nano2

Nos queda pues, para concluir esta serie de artículos sobre las vacunas, explicar el objetivo principal que REC y SC buscan con esta en particular del covid-19. La primera parte de esta serie la podéis leer aquí y la segunda aquí.

Todos ya sabéis, pues lo habréis visto en los medios, que se están probando ya algunas de ellas en las fases finales de ensayos clínicos con voluntarios humanos, así que ya hay también movimiento por parte de todos los “actores” implicados en la preparación de los nanoides y su programación particular para esta pretendida solución a la “pandemia”. Como ya hemos comentado que el objetivo de la vacuna es conseguir introducir estos nanoides en el organismo, vamos a ver qué programación se ha creado para los nanochips que intentarán imbuir en la WFI (Water for Injection) que explicamos en el artículo anterior.

Control de la psique global

Volvemos al tema de las mascarillas. Habíamos explicado que su uso está destinado a insertar ciertos programas y comportamientos en la psique humana, lo tenéis desarrollado en este artículo. Lo que los nanoides pretenden hacer es reforzar esta programación, activando “físicamente” los comportamientos imbuidos previamente en las esferas mentales a través de la conexión con el macro-campo mental que habíamos explicado, que usaban como “puente” los “hilos etéricos” que habían insertado en el “molde etérico mascarilla”, y que ya indicamos cómo borrar y desprogramar de nuestra psique para que no quede ni rastro de ello.

¿Cómo se puede activar “físicamente”, con nanotecnología, comportamientos y patrones de conducta “mentales”?

Hemos comentado en alguna ocasión, y podéis revisar esta conferencia sobre el funcionamiento de la psique humana, que todos nuestros comportamientos están grabados en lo que se llama el “patrón conductual“, una lámina “energética” presente en las esferas mentales, hecha de una proteína que se llama seroglobulina y que contiene, en su contrapartida mental, todos los programas y patrones de conducta que tenemos en la psique y que nos permiten comportarnos de una determinada manera o de otra. El patrón conductual, para describirlo de forma genérica, es la base de datos de la mente que contiene todas las posibles formas de actuar en el mundo que tenemos programadas.

Estos programas del patrón conductual, que contiene miles de posibles “respuestas” que dictan cómo “reaccionamos” o nos comportamos, son la base para la programación del ser humano, pues desde aquí se conectan a las esferas mentales donde también existen esos mismos programas de comportamiento, así como con la personalidad, en la superficie de la esfera de consciencia, donde el programa “ego” de gestión del conjunto de la psique “activa” el “yo” o “sub-personalidad” que requiera en cada momento para lidiar con cada situación que nos encontremos en nuestra realidad.

¿Mi “yo serio” o mi “yo divertido“?

Como ejemplo, para que se entienda. Si estoy en una reunión de negocios, necesito tener y adoptar una cierta postura corporal, tono de voz, actitud y comportamiento para poder llevar a cabo esa reunión, ya que, en general, hay una cierta serie de “reglas” que son comunes y aceptadas por todos para poder “hacer negocios” (en lo general, luego siempre hay excepciones). Pero, en todo caso, el proceso mental siempre es el mismo.

En el patrón conductual tenemos ciertas rutinas de comportamiento ya programadas bien desde el IC, bien a través de los medios de comunicación, sistemas de creencias, bien por la conexión con egregores u otros repositorios de datos a nivel mental, etc., donde REC y SC vuelcan “aquello” que desean imbuir en nuestra psique. A través de los sentidos físicos y extra-físicos por un lado, y de los programas de la esfera mental preconsciente que se “enchufan” a todos los niveles de ICs, por otro, se reciben y se van grabando en el patrón de conducta todas estas reacciones, arquetipos, programas y parámetros. Pongamos, por ejemplo, dos de los que supuestamente irían acorde a un comportamiento “adecuado” en una reunión de negocios o trabajo: programa y conducta de “seriedad” y programa y conducta de “formalidad“.

Es obvio que todos los seres humanos, en general, saben comportarse más o menos seriamente y más o menos formalmente si así lo necesitan, pero, para que este comportamiento esté en nosotros, se ha tenido que grabar previamente en el patrón de conducta, y esto ha sucedido en la mayoría de ocasiones, en la infancia, a través de experiencias en familia, en el colegio, etc., que “requerían” esas “actitudes”. Puesto que todos hemos vivido y estado en situaciones donde hemos requerido, visto y observado “qué hay que hacer para estar serio” o “cómo uno debe portarse cuando le piden formalidad”, estas pautas de comportamiento las hemos captado, insertado, imbuido y programado en nosotros por múltiples vías y canales.

Buscando y activando el comportamiento “más adecuado”

Cuando estamos en una situación determinada en la que el “programa ego” detecta que sería “recomendable” presentar cierta “formalidad” y “seriedad“, busca en el patrón conductual “cómo” esa seriedad y formalidad debe ser expresada: movimientos faciales, postura corporal, tono de voz, vocabulario y expresiones adecuadas, etc., y, todo “eso”, que ya está en nuestros bancos de datos internos, lo “conecta” a una de nuestras sub-personalidades por fragmentación de la superficie de la esfera de consciencia, creando el “yo serio” y el “yo formal“, como dos personajes individuales dentro del conjunto de la personalidad, que, entonces, se ponen en “control” de toda nuestra estructura mental durante el tiempo que sea necesario, controlando hasta el último músculo del cuerpo y toda la parte emocional y mental, para que, desde fuera, se pueda apreciar esta “seriedad” y “formalidad” en mi comportamiento hacia los demás.

De esta manera, durante el tiempo en el que los programas de análisis del entorno exterior crean que es necesario mantener este tipo de conducta, yo puedo mostrarme al mundo, de forma “natural” y sin mayor esfuerzo por mi parte (porque todo se hace de forma autómata por los programas de la mente), como una persona “seria” y “formal” si es que así he creído (mi programa ego) que era conveniente.

Esto es genérico y solo para que veáis el funcionamiento, pues estoy seguro que en alguna otra reunión de negocios más de un programa “ego” ha puesto al “yo cínico” en control, al “yo enfadado“, al “yo tímido”, al “yo comprometido” o al “yo irascible“. Pero siempre ha hecho lo mismo, buscar en el patrón de conducta “cómo” cree que debe actuar en cada ocasión según lo que resulte conveniente, según otras experiencias pasadas, según las memorias de otros encuentros con esas personas, según futuras perspectivas de lo que se espera obtener de ese encuentro, etc.

Por lo tanto, es un programa, porque es lo que literalmente es, lo que determina cómo nos mostramos y comportamos ante el mundo para la mayoría de personas, en la mayoría de ocasiones, y, para determinar ese comportamiento, siempre lo hace buscando en las bases de datos de la mente cómo es más adecuado comportarse en cada momento.

¿Cómo haces que alguien se comporte de una determinada manera “forzando” un programa u otro?

Entonces, al igual que los comportamientos del patrón conductual están conectados a los “yoes” de la personalidad en la esfera de conciencia, también están codificados “químicamente” en las redes neuronales del cerebro, de manera que hay una conexión que sigue una ruta del tipo –> red neuronal -> programa en esfera mental –> programa en patrón conductual -> “subpersonalidad” en la esfera de consciencia en control del conjunto del avatar durante un tiempo determinado.

Por lo tanto, puedes activar un comportamiento concreto en una persona incidiendo desde varios puntos de esta “ruta”, tanto manipulándole la esfera de consciencia en su cuerpo mental (por ejemplo un ente acoplado a la misma puede hacerlo), manipulando directamente los programas de las esferas mentales (puede hacerlo un implante etérico-mental en ellos o un ente) o puede hacerlo un conjunto de nanoides enviando pulsos a la zona del cerebro donde está conectado ese programa.

Esto último es el objetivo principal de esta vacuna, potenciar los programas de acatamiento, sumisión y relacionados que explicamos en el artículo de las mascarillas, reforzando así su activación masiva en toda la humanidad.

¿Por qué están tan obsesionados con la “sumisión” humana?

Primero porque REC y SC están perdiendo a cuenta gotas, pero sin pausa, el control sobre nosotros, por un lado, y, por otro, porque buscan “homogeneizar” todo lo posible a la humanidad en nuestros modelos de comportamiento para hacer “más sencilla”, desde su punto de vista, la gestión de la sociedad, ya que, ahora, intervienen en cada región, en cada país y en cada IC casi por separado y de forma más particular cuando buscan introducir comportamientos determinados, manipular la sociedad hacia algo o conseguir una meta. Así que el objetivo con el que asimoss están obsesionados es intentar que toda la psique de todos los seres humanos del planeta sea lo más parecida a la psique china (la nor-coreana les gustaría más, pero hay un nivel de programación en esa sociedad imposible de implementar en toda la humanidad a gran escala). Personalmente creo que es algo que no conseguirán nunca porque vamos a estar interviniendo en contra de ello constantemente, pero eso no quita que asimoss lo tenga “entre ceja y ceja”, y esas sean las órdenes que dan a SC continuamente.

¿Cómo se conectan programas a redes neuronales?

El cerebro está dividido en lo que genéricamente se llama “áreas de Brodmann“, y diferentes comportamientos, programas y funciones mentales dependen de diferentes redes neuronales de varias de estas áreas. Así que, en este caso, los programas de “sumisión” y “acatamiento“, y todos los relacionados que hayan podido instalarse en nosotros con el uso de mascarillas, o que ya tuviéramos de antes y no hayan sido desprogramados, tienen principalmente su contrapartida “neuronal” en la zona de Brodmann número 16 (se numeran de la 1 a la 47), siendo ahí donde los nanoides de la vacuna “covid” están siendo programados para colocarse, acoplarse y actuar.

Esta área de Brodmann ocupa la mayor parte de la ínsula y es la encargada de ayudar a procesar aspectos como el dolor, la temperatura y la capacidad de hablar, tragar y mover las cuerdas vocales, así que intuyo que podéis ver la relación entre el uso de mascarillas como “bozal” para “acallar” a la población, los conceptos de “acatamiento” y “sumisión” y la zona cerebral donde pretenden ser ubicados los nanoides de la vacuna.

¿Cómo activan estos nanoides los programas de “sumisión” y derivados?

Es obvio que una vacuna no te convierten en “sumiso” ni “obediente” de golpe, ni por arte de magia, ni de un día para otro. REC y SC siempre piensan a medio y largo plazo y en este caso los nano-pulsos de los nanoides lo que hacen es activar esas redes neuronales y zona del cerebro donde se encuentra codificado el programa de “acatamiento“, y el resto de ellos, de forma continua. Al activarse estas redes neuronales, las conexiones sinápticas mandan a su vez pulsos de “actívate” hacia la esfera preconsciente, que analiza a que “programa de comportamiento” corresponden los pulsos de activación recibidos desde el cerebro.

Los programas de gestión de esta esfera mental entonces buscan en que parte de las otras esferas mentales están programados los comportamientos de “acatamiento“, así como busca en el patrón de conducta las instrucciones para su “manifestación” externa. Con todo ello, manda nuevos “pulsos” con órdenes de activar el programa “tal“, y estos programas se “activan” y ganan algo más de poder dentro del conjunto de nuestra personalidad, haciendo crecer en potencia el “yo tal” de la personalidad, que, entonces, poco a poco, muy poco a poco, va cogiendo fuerza como uno de los principales “sub-caracteres” de todos nosotros, y, a la mínima que haya estímulos externos que requieran “obedecer” (una orden de un gobierno con unas normas sobre algo, o simplemente alguien o algo percibido como “superior” que nos diga que hagamos tal cosa), el “yo sumiso“, o el “yo acepto”, o el “yo acatador”, por ejemplo, se activa enseguida, pues tiene bastante potencial para que esté siempre “a flor de piel” y más o menos de forma “automática” vamos obedeciendo las “instrucciones”, cumpliendo normas y aceptando imposiciones.

Instrucciones y normas presentadas y programadas como algo necesario y beneficioso

Por otro lado, la programación y el proceso descrito hasta ahora por sí solo no funcionaría si no estuviera “acompañado” y “presentado” como algo positivo y necesario, de forma que otros programas de la psique lo “validen” y asistan a su activación, cumplimiento y ejecución.

Esto es debido a que si intentarán hacernos ejecutar un comportamiento que va directamente en contra de lo que la mayoría de seres humanos considera aceptable, y sin justificación, las mismas contradicciones en la programación que tenemos rechazaría instrucciones para comportamientos que no estén “considerados” válidos por parte de nuestra arquitectura mental. Como nadie quiere que le “tapen la boca” ni le hagan callar por las buenas, nuestra programación base rechazaría de plano una medida de este estilo si no estuviera reforzada y acompañada por programación de “es beneficioso para ti”, por mucho que sea mentira o sea una artimaña de REC y SC, pero repetida hasta la saciedad. Por lo tanto, todo lo que se quiera conseguir a través de la manipulación social y masiva de la psique humana, tiene siempre que ser imbuido como algo necesario, positivo y beneficioso para la población, sea verdad o no lo sea.

Programación cruzada, múltiples respuestas, y la complejidad del tema

Así que, como veis, este proceso tiene muchos otros componentes, y su efectividad y que consigan que la sociedad se comporte de una manera concreta no viene determinada por un único programa que imbuyan e intenten activar con nanotecnología, sino que depende de la compleja interacción entre todo el resto de partes de nuestra psique.

Si alguien tiene un “yo rebelde” enorme por naturaleza, siempre ganará al “yo sumiso” a no ser que el “yo sumiso” lo supere con meses de activación continua en las que los nanoides le hagan adquirir más poder. Si uno es un inconformista, o hay un yo de “no me da la gana” más poderoso, entonces las reacciones de la personalidad irán variando según las circunstancias y, por mucho que fuercen con pulsos el yo “sumiso“, te saldrá el yo “no me da la gana” la mayor parte del tiempo.

De ahí la intención de REC de que este “yo sumiso” y sus variantes estén bien presentes en todos los seres humanos, primero a través del tema de las mascarillas, y luego a través de la activación constante mediante nanotecnología en las redes neuronales, hasta que eso crezca, y crezca, y crezca, y sea una parte de la personalidad que “gane” a las otras a lo largo del tiempo, no importa lo que tarden en conseguirlo para ello.

Como ya habréis podido notar, ya hay miedo y reticencias a darse abrazos entre personas, hay miedo a estar cerca unos de otros y hay miedo a estrecharnos la mano mutuamente. Hay quien te recrimina que no guardes la distancia si te pones en la fila a menos de dos metros de él o ella, hay quien se levanta de un asiento en el bus y se cambia si te ve con la mascarilla por debajo de la nariz o bajada. Sin vacuna de por medio, esos comportamientos ya están imbuidos en casi todos los seres humanos y han tardado solo unos pocos meses en lograrlo.

En todo caso, hay que seguir desprogramando y desmontando todo lo que podamos esta historia, así que ahora nos ponemos con la siguiente petición para eliminar, y neutralizar todos los nanoides que están preparando con esta programación.

Trabajando sobre los filtros ya preparados y los nanoides ya imbuidos en WFI

El Serum Institute en India es la planta de producción de vacunas más grande del planeta, y aunque las farmacéuticas dispersas por todo el globo tienen capacidad de fabricar los pequeños lotes de las vacunas que comercializan, lo que parece que está en marcha (según escenarios presentes en el plano mental y captados por nuestros YS), es la utilización de estas enormes plantas en la ciudad de Pune para la fabricación de los millones de dosis que presumiblemente el año que viene quieren empezar a distribuir.

Así que lo que haremos será solicitar a nuestros YS que, a través de micro-PEM, inutilicen los nanoides ya presentes en los filtros que la maquinaria de estas instalaciones y otras parecidas, pero menores, en otros lugares donde SC tiene también plantas de fabricación, y que sean anulados por completo. Parece que aun no se ha empezado la producción, pues el antígeno final aún no ha sido entregado por SC hacia el par de empresas farmacéuticas que, aparentemente, “ganarán” la carrera por “encontrar” la vacuna final y más “efectiva”, pero sí que ya tienen millones de litros de WFI listos para la fabricación, y ahí es donde vamos a intervenir.

La razón por la que nuestros YS pueden “entrar” a inutilizar este tipo de nanoides es por su tamaño. Si quisiéramos inutilizar la máquina entera, el pulso electromagnético que sería necesario tendría que ser generado por cualquier otro medio físico, para poder enviar una “onda” de una potencia tan grande que inutilice la maquinaria, pero, como estamos trabajando con elementos del tamaño de átomos, y nuestros YS tienen filamentos energéticos que los conectan con todos los planos del planeta, un nano pulso desde un YS puede “freír” literalmente miles de nanoides a través del “éter”, digámoslo así, del que las mónadas que forman ese nanoide forman parte.

Petición y codificación

Para este proceso, seguiremos tal y como hasta ahora hemos hecho en las peticiones anteriores, y codificaremos esta con el número 6.

Solicito a mi Yo Superior y doy permiso permanente para que ejecute la eliminación, destrucción e inactivación de todos los nanoides imbuidos en la llamada “Water for Injection”, presente en las instalaciones de fabricación de vacunas que existen por todo el planeta y donde se están imbuyendo, o se han imbuido, los nanoides que se quieren introducir en la población con las vacunas en preparación.

Solicito y doy permiso permanente a mi Yo Superior para que inicie la serie de pulsos electromagnéticos con la potencia necesaria para destruir todos los nanoides a los que pueda acceder a través de las conexiones y filamentos que posee con el plano físico y todos sus subniveles del planeta, y que se siga ejecutando la desactivación y eliminación de aquellos que siguen presentes en mi avatar.

Solicito y doy permiso permanente a mi Yo Superior para que colabore con los grupos, fuerzas, jerarquías y seres que, bajo coordinación del logos planetario, trabajan por el bien mayor de la humanidad para inutilizar, desmontar y frenar esta manipulación de los avatares y de la psique humana, y que desactiven por completo la nanotecnología presente en los componentes que forman la vacuna que se está preparando contra esta “pandemia.”

Solicito a mi Yo Superior y doy permiso permanente para alterar el funcionamiento de las conexiones entre nanoides, causando disrupción en los elementos de emisión y recepción de instrucciones desde los sistemas tecnológicos instalados en los inconscientes colectivos y estructuras físico -energéticas, etéricas y mentales del planeta, para que no puedan recibir ningún tipo de parámetro, instrucción u orden que les permita funcionar o poner en marcha sus sistemas electrónicos y mecánicos internos.

Solicito a mi Yo Superior y doy permiso permanente para que alteren energéticamente la composición química de la llamada “Water for Injection”, inutilizando su pureza por recombinación de las mónadas que forman los elementos de Hidrógeno y Oxígeno presentes en ella y haciéndola inadecuada e imposible de ser usada para la producción de vacunas.

Solicito y doy permiso permanente a mi Yo Superior para que esta petición se extienda a todas las almas y supralmas de todos los seres humanos, para que la ejecuten sobre sus avatares y sistemas energéticos si así lo desean, aun cuando sus personalidades no hayan podido acceder al contenido de esta petición por desconocimiento o imposibilidad de comprensión del mismo.

Solicito que se codifiquen las peticiones anteriores como “petición 6”

Solicito que se ejecuten las peticiones de la 1 a la 6. Gracias.

Recordad que para que se ejecuten las peticiones 1 a 5, tenéis que haberlas codificado tal y como explicamos en este artículo y en los siguientes. Vamos a ver cómo reaccionan REC y SC a esto y que contraofensiva ponen en marcha.


librosCurso online de desprogramación mental, sanación energética y estructura de la realidad – nivel 1

Este curso te adentra en la estructura y componentes que forman nuestra psique: las esferas mentales, la esfera de consciencia, el cuerpo mental, el patrón conductual, el programa ego, los centros de control, etc. Un curso para sanar, desprogramar y comprender el funcionamiento de los potenciales internos que posee el ser humano y el funcionamiento de nuestra realidad.