o búdico, intelectual superior o átmico, espiritual superior o ádico y el cuerpo solar tienen otra estructura parecida pero que, al no estar desarrollada en casi ningún ser humano, no es de utilidad su estudio de momento.

88 ¿Qué se te ocurre para liberar y transmutar todo futuro potencial creado por todo error creativo, por toda creencia errónea, por todo conflicto emocional, por el pasado, por todo miedo al pasado o al futuro, por toda falta de aceptación del pasado o del futuro? Saludos

No existen “errores” desde el punto de vista de nuestro YS, pues ya hemos comentado que no hay juicio de valor asociado a nada de lo que hacemos. Todo es experiencia, si algo ha salido “diferente” a como la personalidad lo había previsto, no se considera que sea un fallo, un problema o un error, sino un aprendizaje. Básicamente se trata de aprender que nada está “mal”, ni nada está “bien”, todo es subjetivo a la interpretación del momento y según la programación que la personalidad tenga y los procesos de su programa ego para decodificarlo.

Cambiar algo que se percibe como un error, que puede llegar a crear un futuro potencial que la personalidad decodifica como negativo, pasa por emitir y crear un escenario nuevo mental que entonces manifieste una corrección para una situación X, de manera que proyectes aquello que, en ese momento, creas que es correcto. La clave, a mi entender, es dejar de percibir las cosas como buenas o malas, simplemente, todo lo que sucede es como es y, si queremos cambiarlo, tenemos que hacer que suceda de otra manera, sin el apego emocional o energético que a veces le ponemos a las cosas. No digo que sea fácil, estamos todos aprendiendo a co-crear el mundo en el vivimos empezando por nuestra realidad personal, pero cuando te das cuenta y compruebas por ti mismo que todo puede alterarse, cambiarse y modificarse a voluntad, dejas de preocuparte hasta cierto punto por como salen las cosas, pues siempre se pueden volver a crear de otra manera situaciones parecidas que nos proporcionen la experiencia necesaria desde la otra “polaridad” o punto de vista.

89 ¿Crees que podemos acceder a las memorias y a la información de mis futuros, y con las respuestas, la información y las soluciones de las memorias de mis futuros liberar todo futuro potencial creado, inducido o potenciado por el pasado, mal memorizado, mal proyectado, mal dirigido o que no sirva a mi mayor bien? Saludos

Puesto que todo está sucediendo simultáneamente, y así se percibe desde la estructura de planos superiores del planeta a partir del plano causal, puedes conectar a través de tu YS con cualquier otra versión de ti mismo/a en cualquier otro momento del tiempo y “charlar” contigo mismo/a. Yo lo he hecho cientos de veces, aquí tenéis una manera de hacerlo, y te “das pistas” a ti mismo sobre cosas que se han sucedido desde tu posición espacio-temporal a la posición espacio-temporal de la versión de ti mismo con la que estás conectando.

https://davidtopi.net/encontrando-a-tu-yo-futuro/

Lo único que hay que tener en cuenta es que existen miles, literalmente, miles de versiones de uno mismo en los miles de micro-futuros posibles que tenemos, así que si conectas con uno de ellos dentro de la línea temporal en la que estés, en uno de los sub-carriles de esa línea temporal, y te das a ti mismo consejos o pistas de cosas que te pueden venir bien, o te explicas a ti mismo hechos que tu “Yo futuro” considera que están en su pasado pero para ti no han sucedido aun, luego es posible que eso no te suceda a la versión de ti que eres ahora, si de nuevo, tus decisiones te llevan por otros sub-carriles temporales que hacen que no pases por los eventos que el punto de uno de tus futuros posibles te dijo que estaban en tu camino. Mirad la imagen:

ruta1 ruta2

En la primera, la de la izquierda, se encuentra representada tu trama sagrada y en ella, todos los puntos del espacio y el tiempo que tienes codificado para esta encarnación. Si quieres hablar con un Yo futuro, solo tienes que pedir conectar con uno de esos puntos por los que, tu, desde tu percepción actual, aun no has pasado. Pero, luego, tras la conexión, tus decisiones, tus caminos, tus elecciones, te hacen pasar por un futuro diferente al que te explico tu Yo Futuro desde la posición en la que estaba al hacer la conexión, de manera que, entonces, “tu” no vives aquello que te fue explicado sino que es otra de tus múltiples versiones la que lo está haciendo, sin que fuera un ápice de falso lo que tu mismo/a te explicaste en la meditación y ejercicio anterior.

También te podría gustar...