Resumen de la situación macroplanetaria

oil_and_water-300x200

Hemos dejado de nuevo pasar unos días para terminar la última petición de desprogramación y cambio en nuestras estructuras de co-creación de la realidad personal, moviendo algunos de los procesos que inician las octavas para la manifestación de la realidad desde el plano mental a un plano superior, el causal, que posee las mismas características, o muy parecidas, pero que no posee un sistema de control y distorsión tan amplio y profundo. De esta manera, y con este cambio, para aquellos que lo hayan completado, se perciba ahora de forma más tangible y clara o aun no, todos los procesos pre-programados para cada uno, en la llamada “trama sagrada”, como el conjunto de aquellos eventos, situaciones, lecciones, experiencias y aprendizajes por los que queremos, necesitamos o nos hemos propuesto “pasar”, se sucederán de manera más fluida, menos distorsionada y más enfocada hacia nuestro crecimiento y evolución, más aislados de las corrientes y vorágines energéticas que marcan el conjunto de procesos que se mueven actualmente en el plano mental.

Estado de los ICs 33 y 42

Respecto a la situación actual del plano mental, es buena idea hacer un repaso de cómo se están dando los cambios que separaron en dos, hace algunos meses, las realidades para la línea 33 y para la línea 42. Como ya hemos mencionado en algún artículo anterior, ahora mismo hay un completo IC para la línea 33 y otro IC completamente separado para la línea 42. En “tamaño” energético, el de la línea 33 es un IC que abarca aun prácticamente todo el planeta en su estructura mental, pues prácticamente el 95% de la población está aun conectada al mismo, y poco menos de un 5% de personas forman el IC de la línea 42 que abarca una pequeña porción del entramado que está situado a medio camino (vibracional) entre el plano mental y el causal. Para que os hagáis una idea de una “localización” de estos ICs, el de la 33 rodea por completo el planeta en la parte baja del plano mental, y el IC de la 42 ocupa, a trozos, según la concentración de personas en la 42 en diferentes áreas de la Tierra, un piso ligeramente “superior” por debajo de la capa frecuencial causal.

El hecho de que el IC 42 no esté tan compactado y “enlazado” tan fuertemente entre si, sino que sean como islas mentales unidas por finos enlaces que comunican las diferentes partes del planeta donde hay personas en la línea 42, hace que sea necesario reforzar constantemente este IC por parte de las razas y grupos que nos asisten, pues, de lo contrario, fuertes corrientes energéticas densas y negativas desde la 33 podrían aislar, más aún, a aquellos en la 42 en “islas” mentales, luego etéricas y tarde o temprano físicas, dentro de la línea 33. Es como si gotas de aceite flotaran separadas o semiseparadas entre si en una balsa de agua, y solo mínimas conexiones unieran estas gotas, que representan la energía mental de las personas en la 42 formando un único IC separado del IC de la 33 por la frecuencia de vibración que estos dos ICs poseen.

De momento, esta situación no presenta ningún problema y está siendo vigilada y controlada, ya que se tenderá, por resonancia, por movimientos naturales, porque las tramas sagradas y experiencias por venir para cada persona nos irá haciendo movernos hacia donde sea más adecuado para cada uno, a reubicarnos de forma muy tranquila y natural con aquellos que, más o menos, terminan resonando y “vibrando” de forma natural y armónica de manera parecida. Esto siempre ha pasado, siempre ha sido un proceso que se da dentro de la realidad evolutiva que existe en nuestro planeta, y que ahora, simplemente, se ve reforzado y potenciado por las diferencias frecuenciales entre las realidades de una y otra línea temporal.

Desmontando escenarios negativos en el plano mental y etérico

Para terminar el resumen, y como hecho muy positivo, muchas personas siguen desmontando escenarios negativos del plano mental, lo cual hace que se esté manteniendo la estabilidad en la línea 33. Después del trabajo hecho hace algunos meses para desmontar el escenario bélico que existía en Corea del Norte y del que hemos hablado y explicado como funcionaba el proceso, siguen habiendo, por todo el mundo, pues los efectos se perciben en el plano mental y etérico a nivel global, grupos de personas que llegan a formar una suficiente masa crítica para que el conjunto de sus YS puedan “atacar” un escenario puntual y concreto y haciendo las peticiones (modificadas) que dimos en su día para desmontar estructuras mentales antes de que caigan a nivel etérico y luego físico, eviten que se materialicen algunos de los planes que la “élite” o el sistema de control han intentado poner en marcha en estos últimos meses y que, de momento, están yendo a “medio gas” por el trabajo de aquellos que, constantemente hacen peticiones para ir borrando lo que otros pretenden detonar. Para que podáis comprobar esto por vosotros mismos, es cuestión de entrar en meditación con vuestro YS, pedir que se os conecte visual y energéticamente con el plano mental, percibir su estructura, su contenido, y aunque al principio os parezca caótico, ir “viendo” como esta energía va cambiando, como los escenarios, como si fuera una película, que están gestándose desaparecen, o cambian, o se transmutan en otros, y comprobareis el potencial que tiene la humanidad cuando se trabaja conscientemente desde el nivel más elevado de cada uno de nosotros para cambiar aquello que se desea y que, en este caso, provocado por unos cuantos en el poder, no tiene en mente los intereses del resto.

Nuevas desprogramaciones

Para poder seguir aprovechando esta época de calma “relativa”, al menos en lo macro planetario, y dotarnos aún más de potencial, consciencia y conocimiento para los cambios que cada uno tiene que asumir en su propio camino, vamos a seguir en el próximo artículo desprogramando otras facetas y componentes de las esferas mentales que fortalecerán esta capacidad transformadora que tenemos, y nos ayudarán a comprender el poder de cambiar la realidad que yace latente en cada uno, que al fin y al cabo es en lo que espero poder estar ayudando a entrenaros, pues, como os comenté anteriormente, en el siguiente nivel evolutivo, esto que ahora algunas personas están haciendo para intentar desmontar eventos negativos, habrá que hacerlo conscientemente y regularmente entre todos los que se encuentren camino de esa nueva “matrix 15.6Hz”, no solo para “borrar” lo que no está acorde al bien mayor de todos, sino para crear lo que sí que lo está, que también en algún otro artículo explicaremos cómo se hace.

También te podría gustar...